placeholder
En la imagen se aprecia a un trabajador instalando neumáticos de la empresa de comercio digital Llantas 24/7. Foto: Pavel Calahorrano/LÍDERES

En la imagen se aprecia a un trabajador instalando neumáticos de la empresa de comercio digital Llantas 24/7. Foto: Pavel Calahorrano/LÍDERES

Las compras en línea aumentan con ritmo sostenido en Ecuador

22 de diciembre de 2017 21:04

Ecuador es parte de la nueva dinámica para hacer compras en el mundo y el comercio electrónico suma más ‘e-shoppers’ dentro de la población ecuatoriana.

La Cámara de Comercio Electrónico del Ecuador calcula que las ventas en línea crecieron, aproximadamente un 25% entre el 2016 y este año que termina.

José Javier Sáenz, presidente de este nuevo gremio y titular de la firma de comercio electrónico eConsulting360°, indica que las ventas movieron unos USD 500 millones en el 2016 y llegaron a 800 millones en este año.

Existen diferentes razones por las cuales ha crecido el comercio en línea. “Esta actividad ha crecido en Ecuador por la alta penetración del Internet”, indica Sáenz. Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) 5 de cada 10 ecuatorianos acceden a Internet hoy en día.

Las redes sociales también aportan. 8 millones de ecuatorianos tiene abierta una cuenta en Facebook. Esto ha permitido que se impulsen emprendimientos digitales, que utilizan esta plataforma para la oferta de sus bienes o servicios.

“El usuario está perdiendo el miedo a la compra en línea”, dice Sáenz. Hace cinco años los ecuatorianos no se lanzaban a adquirir productos en Internet porque no había la costumbre, tenían miedos de las estafas o de que no lleguen los productos, añade este experto.

Esos temores no han desaparecido por completo. Quienes no compran e línea desconfían en facilitar sus datos o no saben como hacerlo, muestra un estudio de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES). Pero Sáenz dice que es un proceso seguro porque “se usa la tarjeta de crédito, los códigos están encriptados, la información va directamente al banco y no se puede conocer números ni claves”.

Los temas legales que rodean al comercio electrónico también generan dudas. Raúl Cabezas y Lorena Narváez, especialistas en comercio y derecho digital, dan asesoría a emprendedores y consumidores. Ellos detallan que en Ecuador existe una ley de comercio electrónico que data del 2002. Para Cabezas es importante que las personas conozcan bajo qué parámetros legales se debe realizar una venta o una compra para evitar estafas digitales.

Los empresarios que hacen comercio vía Internet deben saber, además, la manera para manejar su marketing sin violentar normativas nacionales, sobre la constitución de las compañías y las ventas.

El jurista explica que existe poco conocimiento de las normas en el mundo del e-commerce. Esta es una cultura de compraventa que, si bien está creciendo, es nueva en el territorio local.

Uno de los avances que ha tenido el comercio electrónico en el país es que se redujo el tiempo de entrega de los artículos que se adquiere. Según la Cámara, hace dos años el tiempo de distribución de un bien comprado en el territorio nacional tomaba entre dos y cinco días; ahora bajó a 1,8 días. Para el año que viene el gremio espera que el envío tarde 24 horas.

De igual manera, ha incrementado la frecuencia con la cual las personas compran los productos. Lo que más les interesa a los consumidores son los artículos tecnológicos, ropa, bienes para la casa, pasajes de avión, entradas para el cine u otros espectáculos.

Para los usuarios la ventaja que les da el e-commerce es que pueden hacer las compras en casa, con facilidad y rapidez. Mientras que para los negocios les abre la posibilidad de tener bajos costos operacionales, explica Sáenz. “No tienen que pagar renta, no pagan utilidades, tampoco servicios básicos, etc. Se puede tener una bodega y distribuir por el país”.

El crecimiento de la demanda ha motivado a que negocios que ya tenían venta física lo hagan vía Internet o que se creen nuevas empresas que solo comercializan a través de este mecanismo.

Asimismo, existen plataformas que aglutinan diferentes negocios de venta en línea. Este es el caso de mio.ec, impulsada por la Cámara de Comercio de Quito.

Carlos Zaldumbide, director de la entidad, explica que están registradas unas 25 empresas y tienen una oferta de 500 productos.

Hoy el gremio de Quito comercializa productos, pero más adelante espera ofrecer servicios. Además, el sitio permite que Mipymes puedan mostrar sus productos para la exportación, ya que los clientes de esta plataforma no solo se encuentran dentro del país sino en el extranjero.

“Como Cámara queremos subir a todas nuestras Mipymes en nuestra plataforma. Estamos ahora en procesos de prueba en aspectos como facturación electrónica, inventiarios y entrega. Tenemos importante proyecciones”, dijo Zaldumbide.

La oferta en portales es más variada

Las nuevas tecnologías de información y comunicación están abarcando la mayoría de aspectos de la vida cotidiana. El comercio, por ejemplo, es un área que ofrece nuevas posibilidades a comerciantes y clientes a través de la herramienta de la Internet.

Eso lo ha comprobado la empresa Llantas 24/7, un portal digital con 18 meses en el mercado, que se dedica a la comercialización de neumáticos en línea.

La tienda virtual está conectada en tiempo real con importadores, lo que le permite contar con un catálogo con más de 40 marcas.

El año pasado, la empresa facturó un aproximado de USD 550 000. Para este las ventas superan el millón de dólares, según sus voceros. Es decir, se duplicaron.

