placeholder

Un cliente que no escatima en gastos

Frutas rebanadas, dulces, aguas aromáticas, café... Los asistentes al seminario Los sistemas de seguros de depósitos: desafíos y retos frente a la crisis internacional, pudieron disfrutar de este refrigerio durante uno de los recesos del evento que se cumplió hace dos semanas en el Hotel JW Marriott, en Quito.

El seminario fue organizado por la Corporación del Seguro de Depósitos (Cosede), una entidad pública. El salón del hotel tenía espacio para unas 210 personas; sin embargo, al evento llegaron cerca de 150, según Carlos Ochoa, coordinador general de inversiones de la Cosede.

El funcionario explica que la jornada incluía un receso a media mañana y almuerzo al mediodía. “Fue complejo por la cantidad de detalles, nos tomamos dos meses para que el seminario sea un hecho”.

Ochoa cuenta que se escogió el hotel por la ubicación y la capacidad de parqueo. ¿Cuánto costó organizar el seminario? “Entre USD 8 000 y 10 000”.

El evento mencionado muestra una tendencia: el sector público es un cliente importante para hoteles, centros de convenciones y otros espacios.

Esto se confirma cada semana. La mañana del pasado 22 de noviembre, en el Swissotel, se cumplieron eventos del Consejo Nacional Electoral, del Ministerio de Telecomunicaciones, de la Superintendencia de Compañías y del Ministerio de Justicia, al mismo tiempo. Allí se ofrecían a los asistentes bocaditos de salmón, pan de yuca, jugos naturales, dulces, café...

Para Hugo Lecanda, gerente del Hotel JW Marriott, las entidades públicas son buenos clientes de los hoteles. “Organizan eventos de relevancia”. Diego Utreras, director ejecutivo de la Federación Hotelera del Ecuador, opina de manera similar. “El sector público es un cliente permanente e importante de los hoteles”.

Rosa Alarcón, directora ejecutiva de la agencia de relaciones públicas y organización de eventos Coordinamos, da más datos. “Hace unos años trabajábamos más con la empresa privada, pero desde el 2010 la tendencia cambió”.

Ese año, dice Alarcón, la relación era 50/50 entre eventos del sector público y empresas privadas. “Hoy el 80% de eventos son de entidades públicas”.