placeholder
En la planta de Gustaff, ubicada en la vía a Daule, se producen al año unas 960 000 toneladas de diferentes productos de chocolate. Fotos: Mario Faustos/LÍDERES.

En la planta de Gustaff, ubicada en la vía a Daule, se producen al año unas 960 000 toneladas de diferentes productos de chocolate. Fotos: Mario Faustos/LÍDERES.

Su chocolate está en las recetas de la industria nacional

12 de abril de 2015 15:00

La empresa de chocolates de Gustavo Argüello comenzó, como otros negocios exitosos que han hecho historia, en un garaje.

Así como en los setenta Steve Jobs fundó Apple en la casa de sus padres, Argüello comenzó en el garaje de la vivienda de su padre, en 1998, un negocio de producción de chocolate que el año pasado facturó USD 3 millones.

Desde el 2002, Gustaff, opera en el km 7,5 de la vía a Daule (Guayaquil), en donde se elaboran cada mes unas 80 toneladas de productos con cacao fino ecuatoriano. Para arrancar las operaciones en este sitio, la inversión inicial fue de USD 40 000 y dentro de un año, se espera que comience a operar la nueva planta en el sector industrial de Durán, en un terreno de una hectárea.

Argüello cuenta que el chocolate ya formaba parte de su vida tiempo antes de aventurarse a emprender; desde 1981 trabajó en Chocolates Noboa, en donde comenzó como supervisor de operaciones y terminó -en 1996- ejerciendo de gerente. El nombre de su empresa, de hecho, se debe a que en Chocolates Noboa todos lo conocían como 'Gustaff'.

“Con ellos aprendí mucho, todo lo que tiene que ver con la elaboración de chocolate de calidad, tuve capacitaciones en Italia y Alemania”, cuenta este empresario.

El negocio comenzó sus operaciones principalmente con productos para la línea pastelera y heladera. Uno de sus primeros clientes, recuerda, fue Helados Pingüino, que en ese entonces pertenecía a Gino Kronfle.

“Les vendía la cobertura líquida de chocolate lista para que la usen. En ese tiempo en el mercado no se vendía la cobertura así, solo se vendía en bloque y luego tenían que picarla para usarla en los helados”, recuerda Argüello.

En la planta de Gustaff, ubicada en la vía a Daule, se producen al año unas 960 000 toneladas de diferentes productos de chocolate. Fotos: Mario Faustos/LÍDERES.

Martha Mora, propietaria de EcuaCoffe, proveedora de semieleborados de cacao, destaca que el éxito de Gustaff está afianzado en que la empresa no escatima en invertir en materia prima de alta calidad.“Ofrecen un producto de calidad y estamos satisfechos de ser parte de ese aporte con nuestra materia prima”.

La línea industrial de Gustaff ofrece productos como polvo de cacao, coberturas, pastas y bloques de chocolate, entre otros, a empresas de la industria alimenticia ecuatoriana como Dolce Incontro, Dolupa, Helados Jr., Helados Gino’s, entre otros.

Eduardo Castro, jefe de Planta de Helados Gino’s, cuenta que compra los productos de Gustaff hace 11 años. Castro prefiere el producto porque en Gustaff trabajan de manera personalizada con cada cliente, “eso nos da seguridad de que tenemos un producto acorde a lo que necesitamos”.

La empresa incursiona desde el 2005 en la línea de consumo que se comercializa en las cadenas Coral Supermercados y Almacenes Tía. A estos dos supermercados cada mes se venden unos 10 000 kilos de producto.

En esta línea, por ejemplo, ofertan tabletas de chocolate blanco y negro, cocoa, grageas de arroz crocante cubiertas con chocolate, con chispas de chocolate, galletas con chocolate, crema de avellanas y chocolate, entre otros.

Argüello considera que la aplicación de salvaguardias representa una oportunidad para fortalecerse en el mercado con productos como su crema de avellanas, que es el equivalente de la Nutella que se importa.

“Nuestro producto es de la misma calidad, pero la vendemos a un precio más accesible. Si 750 gramos de producto importado cuesta USD 12 nosotros vendemos a nueve dólares el kilo”, explica.

El desarrollo de productos de consumo les ha permitido también abrirse espacio en el exterior. El 10% de su producción llega a países como Colombia, Chile y Perú. Este año saldrán al mercado con tres nuevos productos.

Insignia
'El producto ecuatoriano es excelente'

José Sánchez. Supervisor general de planta. Foto: Mario Faustos/ LÍDERES.



Llevo 10 años trabajando en Gustaff, pero en el ambiente del chocolate estoy hace más de 30, porque estuve 25 años en Chocolates Noboa con el ingeniero Argüello. Creo que el negocio ha crecido sobre todo por el empuje que le ponemos a todo lo que hacemos.

El ingeniero siempre nos anima a producir con calidad, nos esforzamos día a día para atender al cliente de manera óptima, queremos que la gente sepa que el producto ecuatoriano de chocolate es excelente.

Con la experiencia que tengo con en esto no sé si ya soy experto, pero sí he aprendido bastante del chocolate. Ya no necesito probarlo, solo con mirarlo sé si está temperado correctamente, si le falta finura u otros detalles.