Carlos Oporto. Foto: Mario Faustos (LÍDERES)

Carlos Oporto. Foto: Mario Faustos (LÍDERES)

Evelyn Tapia  (I) redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

Creador digital en cualquier tipo de escenario

26 de April de 2015 14:25

Carlos Oporto es director de la agencia de animación y soluciones digitales HoverBoard. Esta firma provee servicios a multinacionales y a las agencias de publicidad.

Cada vez que la cantante Madonna interpretaba la canción Lucky Star, durante su gira mundial Confessions Tour del 2006, una animación en 3D se proyectaba en las pantallas gigantes. Este fue un trabajo multimedia que estuvo en manos de un ecuatoriano.
La animación dura un par de minutos, pero realizarla le tomó un mes al guayaquileño Carlos Alberto Oporto, que la elaboró a sus 21 años cuando trabajaba para el estudio de animación Bot Studio.

“Fueron días completos de trabajo. La animación tenía que ir acorde con la música sincronizada y con el estilo de la canción. Cuando terminamos, tuvimos que mandarlo a ‘renderizar’ fuera, porque en Ecuador no se podía hacer en HD”, recuerda Oporto en su estudio que funciona en su casa en Samborondón (Guayas).

La oficina de HoverBoard Agencia Digital está llena de libros de ilustración, diseño y animación, figuras de anime y también hay espacio para un PlayStation. Ahí no hay horarios de entrada o salida. “Es una de las ventajas de no tener jefes”, cuenta este joven que además creó la comunidad de gamers en la web, JefeFinal.

Oporto tiene 30 años y es licenciado en Comunicación Visual y Multimedia de la Universidad Casa Grande. Aunque a los 18 tuvo su primer trabajo remunerado en animación, desde que era niño tenía fascinación por los efectos especiales y el mundo multimedia.

Se confiesa fanático de la saga cinematográfica ‘Volver al Futuro’. Por eso, antes de contar cómo terminó trabajando en animaciones para agencias publicitarias como Maruri, Garwich BBDO, McCann y con empresas como Cervecería Nacional, Kimberly Clark y Vip Services (representante de Discovery Channel en Ecuador), rememora sus primeros pasos creativos inspirados en la cinta.

Con sus amigos, Oporto solía hacer películas con efectos caseros. “Las editábamos con dos VHS”, dice nostálgico y añade que el nombre de su agencia, HoverBoard, hace referencia a la patineta voladora de la película protagonizada por Michael J. Fox.

Con esa afición desde la infancia, durante su adolescencia Oporto quiso ser autodidacta y les pidió a sus padres un libro que solo se vendía en inglés, para aprender a realizar modelos y animaciones y lo ‘devoró’.

Pero no satisfecho con eso y en busca de perfeccionamiento tomó algunos cursos en el Instituto Gráfico de Artes Digitales (IGAD) y con esos conocimientos, comenzó a trabajar en sus primeros proyectos de animación con empresas como Unilever. Aunque no se quedó quieto y obtuvo su título universitario con lo que pudo complementar sus conocimientos en temas comunicacionales y de publicidad.

Enrique Rojas, decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad Casa Grande, dice que Oporto se destacó por la calidad de su trabajo y su capacidad de acoplarse a un equipo.

Eso le permitió ser seleccionado para ser parte de los grupos que representaron a la universidad, en el festival publicitario Cóndor de Oro Estudiantil. Este es organizado por la Asociación Ecuatoriana de Agencias de Publicidad. “En las tres ocasiones en las que participó, la universidad ganó el festival”, cuenta Rojas.

Por esa capacidad de trabajo en equipo, Oporto participó como mentor en el Start Up Weekend Woman que se realizó en marzo. “Fue una experiencia interesante, de aprendizaje y de compartir los conocimientos con la comunidad. Aún hace falta que en estos emprendimientos se busque mecanismos para que las ideas se vuelvan realidad”, comenta.

Aunque le apasiona su trabajo y no se imagina en otra cosa, este creativo asevera que en el mercado todavía hay varias barreras para emprendedores como él.

Él cita como ejemplo que las empresas grandes no se arriesgan a trabajar directamente con los estudios de animación, sino que contratan agencias de publicidad como intermediarias.
Una de las compañías con las que ha podido trabajar directamente, desde hace varios años, es Advertencia Creativa, para la que ha producido animaciones para desfiles de moda. “No es el único en el mercado, pero conocemos su seriedad y calidad y no hemos querido cambiar”, comenta María del Carmen Matamoros, directora de esa empresa.

Carlos Parra, director creativo de la agencia McCann para la que Oporto también ha provisto sus servicios, cuenta que “en animación 3D es difícil encontrar trabajos con alta calidad y cuidado en los detalles”. Por eso, el ejecutivo destaca que el trabajo que ofrece HoverBoard es “uno de los pocos que brillan por su buena estética y buen gusto en el país”.

Su perfil en breve
En lo laboral. Antes de iniciar su propia agencia trabajó como ilustrador en Norfac y posproductor en Vida Inteligente Films.

En la Web. Es fanático de la tecnología. Creó el sitio web JefeFinal, que es una comunidad de gamers y el blog Emprendebits con consejos para emprendedores.

Mentoría. En dos ocasiones ha participado en el Start up Weekend.