placeholder
Sebastián Angulo/ Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

Codan es un eslabón en la industria de los alimentos desde 1967

Hacer más cremosos a los helados, darle una mejor textura al pan o conseguir que los jugos naturales mantengan un aspecto uniforme y no se separe el agua de la pulpa requiere de insumos especiales en la preparación.

Para que los productos alimenticios adquieran características de calidad y tengan ese valor agregado específico para su marca necesitan de la ayuda de ciertos ingredientes. Conservantes naturales, fermentos para yogur y queso, emulsificantes, dosificantes, fibras, estabilizantes… son algunos de los componentes indispensables en la industria alimenticia.

Por ello, Pedro Vorbeck, un danés radicado en Ecuador, vio en este segmento posibilidades de crecimiento hace 47 años. Él fue gerente de Cervecería Nacional, pero en 1967 decidió dejar la compañía y emprender su propio negocio familiar.

Con su experiencia en el área cervecera se dio cuenta que este tipo de insumos eran demandados en los procesos de fabricación de alimentos. Pero en esa época estos productos no se fabricaban en el país, por ello pidió ayuda a familiares en Dinamarca para abastecerse de los artículos que necesitaba.

En principio, a más de los insumos importó equipos para la industria lechera por un monto de unos USD 45 000. Luego compró un local ubicado en el centro de Quito, y junto a tres empleados inició Codan (Comercial Danesa).

Uno de sus primeros clientes fue la fábrica de productos lácteos La Avelina (cantón Lasso). Esta firma, que también nació en esa época, compró los insumos a Codan para la fabricación de sus productos.

De a poco, Codan comenzó a ser reconocida por sus novedosos productos y por la capacitación y asesoría que brindaban, y por ello comenzó a crecer su número de clientes.

Firmas como Nestlé, Danec, Supan y Confiteca comenzaron a solicitar su asesoría. Con el pasar de los años, Codan decidió explorar nuevos segmentos, como productos para el sector cárnico, harina de pescado, plásticos, entre otros.

Marlon Revelo, gerente de Producción de Pasteurizadora Quito, comenta que en esta compañía se compra los productos de Codan desde hace 10 años. Aditivos para yogur y leche de sabores son los ítems más solicitados.

El mes pasado, la pasteurizadora solicitó a Codan que le provea una cepa exclusiva para un yogur probiótico. Con su asesoría fabricaron en Dinamarca esta enzima para la elaboración de este producto. “Gracias a su asesoría hemos podido obtener esa nueva cepa según nuestros requerimientos. La asesoría técnica es uno de los puntos clave para que sigamos trabajando con esta compañía”.

Revelo cuenta que el papel que cumplen los ingrediente naturales de Codan son muy importantes, como en el caso de la leche chocolatada, que “estabiliza la suspensión” es decir, hace que sea un líquido uniforme.

En La Casa de los Lácteos trabajan con Codan desde hace 12 años. Liliana Placencia, su propietaria, asegura que adquieren en unos USD 8 000 al mes diferentes productos, como cuajos para quesos y bacterias lácticas para el yogur.

Placencia señala que la asesoría y capacitación que brindan ha hecho que trabajen con esta firma por más de una década. En esto coincide Alfredo Martínez, gerente de operaciones de Incremar, empresa que desarrolla productos derivados de los cereales. “La asesoría es constante, y por eso seguimos trabajando con Codan”.

Insumos y cifras

Las importaciones.  Al mes Codan importa entre 2 y 3 contenedores de sus productos. La mayoría provienen de Dinamarca.

Los ítems.  La empresa cuenta con una variedad de 65 ítems en su catálogo, que abarcan desde la industria láctea, panadería, cárnicos y más.

Cifras.  La firma tiene sus oficinas en Miravalle (nororiente de Quito). El año pasado su facturación alcanzó USD 5,9 millones, y su cartera de clientes supera las 40 empresas.