Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 23
No 1

El cereal ecuatoriano crece con sello propio

En el mercado de los cereales procesados que se comercializan en supermercados y autoservicios, las marcas de dos multinacionales son las líderes. Este segmento, que hasta el 2012 movía alrededor de USD 35 millones al año en ventas, tiene en las empresas Kellogg's y Nestlé a los pesos pesados de los cereales.

Solo Nestlé cuenta con ocho marcas: Chocapic, Trix, Nesquick, Milo, Fitness, Corn flakes, Estrellitas y Gold. Sebastián Mantilla, gerente de la unidad de Cereales de Nestlé, asegura que cada año aumentan la penetración y las ventas de cereales en el Ecuador, dado que existen varios formatos, precios y variedad.

En este escenario, las marcas ecuatorianas van encontrando espacio y compiten en perchas de cadenas como Supermaxi, Mi Comisariato, Santa María… Corporación Favorita, con sus locales de Supermaxi, Megamaxi y Akí, oferta siete marcas de cereales procesados: ­cinco son importadas y dos son ecuatorianas. Un vocero de la firma añade que el 80% de los cereales que la cadena comercializa se elabora con materias primas importadas y el 20% con nacionales. "La diferencia de precios oscila entre un 25% y 30%, entre los productos impor­tados y los nacionales".

Cereales Andinos es una de las empresas ecuatorianas que participa en este segmento. Su titular, Guillermo Tapia, sostiene que Kellogg's y Nestlé son las firmas líderes y cuentan con líneas de cereales infantiles y para adultos a base de maíz, trigo, arroz y avena, combinadas con miel, chocolate y vainilla. "Los cereales ecuatorianos se elaboran con quinua, amaranto, uvilla, maracuyá, lo cual es un elemento diferenciador".

Tapia agrega que la tendencia del mercado mundial está orientada al consumo de alimentos sanos, nutritivos, altos en fibra, bajos en grasas saturadas y en azucares. "Estas bondades están presentes en los cereales. Además, los ecuatorianos en estos últimos años han mejorado sus hábitos alimenticios".

La empresa Fundamyf también tiene un rol en este segmento. Sus cereales toman a la quinua orgánica como ingrediente principal, lo que le permite llegar a Canadá, Inglaterra y Francia, con la marca Randimpak. "El 75% de nuestra producción se exporta y el 25% se vende en el país", explica María Eugenia Lima, titular de Fundamyf.

Sobre la competencia con multinacionales, Lima señala que las empresas nacionales están en desventaja. "Las transnacionales hacen mucha publicidad, pero nos hemos dado a conocer y estamos compitiendo".

En cuanto al perfil del consumidor, los consultados coinciden en que la salud y la nutrición son factores determinantes en la decisión de compra.

Fundamyf detectó dos segmentos específicos: padres jóvenes de 25 a 30 años, que buscan productos nutritivos para sus hijos y personas mayores de 55 años, que cuidan su alimentación.

Por su parte, el representante de Cereales Andinos asegura que los productos elaborados con base en maíz y arroz con miel y chocolate son consumidos principalmente por los niños ecuatorianos en edad escolar.

A la hora de comprar

  • La decisión. Las amas de casa son quienes determinan la compra de estos productos, según Sebastián Mantilla, de la unidad de Cereales de Nestlé.
  • Los productos. A nivel urbano se consumen cereales procesados en forma de hojuelas, galletas, granola, barras energéticas, sopas instantáneas, pasta, etc. Los cereales crocantes a base de maíz, de arroz con miel y de chocolate son consumidos principalmente por los niños en edad escolar, según Guillermo Tapia.
  • Lo local. Las marcas nacionales cumplen normas internacionales y ofrecen productos de alta calidad y buen sabor. Hay una tendencia para invertir en recetas, recuperar conceptos ecuatorianos…