placeholder
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

La comunidad y la empresa reciben a jóvenes talleristas

Las prácticas profesionales se conectan cada vez más con los estudiantes de Psicología de la Universidad Internacional SEK. Hablar en público, realizar talleres y programar actividades de asociación son parte de las tareas de un proyecto académico.

Estudiantes de cuarto, sexto y octavo semestre de la institución dictan talleres a comunidades de Quito, personas del programa Red Socio Empleo y también al personal operativo de Hanaska, una firma perteneciente al sector alimenticio.

El objetivo es que los jóvenes adquieran habilidades y herramientas para manejarse en grupo indica Iván Pólit, docente de la Facultad de Psicología y encargado del programa que arrancó en marzo.

Las temáticas de los talleres se centran en el desarrollo humano y abordan temas como manejo de estrés, valores, drogadicción, trabajo y familia, liderazgo, elaboración de un currículum vitae, entre otras. Esto con el fin de formar un club de capacitadores desde la academia.

Pólit indica que hasta el momento se ha capacitado a 60 personas de Grupo Hanaska y a 200 de la Red Socio Empleo. Los beneficiarios necesitan talleres de motivación y liderazgo, competencias de hablar en público y generar cambios en las personales que ayuden a su trabajo y a su vida familiar, según los estudiantes.

Melina Morán y Gisela Silva son estudiantes de sexto semestre. Para ellas es importante conocer los problemas sociales de la gente. Primero se enfocan en técnicas de relajación, seguido de juegos de integración. Posteriormente, explican, se imparten teorías aprendidas en clases.

“Salir de la teoría a la práctica es elemental y las horas de capacitación son tiempo productivo. Los estudiantes hemos escuchado historias personales que nos ayudan para la profesión”, opinan jóvenes de cuarto semestre que trabajan con las personas de Red Socio Empleo. Para Arturo Falconí, de cuarto semestre, existe retroalimentación porque se comparten ideas.

Cristina Lara, gerenta de Recursos Humanos de Grupo Hanaska, cree que estos talleres motivan al personal operativo de la empresa. Lo que se buscó con estos talleres es reorganizar al personal en temas de servicio al cliente, trabajo y familia, estrés... El trato con los jóvenes, asegura, es más dinámico que el trabajar con capacitadores especialistas.

Unas 800 personas colaboran en esta área de la empresa. Después de las capacitaciones ellos aprenden a relacionarse mejor con la gente, el servicio al cliente ha mejorado según Lara. Esperan concluir los talleres con todos los trabajadores.