Soledad Barrera es la Presidenta de la Corporación Financiera Nacional. Foto: Julio Estrella/ LÍDERES.

Soledad Barrera es la Presidenta de la Corporación Financiera Nacional. Foto: Julio Estrella/ LÍDERES.

Redacción Quito
[email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

La CFN se ajusta a la realidad financiera

27 de septiembre de 2015 14:42

Soledad Barrera, Presidenta de la Corporación Financiera Nacional, analiza la coyuntura económica y el efecto en el financiamiento que entrega esta entidad pública. También ofrece detalles de los productos presentados para facilitar las actividades productivas.

La Corporación Financiera Nacional tiene nuevos productos como el CFN Construye o el Factoring Electrónico. ¿Cuál es la estrategia detrás de estos productos?
Son dos productos que cubren segmentos y necesidades distintas. Siempre hemos estado alineados con el apoyo al sector privado y productivo. Ya habíamos incursionado en el financiamiento de vivienda de todo tipo y valor, y de apoyo a urbanizaciones; además, los constructores nos contaron los cuellos de botella para incursionar en lo que es vivienda social y vimos que había un segmento para atender. No queríamos entrar, porque no queremos competir ni ganarle mercado a la banca privada, pero vimos un segmento en viviendas entre los 40 000 y 70 000 dólares. Entonces se articuló el programa y se lanzó en abril. Financiamos al constructor, les damos una línea de crédito que se revisa cada año. Notamos que uno de los problemas es que no hay mucho crédito en general y también las garantías dificultaban el acceso a recursos.

¿Cómo está evolucionando este producto?
Muy bien. Teníamos la previsión de financiar unas 2 250 viviendas y creemos que vamos a superar esa meta. Tenemos proyectos y promotores inmobiliarios interesados.

¿Cuántos constructores están participando?
El grupo no es muy grande, pero son personas especializadas. Los acabados, por ejemplo, representan un costo que se multiplica por miles de casas y un error menor puede ser representativo. Por eso trabajamos con gente de experiencia. Nos hemos reunido con asociaciones de promotores inmobiliarios y antes de lanzar el producto nos dieron retroalimentación. Si vemos que hay algo que afecte al mercado estaremos prestos a hacer los ajustes necesarios. Tenemos constructores en Quito, Guayaquil, Los Ríos. Tratamos de cubrir las áreas con mayor brecha de vivienda social.

¿Qué presupuesto tiene el programa CFN Construye?
Es un presupuesto estimado de 200 millones, para el producto en general en los próximos dos años. Hasta fin de año, en aprobaciones estarían unos 70 millones que se aprobarían y listos, en ejecución.

¿Y el resto?
Seguimos utilizándolo. La planificación es anual y en el 2016 y el 2017 seguirá el producto.

¿Ustedes han sentido el freno que afecta este año al sector de la construcción?
No. Nos han manifestado inquietud y que están revisando proyectos, pero no han desistido porque el programa está bien articulado, con apoyo del Bies y un incentivo a la banca privada que también ha entrado en el financiamiento a los constructores de vivienda.

¿Cómo evoluciona el año para la CFN con un freno en la economía reconocido por las principales autoridades?
Estos temas de coyuntura afectan definitivamente. El Presidente de la República ha explicado varias veces que hay menos recursos ingresando al país. Pero yo siempre creo que en momentos de dificultades la gente crece y tiene que ser más creativa. Esto no quiere decir que nos abstraigamos de la realidad. Todos estamos llamados a meter el hombro y no podemos alegrarnos de que le vaya mal al Gobierno. Me congratulo por tener empresarios que siguen apostando en la construcción. Sí hay menor acceso a fuentes de financiamiento, pero la CFN sigue trabajando, ningún proyecto de CFN Construye esta detenido, pero sí hemos recortados recursos en sectores que estimamos no prioritarios.

¿Por ejemplo?
El programa de financiamiento bursátil se redujo de manera importante, para privilegiar a sectores que tampoco tienen acceso a banca privada. Otro tema es las líneas de redescuento a la banca privada, allí se privilegian inversiones que no son de un volumen muy importante y que sí ayudan en capital de trabajo. Además, hemos desincentivado grandes operaciones a largo plazo. Allí aparece el producto de factoring electrónico, que se enfoca en el capital de trabajo.

¿Cómo funciona este nuevo producto de la Corporación?
Tomamos al empresario con su negocio como ancla. La CFN califica a la empresa ancla y le da la posibilidad de tener una línea de crédito. En una plataforma tecnológica se registra la empresa y esta ingresa el valor de cada factura que podrá ser descontada por el proveedor. Luego de una revisión de documentos y tras ser aprobado, en un plazo de 72 horas el dinero se deposita a los proveedores.

¿Si una empresa aplica es porque no tiene liquidez?

No necesariamente. Hay que saber manejar la liquidez y con este producto las empresas tienen la posibilidad de familiarizarse con el sistema financiero, de gestionar mejor sus recursos y saber que pueden acceder a liquidez sin endeudarse. Es un producto que sirve para cualquier momento y en esta circunstancia es muy probable que sirve más.

Usted dice en esta circunstancia. ¿Se refiere al momento económico del país?

Al momento económico en el sentido en que nos han comentado que no hay acceso a las fuentes de financiamiento.

¿Cómo avanza este año la colocación de créditos para el sector productivo?
Hasta julio se ha mantenido las previsiones iniciales. Estamos haciendo una revisión para saber si mantenemos las previsiones. Hasta agosto se desembolsaron 272 millones de dólares. Este año la meta era colocar 725 millones y ahora estamos revisando las metas. Creo que estaríamos por debajo de lo previsto.

¿Qué previsiones tiene la Corporación Financiera Nacional para el próximo año?
Vamos a seguir con vivienda. Un producto nuevo no habrá. Con los que tiene la CFN puede atender todo el sector productivo en diferentes demandas y necesidades. Somos sólidos y solventes. Los resultados de este año están sobre la meta, la utilidad neta está por encima de lo planificado.

Hoja de vida

Trayectoria. Su experiencia está enfocada en la banca de desarrollo internacional y nacional. Durante los últimos 20 años de su carrera profesional ha estado vinculada a la Corporación Andina de Fomento (CAF), Banco del Estado y Banco Ecuatoriano de la Vivienda (BEV).

A escala regional. Fue miembro del Consejo Directivo de la Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras de Desarrollo (Alide), organización conformada por más de 80 instituciones dedicadas al desarrollo latinoamericano.

Su cargo actual. Hoy es representante del Presidente de la República ante el Directorio de la Corporación Financiera Nacional (CFN) y como tal es Presidenta de la institución.