placeholder
Carlos Zaldumbide El director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Quito habla sobre el momento económico del país, así como los programas de capacitación que tiene el gremio con sus afiliados. Habla también sobre la generación de empleo y la competitivi

Carlos Zaldumbide es el director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Quito. Foto: Galo Paguay/ LÍDERES

Carlos Zaldumbide: 'Esperamos un modelo más amigable'

24 de abril de 2017 12:40


Carlos Zaldumbide, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Quito, habla sobre el momento económico del país, así como los programas de capacitación que tiene el gremio con sus afiliados. Habla también sobre la generación de empleo y la competitividad. 

¿Cómo miran desde la Cámara de Comercio de Quito la situación económica que va a enfrentar el nuevo gobierno?
Como Cámara de Comercio de Quito (CCQ) creemos que el ambiente económico y socio político va a ser complicado. Puntualmente en lo económico creemos que va a seguir la tendencia de endeudamiento masivo para soportar la recesión. Pensamos que el modelo debe tener en cuenta a la empresa privada, porque si no se le da la importancia que se merece va a ser muy complicado salir de este momento económico.

Cacao, café y otras materias primas sienten una importante caída de precios. ¿Qué sensación advierten ustedes en los diferentes sectores productivos ante la situación económica y la llegada del próximo gobierno?
En términos generales, en productos de exportación como el cacao se nota que los mercados presionan para que los precios bajen porque aparecen otros actores a escala internacional que cubren la demanda de ciertos mercados. Lamentablemente en los últimos años, con tanto cambio impositivo y con cambios de reglas constantes, producir en el país se volvió costoso. Por lo tanto, vemos una producción más cara y un mercado que presiona los precios hacia abajo. La situación es compleja, por eso digo que necesitamos un cambio de modelo, un modelo que sea más amigable con el empresario.

Los gremios productivos coinciden en que la incertidumbre se extendería hasta que el nuevo gobierno entre en funciones. ¿Qué se podría esperar para el segundo semestre del año?
La situación económica del país puede estar tan complicada que no sé si esto dependa de tres o seis meses. Creo que puede depender de un período mucho más largo, que inclusive ni siquiera le alcance al próximo presidente para poner en orden todas las cosas que, según mi criterio como empresario, se tienen que hacer. Esto va a tomar un buen tiempo. Y tal como está armado el aparato estatal en la actualidad es complicado hacer los cambios que son necesarios. Por eso como Cámara estamos acercándonos más al socio para darle herramientas, certificaciones y capacitaciones para que puedan, en un ambiente de crisis, encontrar una salida adecuada para mantener sus negocios.

¿Qué capacitaciones se ofrecen y cómo responden los socios de la CCQ?
El ecuatoriano tiene en su ADN ser emprendedor y eso hay que maximizarlo. Por eso estamos preparando una certificación en emprendimiento, desde mayo, porque a las pymes les queremos ver crecer. La respuesta de los afiliados es bastante positiva; hemos tendido a manejar otro tipo de servicios, pero al acercarnos al afiliado y darle una red de negocios que le beneficie, el socio agradece y reacciona de manera inmediata. Esto hace crecer los negocios.

¿Cuántos socios tiene la CCQ en la actualidad?

Son más de seis mil socios activos y tratamos de que los inactivos vuelvan a la Cámara. Entre los activos están personas naturales, pequeñas y medianas empresas, firmas grandes, bancos. Esperamos tener una nueva etapa, con una posición de servicio al socio.
¿Cómo se expresan los afiliados en medio de la complicada situación económica?
Con esta apertura de puertas tratamos de enviar un mensaje de apoyo a todos los afiliados. A diario recibimos a socios y nos expresan la necesidad específica de encontrar redes de negocios y allí nos estamos enfocando en este momento.

¿Qué la hace falta a la economía ecuatoriana?

Se tiene que hacer un ajuste en el tema excesivo de impuestos que tienen los empresarios, es una carga impositiva importante. Por eso el país es bastante caro. Uno ve los datos y se encuentra una inflación muy baja, pero eso no es necesariamente bueno. Significa que, tal vez, la economía no se está moviendo y que ciertas empresas tienen que rebajar los precios de productos, sacrificando el margen de ganancia, para vender algo, porque no se está vendiendo como ellas quisieran. Muchos empresarios y emprendedores esperan el desenlace del momento político para ver qué hacer, si siguen invirtiendo, si siguen en el país o si se van. Con esto se tomarán en cuenta factores que afectan a los negocios.

La generación de empleo es otra preocupación e los sectores productivos.

Nosotros estamos tratando de capacitar a nuestros socios para que manejen su economía en momentos críticos. El recorte de empleo, que es una acción que se toma con frecuencia, no es la solución. Hay que buscar eficiencia, pero eso no significa bajar costos reduciendo una cierta cantidad de trabajadores.

El tema de la competitividad también se debate con frecuencia, pero no termina de ser sostenido...
Nos hemos reunido con entidades como Pro Ecuador, el Ministerio de Comercio Exterior, el Ministerio Coordinador de la Producción. Les hemos preguntado cómo se pretende tener empresas competitivas si, por ejemplo, se elevan las tarifas eléctricas. El empresario ecuatoriano busca ser eficiente para competir en los mercados internacionales, pero el Gobierno pone un tema impositivo que elimina las eficiencias Ser competitivo, con tanta carga impositiva, es imposible.

¿Y qué han dicho los voceros de esas entidades con las que han hablado?

Es difícil conseguir una respuesta positiva, casi no dicen nada. Una empresa, por ejemplo, presentó una propuesta de uso de energías renovables ante el incremento de las tarifas eléctricas. Pero no existe una respuesta concreta y tampoco nos explican porqué suben las tarifas. En temas de exportaciones existe apoyo del Ministerio de Comercio Exterior, pero no hay apoyo para encontrar financiamiento. Ni hablar del pago de ‘draw back’, que sí es una buena alternativa para hacer más competitivo a un país. Ese tema está pendiente de resolver.

Hoja de vida

Formación. Cursa un MBA Ejecutivo en Incae. Tiene una licenciatura en Administración de Empresas Turísticas de la Universidad Internacional SEK.
Experiencia. Fue gerente general de la empresa Provefrut. También se desempeñó en otras empresas.
En gremios. En su trayectoria ha sido representante ante la Cámara de Industriales de Cotopaxi; miembro del Directorio de la Federación Ecuatoriana de Exportadores; miembro del Directorio de la Cámara de Comercio Ecuatoriano Alemana.
El cargo actual. Desde marzo de este año se desempeña como director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Quito. Su tarea se enfoca en la capacitación.