Ensambladora

En la fábrica de Motsur en Cuenca se elaboran dispositivos inteligentes de la firma Alcatel. Se elaboran de esta marca cerca de 50 000 dispositivos semanales. Foto: Xavier Caivinagua/ LÍDERES

Pamela García G. (I) 
[email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 6
No 2

950 000 celulares se ensamblan en las empresas del país

8 de marzo de 2015 15:57

La firma del acuerdo para la concesión del espectro 4G, para las operadoras privadas Claro y Movistar, abre nuevas oportunidades para las ensambladoras de teléfonos inteligentes en Ecuador.

Actualmente, hay ocho empresas que ensamblan estos equipos en el país; tres de ellas empezaron a funcionar el año pasado: DDM en Quito; Goldentech, en Durán; y FactoryTech, en Guayaquil.

Según datos de GSMA Intelligence, una entidad internacional que analiza el mercado de la telefonía móvil, las ensambladoras en Ecuador produjeron 950 000 dispositivos en el 2014, que satisfacen el 50% de la demanda nacional. De esta cantidad, el 90% corresponde a teléfonos ‘no inteligentes’ y el 10% a ‘smartphones’.

Gabriel Garcés, gerente general de Desarrollo y Manufacturas Electrónicas Ecuatorianas (DME), explica que esta compañía produce teléfonos para utilizar esta banda (4G) de la marca Yeezz. Esta firma elaboró cerca de 10 000 unidades de su modelo Andy 3.5, un teléfono inteligente capaz de soportar esta conexión.

El ejecutivo comenta que la llegada del 4G es alentadora, sobre todo porque esta firma tiene la capacidad para abastecer equipos que se adaptan a esta tecnología. “Lo que esperamos es la confianza de las operadoras en el país, con nuestros productos. Un teléfono inteligente con tecnología 4G no difiere en nada de producir un teléfono inteligente 3G”.

Así también, para el 2020 la presencia de ‘smartphones’ en Ecuador alcanzará el 67% del mercado, según GSMA. Esta tendencia es similar en toda la región, lo que abre oportunidades para comenzar a exportar dispositivos.

Las proyecciones de esta entidad indican que las redes 4G cubrirán un 75% de la población en América Latina, por lo que la oportunidad para exportar teléfonos desde Ecuador es grande.

Factory Tech es una empresa guayaquileña ensambladora de dispositivos del consorcio chino ZTE. Desde hace un año, la firma exporta a Bolivia a través de la operadora Tigo y espera expandir su mercado hacia otros países de Latinoamérica.

Luis Zambrano, gerente general de Factory Tech, señala que la firma se encuentra fabricando dispositivos inteligentes como el V795 Kiss, Blade C2 Plus y el Blade L2. Los precios de estos dispositivos oscilan entre USD 147 y 330.

El siguiente reto para la industria es la importación de los componentes de los celulares.

Según la Resolución Nro. 14 263 del Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro), del costo de la importación del componente de USD 0 a 50,99, el 24% de un dispositivo deberá contener producción ecuatoriana. A partir de los USD 51, deberá ser del 13%.

Adicionalmente, una nota complementaria del Comité de Comercio Exterior (Comex), que exigía que todas las partes y piezas (como el conector de un móvil), lleguen separadas y sean soldadas en Ecuador, resultaba un reto casi imposible de cumplir.

Esta disposición se levantó la semana pasada, ya que técnicamente no era factible, puesto que muchas secciones deben ser integradas usando un robot. Garcés señala que esta eliminación del Comex abre la posibilidad de ensamblar modelos más avanzados.

Además, otras empresas como Audioelec que produce artefactos para marcas como Tecno, cuenta con una importación de al menos USD 40 millones en partes y piezas, como parte de esa cifra, componentes para celulares (CKD).

Esta empresa realizó una inversión de USD 5 millones en el 2014, para la adquisición de nueva maquinaria orientada a fabricar las tarjetas electrónicas o ‘mainboard’ de los equipos. Con esto espera aumentar el componente nacional en sus dispositivos en un 23%, según las previsiones de los ejecutivos de Audioelec.

Así también Alcatel, que en la actualidad produce entre 30 000 y 50 000 equipos semanales, realizó una inversión de USD 1 millón para ensamblar teléfonos LTE 4G en Cuenca, señaló Eric Icaza, representante legal de la firma.

Estos celulares extranjeros tienen un costo adicional del 35% por aranceles y fletes, lo que “genera que el producto nacional sea competitivos en el mercado con el dispositivo importado”, señala Icaza.

En abril se espera que el Gobierno y las operadoras inicien negociaciones para la ampliación del cupo de importaciones.