Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Cinco jóvenes apuestan al cacao del ‘pupo del mundo’

Argentina es reconocida por su carne y asados; Chile tiene su vino; Perú cuenta con su gastronomía posicionada en la región, ¿ y Ecuador qué?

Esa fue la pregunta inicial que se plantearon, en el 2010, cinco jóvenes quiteños antes de emprender su negocio.

Gabriela Freire, Angie Vinueza, María José Esquivel, Juan Manuel Martínez y Daniel Jaramillo investigaron durante dos años al país y su producción para encontrar nichos de mercado no explorados e implementar una idea innovadora.

Cada uno proviene de diferentes profesiones: ingeniería en sistemas, diseño gráfico y auditoría. Pero tenían el objetivo común de iniciar su propia empresa.

Luego del proceso de búsqueda definieron que el cacao fino de aroma era el producto ideal para su emprendimiento. Una de las razones es que solo el 5% del chocolate con mayor cotización en el mercado mundial es elaborado con este fruto, que se cosecha en las provincias de la Costa ecuatoriana.

Ya con el cacao, decidieron retomar una bebida tradicional: el chocolate caliente de la abuela, pero con un valor agregado: la bebida ya no solo sería caliente. El consumidor también puede encontrarla fría, para que sea tomada en días calurosos o al medio día, por ejemplo.

Además, decidieron darle sabor (maracuyá, frutos rojos, naranja y almendras) y acompañar la bebida con bocaditos y postres, como bizcochos de Cayambe, tortillas de tiesto y ‘muffins’ de maqueño.

Al tener un portafolio de golosinas locales eligieron un nombre que le dé identidad y represente lo ecuatoriano. De ahí nació El Pupo, palabra en quichua que significa ombligo, el centro.

Hasta ahora, la inversión asciende a USD 15 000. Con este monto realizaron los estudios de mercado, compraron materia prima, registraron la marca y encargaron la fabricación de una máquina, con especificaciones, para extraer la pasta de cacao para sus preparaciones.

Otro dato que arrojó su estudio fue que el sur de Quito es un segmento no explorado y que tiene gran movimiento comercial. Por ello, el 15 de julio pasado abrieron su isla en el Quicentro del Sur.

Desde su apertura, El Pupo Bebidas de Cacao Fino de Aroma, ha facturado hasta la fecha USD 3 000. Su público objetivo son jóvenes adultos (hombres y mujeres) que sobrepasan los 25 años.

Gustavo Gálvez trabaja en ventas en una cadena de supermercados. Él asegura que compra la bebida de chocolate caliente unas tres veces por semana. “El sabor es genial, se siente el cacao puro. Además es beneficioso para la salud”.

Oswaldo Hernández, otro cliente, coincide con Gálvez. Asegura que el sabor concentrado del cacao es único y que no ha encontrado esta característica en otra bebida.

Los precios

  • Las bebidas. Las bebidas de cacao cuestan USD 2,50. Son elaboradas con cacao arriba, que se cultiva en la provincia de los Ríos.
  • Los acompañantes. Bizcochos de Cayambe, tortillas de tiesto y muffins de maqueño cuestan entre USD 1 y 1,50. También hay combos de bebidas y acompañantes que valen entre USD 3 y 3,25.