placeholder
El primer ministro chino, Li Keqiang, realizó una gira por Latinoamérica. La visita incluyó Brasil, Colombia, Perú y Chile. En la foto el primer ministro junto a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, y la secretaria ejecutiva de la Cepla, Alicia Barc

El primer ministro chino, Li Keqiang (c), realizó una gira por Latinoamérica. La visita incluyó Brasil, Colombia, Perú y Chile. En la foto el Primer Ministro junto a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet (d), y la secretaria ejecutiva de la Cepla, Alicia Barcena (i). Foto: AFP 

China y América Latina, una relación jugosa pero desigual

26 de mayo de 2015 10:06

La visita del primer ministro chino a América Latina, que termina este martes (26 de mayo) en Chile, permitió afirmar una relación jugosa para la economía de esta región en desaceleración, pero que sigue siendo desigual.

El viaje de Li Keqiang fue fructífero sobre todo para Brasil, con el que selló acuerdos de inversión y cooperación por USD 53 000 millones, fundamentalmente en infraestructura. Además de Chile, donde anunció la instalación del primer banco de liquidación en yuan de Sudamérica, Li también visitó Colombia y Perú.

En julio de 2014 fue el presidente chino el que recorrió Brasil, Argentina, Venezuela y Cuba, ilustrando el papel del gigante asiático como principal socio comercial de la región. "Xi Jinping fue muy claro sobre esto en los últimos meses: que China contribuirá con mucho más a la región, traerá miles de millones más en los próximos años, pese a la desaceleración del crecimiento en los dos lados del Pacífico", señaló a la AFP Margaret Myers, directora del programa China y América Latina del centro de estudios Diálogo Interamericano de Washington.

Según el balance realizado a fines de 2014 por este centro y la universidad de Boston, China otorgó desde 2005 más de USD 119 000 millones en préstamos a países o empresas de Latinoamérica, de los cuales 22 100 millones en 2014. El primer beneficiario fue Venezuela, que recibió USD 56 300 millones, seguido de Brasil (USD 22 000 millones) y Argentina (USD 19 000 millones).

¿Cuál es el interés de la región para China?

Que es una fuente casi inagotable de materias primas y recursos naturales. Al mismo tiempo, América Latina importa productos manufacturados chinos. Y aunque la relación "sigue siendo desequilibrada", según Myers "hay una pequeña diversificación". "Lo vemos un poco más en la exportación de bienes con valor agregado a China; por ejemplo, vemos mucho vino chileno exportado, café procesado, chocolate, muchos bienes agrícolas con valor agregado, algunos servicios también", indicó.

Pero esto todavía es insuficiente, lamentó la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), Alicia Bárcena. "Tan solo cinco productos, todos primarios, representaron 75% del valor de los envíos regionales a China en 2013. La inversión china en la región refuerza este patrón, ya que entre 2010 y 2013 casi 90% de ella se dirigió a actividades extractivas, particularmente minería e hidrocarburos", subrayó en una columna en el diario El País de Madrid.  

'Malestar'

Con la caída de los precios de las materias primas el desequilibrio de la relación se profundizó: desestabilizada, el crecimiento de la región frenó brutalmente. Pero en un momento en el que la economía china también se desacelera, la relación entre los dos socios se profundiza y amplía", aseguró Joao Augusto de Castro Neves, director de América Latina del gabinete de asesores Eurasia Group.

"Del lado chino, el entorno de menor crecimiento económico vuelve su economía menos dependiente de los recursos naturales, sus prioridades están cambiando, de facilitar la importación de commodities a facilitar la exportación de sus capacidades industriales", explicó. Eso explica su interés en los proyectos de infraestructura en Latinoamérica, añadió.

Entre los acuerdos firmados en los últimos días entre Pekín y Brasilia el más ambicioso es la construcción de un corredor ferroviario y marítimo para unir Brasil con Perú, de forma de enviar a menor costo, a través del océano Pacífico, el mineral de hierro y la soja hacia China.

"Esta nueva estrategia china converge con esta urgencia de los países latinoamericanos por buscar nuevas inversiones y nuevas fuentes de financiamiento", estimó De Castro Neves. Pero antes de profundizar la relación "habrá obstáculos", advirtió, recordando "los antecedentes chinos en Africa, por ejemplo, de que tienden a imponer algunas condiciones poco realistas en materia de trabajo y medio ambiente".

En Latinoamérica, "en la medida en que esa presencia china empieza a hacerse más evidente comienza a sentirse también algún tipo de malestar", observó Carlos Malamud, especialista en la región del instituto Real Elcano de Madrid.

En Nicaragua, defensores del medio ambiente y comunidades locales luchan desde hace meses contra el proyecto del canal interoceánico de Hong Kong Nicaragua Canal Development (HKND). En el sur de Perú, un obrero murió el lunes (25 de mayo) en enfrentamientos entre policía y manifestantes que denunciaban despidos "arbitrarios" en una mina de la china Shougang.

Según un estudio de universidades en Argentina, en Perú y Estados Unidos "el comercio y las inversiones chinas en América Latina desde el inicio del siglo XXI fueron un factor importante de degradación ambiental en la región y también una fuente de conflictos sociales significativos".

"La relación con China es evidentemente beneficiosa para América Latina pero los latinoamericanos deben ser más cuidadosos a la hora de negociar esta relación", estima Malamud, que les recomienda aliarse para tener más peso.