Xavier Montero / Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 10
No 1

El consumo de carnes se afianza en Guayaquil

En Guayaquil se registraron 33 establecimientos dedicados a la venta al por mayor de carne y productos cárnicos (incluyendo aves de corral), de los 99 casos registrados a escala nacional.

Esto, según datos del Censo Económico 2010 elaborado por el Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos. En Pichincha están situados 25 establecimientos y 35 más en el resto del país.

La transformación de esta línea de consumo -de tercenas a supermercados de carnes y embutidos- inició en el céntrico mercado popular José Mascote, ubicado en la calle Pedro Pablo Gómez (PPG). Actualmente existen cuatro supertiendas de carnes, en un radio de dos cuadras.

Jazmín Galarza, gerente comercial de Corporación Fernández, una firma que nació hace 22 años con un local en la PPG y ahora cuenta con siete tiendas en la urbe, explica que la inocuidad y la diversidad del producto fueron aspectos que motivaron el crecimiento de las firmas.

Carlos Permuy, cliente de la tienda Fernández del km 4½ de la vía a Daule, explica que sus hábitos de compra incluyen la visita al supermercado de víveres y también al de carnes. “Estas tiendas ayudan a abastecerse de lo justo -dice el cliente-. Lo cual permite frescura en su consumo”

Esta cadena, que cuenta con 760 colaboradores, procesa y comercializa un promedio de 1 800 toneladas de carne de res, 3 600 toneladas de pollo y 1 000 toneladas de carne de cerdo al mes.

Para la gerenta administrativa de Comisariato de Carnes El Rancho, Jeanneth Lema, el consumo de este producto en Guayaquil podría relacionarse con la cantidad de restaurantes y picanterías de la urbe. Cita un ejemplo: “Importamos un contenedor (24 toneladas) de EE.UU. al mes. Se usa en platos típicos como la guatita. Se comercializan 15 000 kilos semanales -en promedio- de carne de res”.

El Rancho cuenta con cuatro sucursales y su planta de producción en Durán (nororiente de Guayaquil). En su matriz, ubicada en la PPG, se atiende a un promedio de 600 personas en fin de semana y alcanza ventas al mes por USD 190 000.

En el norte de la ciudad se concentran la mayoría de los locales. Así lo considera Carlos Badillo, un cliente del Supermercado de Carnes La Española (que cuenta con tres sucursales y matriz). Añade que mensualmente destina unos USD 80.

Otros tipos de carnes mantienen una demanda considerable en la urbe. Corporación Fernández, por ejemplo, ha importado 86 000 pavos en lo que del año.