Marlon 'Chito' Vera dio la conferencia 'Sueña en grande y noquea a la crisis', este miércoles 20 de enero del 2016. Foto: Enrique Pesantes/ Líderes

Marlon 'Chito' Vera dio la conferencia 'Sueña en grande y noquea a la crisis', este miércoles 20 de enero del 2016. Foto: Enrique Pesantes/ Líderes

Evelyn Tapia
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 13
No 1

Las claves del ‘Chito’ Vera para noquear las crisis

21 de enero de 2016 15:47

Parece mentira, dijo con una sonrisa, pero los nervios que sentía al pensar en que debía dar una charla motivacional ante un público le resultaban más fuertes que los que siente cada vez que tiene que entrar a un ring de la Ultimate Fighting Chamionship (UFC), para dar pelea a su contrincante, con puños, llaves y patadas.

“Tenía miedo de venir a hablar aquí (en Guayaquil), ante un auditorio lleno, pero luego pensé: ‘solo tengo que contarles mi vida, si puedo meterme a una jaula a ‘matar’, puedo hablarles”, contó Marlon 'Chito' Vera, el primer ecuatoriano en ser parte de la liga de la UFC, la mayor empresa de artes marciales mixtas en el mundo.

Sueña en grande y noquea la crisis”, fue la charla que este joven de 23 años, oriundo de Chone (Manabí), dirigió en la Cámara de Comercio de Guayaquil la noche del miércoles 20 de enero del 2016 ante un auditorio repleto de jóvenes, niños y empresarios.

Con camisa y pantalón semiformal, Vera lucía diferente a cómo sus fanáticos están acostumbrados a verlo en las luchas que se transmiten por televisión, con pantaloneta, sin camisa y con sus guantes de pelea. Pero fue su discurso lo que atrapó la atención de los asistentes.

A medida que contaba la historia de cómo llegó al reality The Ultimate Fighter Latinoamérica, un semillero que hizo posible su vinculación a UFC, el joven procuraba dar consejos para afrontar los problemas que se presentan en el camino a alcanzar una meta.

Vera contó que aunque siempre sintió atracción por las luchas, fue a los 17 años cuando comenzó a entrenar con constancia y con la convicción de llegar lejos. “Cuando era pequeño me preguntaban qué quería ser de grande, siempre dije que quería pelear. Hoy estoy viviendo mi sueño”, dijo.

Con una carrera que apenas comienza, Vera compartió las claves de su éxito y las enseñanzas que le dejaron sus errores. El esfuerzo y dedicación en el entrenamiento, además de perseguir los objetivos a pesar de cualquier dificultad, es el resumen de su receta.

“Las cosas no se dan por magia, tienes que salir a pelear por ellas. Yo sueño en grande, pero soy una persona común, solo que me esfuerzo siempre más para crear un talento”, señaló.

Su motivación, para esforzarse en cada pelea, confesó, son sus dos hijos. La primera, contó, nació cuando él tenía 18 años y padece del Síndrome de Moebius, un desorden neurológico que no le permite expresar una sonrisa . “Estas son cosas que te motivan, todo en la vida tiene un proceso. Yo quiero darles a mis hijos todo lo que me dieron mis padres a mí y más”, comentó.

Pablo Arosemena, presidente de la Cámara, dirigió luego una ronda de preguntas en las que se hizo analogías entre la actividad empresarial y la vida de un peleador.

Una de las preguntas estuvo relacionada a cómo manejar el fracaso, que al igual que en el ring, suele darse en los negocios. ¿Cómo hubiera sido tu vida hoy si es que esa primera pelea que tuviste a los 17 años, cuando comenzaste tu carrera, no la hubieras ganado, sino perdido?
“Lo más feo para mí es perder, sé que a nadie le gusta, pero en mi caso, creo que soy la persona que más detesta perder, por eso me esfuerzo siempre… No sé qué hubiera pasado si perdía, tal vez me hubiera preparado más para darme una segunda oportunidad y seguir”, respondió.

Otra pregunta giró en torno a la preparación que debe tener un peleador de artes marciales mixtas (MMA por sus siglas en inglés), como analogía a las estrategias que todo emprendedor debe tener para sacar adelante su negocio. Vera respondió que lo más importante es “siempre estar listo para todo, estar preparado para lo peor” y tener un plan B si las cosas no marchan como estaban planeadas.

Sobre cómo maneja las dudas, el miedo o la sobreconfianza en las peleas, que también suelen sentir los empresarios en diferentes etapas, Vera respondió que las dudas y el miedo se vencen cuando la persona está convencida de que está dando su mejor esfuerzo, “hay que trabajar fuerte para ganar confianza, las dudas se vencen con visión y mente positiva”, comentó.

Añadió que ante la sobre confianza, la clave es tener los pies en la tierra. “Nunca me olvido de donde vengo”, respondió este deportista, que sueña con ser campeón mundial en su disciplina.