placeholder
Andrés Rebolledo

Andrés Rebolledo, viceministro de Comercio de Chile. Foto: Alfredo Lagla / Líderes

Chile califica de "útil" y "positiva" reunión en Ecuador sobre salvaguardia

20 de marzo de 2015 19:09

Como "útil" y "positiva" calificó el viceministro de Comercio de Chile, Andrés Rebolledo, a la reunión que mantuvo ayer, 19 de marzo, en Quito con autoridades comerciales de Ecuador, para tratar sobre la salvaguardia arancelaria aplicada por el Gobierno ecuatoriano desde el pasado 11 de marzo.

Ecuador fijó una salvaguardia o sobretasa arancelaria de entre el 5 y el 45% a un tercio de sus importaciones, sobre todo a bienes de consumo, por un plazo de quince meses, para proteger su economía afectada por la brusca caída del precio del petróleo y la apreciación del dólar, moneda que el país adoptó desde el año 2000.

Rebolledo, que es jefe de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon) de Chile, explicó que esa medida afecta a importantes sectores exportadores de su país, pero remarcó la apertura de las autoridades ecuatorianas para conocer y evaluar esa situación.

En la reunión participaron el ministro de Comercio Exterior de Ecuador, Diego Aulestia, el de Industrias, Ramiro González, junto a sus equipos de trabajo, y la delegación chilena encabezada por Rebolledo, e integrada por otras autoridades y representantes de algunos gremios exportadores de Chile.

"Fue una reunión útil, una reunión en la que pudimos compartir con el ministro de Comercio y el de Industrias (ecuatorianos) sobre el impacto de estas medidas en las exportaciones de Chile", sostuvo el viceministro en una entrevista con Efe.

Rebolledo dijo entender la necesidad de Ecuador para aplicar la salvaguardia por el gran problema que afronta su balanza de pagos por el entorno económico internacional difícil.

"Están en su derecho de aplicarla, existe normativa internacional que contempla la posibilidad de aplicar este tipo de medidas cuando los países tienen problemas de balanza de pagos, para lo cual es necesario cumplir ciertos requisitos contemplados tanto en nuestro acuerdo bilateral como en la OMC", recordó.

Sin embargo, aseguró que para Chile la medida "tiene un impacto importante. Vendemos poco más de 500 millones de dólares (...) y el impacto es sobre 300 millones, aproximadamente un 60 por ciento del comercio de Chile" con Ecuador, explicó.

"La mitad de estos 300 millones son productos que tienen un arancel del 45 por ciento, por lo tanto están en la tasa más alta" establecida por Ecuador en la medida de salvaguardia, añadió.

Según Rebolledo, los sectores exportadores chilenos más afectados son los relacionados con alimentos en general, frutas frescas, preparaciones alimenticias, madera y algunos plásticos, entre otros.

El impacto de la medida es importante y "de hecho, en Chile ya hay operadores comerciales que están evaluando los flujos" con Ecuador, pues se preguntan "qué tan competitivos o no pueden llegar a ser con una tasa tan alta" del 45 por ciento.

"Todas estas ideas que se las transmitimos hoy" a las autoridades ecuatorianas "las vamos a poner por escrito y vamos a hacer una serie de propuestas específicas de manera de tratar de buscar alternativas que puedan eventualmente salvaguardar los flujos de comercio", añadió el viceministro chileno.

Dicha propuesta, agregó, se la presentará al Gobierno de Ecuador la próxima semana y dijo que luego se evaluará la posibilidad de mantener una reunión más técnica para "ver si es posible avanzar en un tipo de medidas que resguarden los flujos comerciales".

"Estamos satisfechos y creemos que la reunión fue positiva porque se abrió un canal de diálogo con el Gobierno ecuatoriano, escucharon nuestros argumentos, los impactos en cifras, y se abrieron a una discusión en los próximos días", remarcó Rebolledo.

Las exportaciones de Chile a Ecuador ascienden a unos 500 millones de dólares al año, mientras que las importaciones de productos ecuatorianos llegan a 2 400 millones.

Sobre esas cifras, el viceministro chileno dijo que su país supone para Ecuador una "fuente de superávit" y que, por lo tanto, en el tema de balanza de pagos es "un aporte" para los ecuatorianos.

Rebolledo expresó, finalmente, su esperanza de que en los quince meses de aplicación de la salvaguardia ecuatoriana "la situación macroeconómica internacional también ayude a tener más holgura para ir resolviendo este tema".