placeholder
Foto: Hannan MacKay / EFE Algunas de las marcas de cerveza que son parte de AB InBev, que desde ahora es la mayor empresa del sector a escala global.

Algunas de las marcas de cerveza que son parte de AB InBev, que desde ahora es la mayor empresa del sector a escala global. Foto: EFE

Agencia AFP
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 1

El coloso mundial de la cerveza tiene luz verde 

6 de octubre de 2016 09:52

Los accionistas de la cervecera belgobrasileña AB InBev y de la británica SABMiller aprobaron la semana pasada su fusión, alumbrando a un coloso mundial que reunirá a marcas como Corona, Budweiser o Foster’s.

La adquisición de la cervecera británica por AB InBev por 79 000 millones de libras (USD 104 000 millones) se convertirá en una de las cinco fusiones más importantes de la historia, que encabeza Vodafone con la compra del alemán Mannesmann en 2000 por USD 180 000 millones.

El nombre de la nueva empresa será AB InBev a secas, con lo que SABMiller pierde su nombre. Tras un año de negociaciones, la fusión se hará efectiva el próximo 10 de octubre y, al día siguiente, las acciones de la compañía cotizarán principalmente en la bolsa de Bruselas, con cotizaciones secundarias en Johannesburgo, lugar de origen de SABMiller, y en México.

“Nos congratula que el voto de nuestros accionistas nos permitirá superar una etapa más hacia la reagrupación de nuestras compañías, de nuestros equipos, de nuestro fuerte legado y de nuestra pasión por la elaboración de cerveza”, dijo en un comunicado el presidente ejecutivo de AB InBev, el brasileño Carlos Brito.

Aunque la cervecera belgobrasileña aceptó en el otoño de 2015 pagar 44 libras por acción de su rival, la devaluación de la divisa británica a consecuencia de la decisión de Reino Unido en junio de abandonar la UE le obligó a subir su propuesta a 45 libras.

Entre las dos empresas producen cerca de 60 000 millones de litros cada año, tres veces más que la tercera del sector, la holandesa Heineken, y venden una de cada tres cervezas en el mundo.

Además de las marcas citadas, la nueva empresa es propietaria de Coors, Skol, Antartica, Beck’s, Leffe, Hoegaarden, Quilmes, Victoria, Atlas, Arequipeña, Miller y muchas otras más. Para obtener el visto bueno de varias autoridades de regulación, AB InBev se comprometió no obstante a ceder marcas de su adquisición británica como Peroni y Grolsch a la cervecera japonesa Asahi.

La futura sede del coloso cervecero mundial se hallará en Lovaina y la oficina de “administración funcional” de la compañía se instalará en Nueva York.