placeholder
El vocero comunitario de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, dijo que espera que las autoridades alemanas investiguen este nuevo escándalo para su sector automotriz. Foto: Web European Commission

El vocero comunitario de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, dijo que espera que las autoridades alemanas investiguen este nuevo escándalo para su sector automotriz. Foto: Web European Commission

La CE urge a Alemania a actuar tras el uso de monos en pruebas de Volkswagen

30 de enero de 2018 08:24

La Comisión Europea (CE) instó este martes, 30 de enero del 2018, a las autoridades alemanas a emprender acciones "urgentes" tras conocerse que el fabricante de coches germano Volkswagen sometió a monos a emisiones de vehículos diésel para demostrar que estas no eran tan nocivas para la salud.

"Estamos impactados por la noticia como todo el mundo. Tomamos nota del objetivo de las autoridades alemanas de investigar el asunto y esperamos que lo hagan", dijo el portavoz del Ejecutivo comunitario Margaritis Schinas en la rueda de prensa diaria de la institución.

El portavoz indicó que depende de las autoridades nacionales abordar los problemas identificados y subrayó que "el tipo de problemas requiere acciones urgentes" por parte de las mismas.

Según publicaron este lunes (29 de enero del 2018) medios alemanes, la Asociación Europea de Estudios sobre la Salud y el Medio Ambiente en el Transporte (EUGT), un instituto financiado por Volkswagen, BMW y Daimler (fabricante de Mercedes-Benz) sometió a grupos de humanos y macacos a las emisiones de motores diésel.

Los medios revelaron que en 2013 el EUGT encargó una investigación en que se hizo inhalar gases a monos y a seres humanos con el presunto propósito de determinar los efectos que tiene el dióxido de nitrógeno (NO2) sobre el sistema respiratorio y sobre la circulación sanguínea.

Los experimentos se realizaron en 2015 y, según varios medios germanos, entre ellos el "Stuttgarter Zeitung" y el "S ddeutsche Zeitung", también se realizaron pruebas con personas.
El apoderado general de Volkswagen, Thomas Steg, dijo hoy en una entrevista con el diario "Bild Zeitung" que estos experimentos "no deberían haberse producido" y reconoció que fue informado de que el EUGT pretendía hacer pruebas también con humanos.

Steg afirmó que se negó a ello y que, después de este rechazo, en 2013 se autorizaron los test con monos.