placeholder
Los miembros de Bixi Chuzo recorren la capital entregando víveres, documentos y más en bicicleta.  Foto: Patricio Terán / LÍDERES

Los miembros de Bixi Chuzo recorren la capital entregando víveres, documentos y más en bicicleta. Foto: Patricio Terán / LÍDERES

Las compras y los oficios llegan sobre dos ruedas

20 de septiembre de 2016 10:27

Una bicicleta, un casco, una mochila y un canasto son parte del material de trabajo que utilizan 10 jóvenes para hacer un ‘chuzo’ sobre ruedas. Se trata de los mensajeros de Bixi Chuzo, un emprendimiento que convirtió una pasión en un negocio que recorre la ciudad de Quito.

Daniel Tixi es uno de los fundadores de esta iniciativa. Hace casi dos años, el joven junto con su amigo Fabricio Soria decidieron levantar este negocio. Lo hicieron como una forma de conseguir ingresos personales y ahora cada mensajero tiene una ganancia neta de hasta USD 80 al mes. Ellos se dieron cuenta de la importancia de utilizar un transporte alternativo y amigable con el ambiente.

La iniciativa nació como una tienda que entregaba insumos para bicicleta a domicilio. Se contactaban por medio de la página web. Sin embargo, decidieron dar el gran salto y hacer mensajería.

Actualmente, tienen dos servicios: la mensajería y la asistencia mecánica para bicicletas.
Para hacer mensajería, los jóvenes trabajan con tiendas especializadas en implementos para bicicleta, de venta de alimentos orgánicos, restaurantes, empresas y demás. “Trabajamos con locales que tengan un tinte orgánico como Wuayruro, la Cuchara de San Marcos y otros”.

En total, los jóvenes trabajan con 10 locales y esperan expandirse con otros negocios.
Tixi recuerda que empezaron únicamente con dos personas, dos soñadores que buscaban que la movilidad sostenible se refuerce en la ciudad. Ahora son 10 mensajeros, que llevan su alegría y agilidad sobre ruedas.

Uno de los logros es trabajar con universidades. Meses atrás hicieron un convenio con una institución educativa de educación superior para entregar documentos. “Es una oportunidad para potenciar la bicicleta porque ya se cuenta con más espacios”.

Otro de los servicios que brindan estos jóvenes es la asistencia mecánica. Si una persona tiene un percance con su ‘caballito de acero’ -como lo conocen- pueden llamar a estos jóvenes y ellos acudirán en su ayuda.

Con herramientas en mano y disposición irán al lugar para solucionar todo tipo de problemas.
La inversión promedio para levantar esta iniciativa fue de USD 4 000. El dinero se utilizó para capacitaciones de los integrantes, herramientas, publicidad, imagen y diseñar una página web.
Uno de los mensajeros es Gabriel Villacrés, quien se encarga de la logística y de la asignación de pedidos. El joven asegura que realizan entre 8 y 10 entregas diarias. Trasladan hasta 10 kilos. “Decidimos hacer lo que nos gusta y hacer que la gente se involucre en la bici como una forma de vida”.

Juan Carlos Calixto y Emilio Isa son dos mensajeros nuevos. Optaron por este trabajo porque son unos amantes de la bicicleta y es “su droga sana”, aseguraron.

Calixto, quien es conocido como Juano, optó por la mensajería hasta esperar los resultados para ingresar a la universidad. Me encanta pedalear. “En la mañana me dedico a realizar los ‘chuzos’ y en la tarde otras cosas”.

En el caso de Isa, quien lleva un mes en el Bixi Chuzo, está como una alternativa de ganar dinero y ayudar al ambiente.

Más datos de ‘bixi’

Los jóvenes recorren toda la ciudad para entregar los productos. Las distancias que recorren van desde El Labrador hasta la 24 de Mayo. Si la distancia es mayor trabajan en postas; es decir, una persona le pasa la encomienda a otra.

Por seguridad los jóvenes utilizan cascos para protegerse ante cualquier eventualidad.
Se contactan por medio de whatsapp y radio.

Se puede llamar o escribir al 099 637 4263.