placeholder
Agencia EFE
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Charter se fusiona con TWC para crear el segundo grupo de cable de EE.UU.

26 de mayo de 2015 16:15

Charter Communications anunció este martes (26 de mayo) un acuerdo para comprar Time Warner Cable (TWC) por USD 78 700 millones, en una operación que de confirmarse dará como resultado a la segunda distribuidora de televisión por cable de Estados Unidos.

Las dos compañías anunciaron que ya han entrado a un "acuerdo definitivo" de fusión para crear un nuevo grupo, que se llamará New Charter y que incluirá los activos de una tercera empresa adquirida por Charter, Bright House Networks.

Según los términos financieros de la operación, Charter pagará USD 55 000 millones en efectivo y acciones, a razón de USD 100,54 de sus títulos por cada acción de TWC, además de asumir su deuda por valor de USD 23 700 millones.

La propuesta de fusión, que ya había sido anticipada el lunes por medios estadounidenses, valora en USD 195,71 cada acción de TWC, lo que supone una prima del 14% con respecto al precio del cierre de sus títulos el pasado 20 de mayo.

Charter anunció también que ha modificado los términos legales de la compra de otro operador menor de cable, Bright House Networks, en una operación por valor de USD 10 400 millones que ya fue anticipada el pasado 31 de marzo.

Una vez que reciba el visto bueno de los reguladores, New Charter se convertirá en el segundo proveedor de cable de Estados Unidos, con 23,9 millones de clientes y presencia en 41 estados, solo por detrás del grupo Comcast, que tiene 27 millones de abonados.

El presidente de Charter, Tom Rutledge, aseguró en un comunicado que tanto esa compañía como Time Warner Cable y Bright House Networks han sido los "innovadores" de los distintos servicios que se ofrecen por cable.

Por su parte, el presidente de Time Warner Cable, Robert D. Marcus, dijo que la fusión permite unir "tres grandes compañías que comparten una filosofía común de potentes operaciones". La empresa que surja de la fusión estará encabezada por Rutledge.

Charter es una subsidiaria de la corporación Liberty Broadband, presidida por el magnate del sector de las comunicaciones John C. Malone, que respalda totalmente la operación. El acuerdo llega en un momento grandes cambios en la forma de ver contenidos audiovisuales, ya que la televisión tradicional cayó en diciembre un 4% y el consumo de televisión en "streaming" se disparó un 60%, según la empresa de medición de audiencias Nielsen.

Los analistas coincidieron hoy en destacar que este anuncio pone en evidencia la necesidad de las distribuidoras de cable y los proveedores de banda ancha de unir fuerzas en un sector en constante transformación, según destacó The New York Times.

Y es que los estadounidenses prefieren cada vez más ver programas de televisión y películas a través de internet haciendo uso de los servicios de 'streaming' y vídeo bajo demanda que ofrecen empresas como Netflix o Hulu.

Tras anunciarse el acuerdo, el presidente de Time Warner Cable destacó en una conferencia telefónica con analistas e inversores que la operación es "muy diferente" a la propuesta de fusión que hizo Charter hace un año, y que fue rechazada entonces por la empresa.

El anuncio se conoce un mes después de que el grupo Comcast descartara la compra de Time Warner Cable, a raíz de las dudas planteadas por los reguladores por los riesgos que representaba para la libre competencia en el sector.

Esa operación que quedó frustrada fue valorada en USD 45 200 millones y de haberse completado, Comcast habría controlado el 30% de la televisión de pago en el país y entre el 35 y el 50% del servicio de internet de banda ancha.

"Este acuerdo anunciado hoy tiene todo el sentido del mundo y por eso quiero felicitar a todas las partes implicadas", dijo en un escueto comunicado el presidente y consejero delegado de Comcast, Brian Roberts.

Ambas compañías dijeron este martes  que esperan que la fusión se termine de completar a finales de año una vez que sea aprobada por las juntas de accionistas de ambas firmas, aunque previamente será analizada minuciosamente por los reguladores del sector.

"La Comisión Federal de Comunicaciones revisa cada fusión por sus propios méritos y determina si es bueno para el interés del público. Veremos cómo se benefician los consumidores si se aprueba este acuerdo", dijo el organismo regulador en un comunicado.

Tras anunciarse el acuerdo de fusión, las acciones de Charter Communication retrocedían un 1,37% en el mercado Nasdaq hacia la mitad de la sesión bursátil, mientras que las de Time Warner Cable subían un 3,97% en la Bolsa de Nueva York (NYSE).