La empresa además aprovecha coyunturas como el cybermonday. Por eso en noviembre las ventas crecieron siete veces en comparación con un mes regular.

Para Carlos Molina, presidente de Llantas 24/7, estas cifras se deben a la innovación y a la oferta del stock, según lo que busca el mercado. El ejecutivo explica que los clientes prefieren comprar on line por la comodidad. Además, esta tienda virtual brinda asesoramiento a través de un call center con ocho empleados. Este equipo guía a los clientes vía Whatsapp o Facebook.

A diferencia de este negocio, otros comercios on line surgieron tras la apertura y funcionamiento de una tienda física. Este es el caso de la franquicia Funky Fish.
El negocio vende accesorios de moda y regalos para adolescentes.

En abril de este año abrió su tienda virtual en Ecuador. En ese mes tuvo alrededor de dos transacciones diarias; en los siguientes meses experimentaron un crecimiento sostenido registrando un promedio de 20 ventas diarias.

El repunte más alto lo tuvieron en noviembre, también durante el cybermonday. Durante ese mes, la empresa tuvo un crecimiento en ventas del 42%.

La mercadería en la tienda virtual se divide en dos. Un 50% de accesorios que también se encuentran disponibles en la tienda física y el otro 50% corresponde a ropa exclusiva que solo se puede encontrar en el canal digital, así como artículos grandes.

Andi Ehrenfeld, gerente y dueño de la franquicia de Funky Fish, dice que la tienda virtual representa un 3% de las ventas totales, pero la cifra aumenta cada día.

Otras empresas también aseguran que hay un crecimiento continuo de las ventas en línea. YaEsta.com es una tienda electrónica que se abrió en diciembre de 2013.

Alejandro Freund, cofundador, la describe como un negocio que ofrece artículos línea de hogar, tecnología y electrodomésticos.

Las ventas de esta empresa han crecido 300% cada año. El negocio realizó 780 000 transacciones durante el 2016 y un millón y medio en este año.

Freund comenta que la creciente demanda de ventas on line se debe a la penetración de Internet y a un mayor número de usuarios de teléfonos inteligentes.

El dinamismo es tal que, incluso, los gremios productivos han optado por impulsar el comercio electrónico. Juan Carlos Díaz- Granados, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG), comenta que uno de los mecanismo para incentivar esta actividad es el cyber monday.

En esta página electrónica se puede encontrar gran cantidad de locales que venden en línea. El cliente puede ver ofertas y comparar precios, como una gran plaza comercial virtual.

En noviembre es cuando la página del cyber monday realiza el mayor número de ofertas.
Díaz-Granados explica que la modalidad de comercio on line es una forma “bastante inclusiva” al brindar una alternativa para todo tipo emprendedores.

Un ejemplo de esta nueva alternativa para jóvenes emprendedores es Ache Shop. Se trata de una tienda virtual que ofrece un catálogo de lencería y ropa femenina a través de redes como Facebook.

Su presidenta Dayana Cuenca explica que existe más interés por las compras on line. Por ello es que decidió abrir su propio emprendimiento vía Internet.

Ella comenta que al ser estudiante no tiene dinero para abrir un local comercial. Una tienda virtual se ajusta perfectamente a su presupuesto y tiempo debido a que solo necesita estar conectada a las redes sociales.

En EE.UU., el crecimiento del comercio en línea tiene contra las cuerdas a las grandes cadenas de retail. En Ecuador, analistas, creen que esa tendencia en el consumo está llegando al Ecuador y hay que estar preparados.

La Cámara de Comercio Electrónico ya funciona

La Cámara de Comercio Electrónico existe legalmente desde hace dos meses. El gremio ya funcionaba hace dos años, aunque de manera informal. A partir de noviembre cuenta con Registro Único de Contribuyentes (RUC) y está registrada como una sociedad sin fines de lucro.

“Se hicieron elecciones y me eligieron como presidente. Como vicepresidente se encuentra José Martínez, quien es dueño de una empresa de comercio electrónico”, explica el titular del gremio digital, José Javier Sáenz.

La idea es proteger e impulsar el negocio del comercio digital a escala nacional. La Cámara está conformada por unas 60 empresas.

El objetivo de este gremio es fomentar los negocios, buscar beneficios para los emprendedores digitales, presentarles estudios de mercado, ser una cara que los represente con voz y voto, promover legislación que beneficie al sector, organizar encuentros, conseguir descuentos, ofrecer capacitaciones, etc.

Los empresarios del gremio han mantenido contactos con el Instituto Latinoamericano de Comercio Electrónico. Este impulsa el ‘e-commerce day’ todos los años, en los países de la región que se encuentran adscritos al ente.

Sáenz explica que, actualmente, están preocupados por las reformas que incluye el proyecto de ley para la reactivación económica. Esta busca eliminar la devolución de un punto en el impuesto al valor agregado (IVA) a las personas que realizan transacciones con medios electrónicos.

“Es importante que se mantengan esos incentivos para cuando se compra en línea porque eso permite que la gente siga comprando en el país. La idea es que adquieran productos en tiendas electrónicas ecuatorianas y no en las del exterior, como comúnmente se ha venido haciendo”.

El empresario asegura que el gremio busca mover la economía local. Añade que en Ecuador hay variedad de productos y servicios para comprar digitalmente; además, llegan rápido y ofrecen seguridad a los compradores.

Las tiendas electrónicas buscan ofrecer portales transaccionales útiles, en términos de usabilidad y facilidad para los usuarios; claridad en lo que se ofrece y ayuda durante todo el proceso de compra.