Los trabajadores de la empresa IMC constantemente están en capacitación. El control de calidad es permanente y está a cargo de un equipo de especialistas. Foto: Glenda Giacometti / LÍDERES

Los trabajadores de la empresa IMC constantemente están en capacitación. El control de calidad es permanente y está a cargo de un equipo de especialistas. Foto: Glenda Giacometti / LÍDERES

Modesto Moreta (I) 
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

Contenedores, su nuevo producto

6 de marzo de 2016 14:13

Está dedicada 39 años a la fabricación de paneles para puertas, hornos rotativos para panadería y desde el 2015 en una nueva línea de negocios: la producción de contenedores para la basura.

Con la idea de que en “Ecuador se hacen productos de mejor calidad”, los ejecutivos de la empresa Industrias Metálicas Cotopaxi (IMC) dicen impulsar el cambio de la matriz productiva.

La firma cotopaxense cuenta con marcas como Paneles y forjados, Hornipan con equipos de gastronomía y panadería, y Ecualimpio con los contenedores metálicos de diversos tamaños, colores y diseñados, para depositar los desechos sólidos, orgánicos, vidrio, cartón, etc. Son los productos que ofrece esta industria a sus clientes del sector metalmecánico, de alimentos y de aseo.

Este último se transformó en su artículo estrella. En el 2013, surgió la idea de producir este nuevo producto. Luego de varios estudios sus propietarios apostaron en invertir USD 500 000 en la compra de nuevos equipos con tecnología actualizada, para incursionar en la fabricación de los contenedores. Sus ejecutivos aspiran que esta nueva marca satisfaga las necesidades de los clientes y usuarios del Ecuador.

Aníbal Culqui, gerente de IMC, explica que la empresa tiene la capacidad de producir 25 contenedores diarios, es decir, de 4 000 a 5 000 anuales, y según las necesidades de los municipios. Hay de 1 300, 2 400 y 3 200 litros. El año pasado, con sus tres marcas patentadas facturó USD 2 575 497.

Culqui fundó en 1977 IMC, luego de graduarse en el Colegio Ramón Barba Naranjo como bachiller técnico en metalmecánica.

Su profesor, el ambateño Rodrigo Altamirano, le impulsó a que continuara con la carrera. Durante cinco años trabajó como empleado en grandes empresas del país. Con los conocimientos y los ahorros logró instalar su propio taller de cerrajería. La inversión en la época fue de 1 000 sucres.

Con los fondos adquirió un yunque, una soldadora de arco, una moladora y otras herramientas. Además, de la materia prima para la construcción de ventanas y puertas. Proveyó de estas estructuras al Banco de la Vivienda.

Pero el contrato terminó. Cuenta que jamás se dio por vencido, posteriormente hizo préstamos a los ‘chulqueros’ e instaló el taller de troquelados y la fabricación de cocinas industriales. Pero en 1999 la deuda creció en 200 millones de sucres; para pagar, vendió todo su taller, pero solo cubrió una parte de esa deuda.

La dolarización le ayudó porque solo debía pagar USD 4 000 a sus acreedores y la camioneta que le quedó la vendió y adquirió una prensa para la fabricación de paneles. “Las distribuía en todos los talleres del país con la marca Paneles y Troquelados IMC”.

En la actualidad tiene más de 70 diseños de troquelados y paneles. Además, fundó la marca Hornipan en equipos de gastronomía y panadería. Actualmente tiene 81 colaboradores y más de 70 distribuidores en todo el país.

La Mancomunidad de Aseo Integral Patate-Pelileo adquirió 13 de los contenedores manuales diseñados por Ecualimpio. César Freire, gerente de la Mancomunidad, dice que la empresa IMC cumplió con las normativas técnicas solicitadas en el portal de compras públicas. Por eso, adquirieron los contenedores que fueron instalados en los centros parroquiales de los dos cantones. “Cumple con la calidad y las exigencias solicitadas en el contrato”.

Según Freire, los costos de los contenedores son los más bajos. “Previamente se consultaron los precios y las características de los contenedores ubicados en las ciudades de Ambato, Riobamba y Quito, para tener la base técnica”.

Gerente

Aníbal Culqui


El control de calidad en cada uno de nuestros productos es importante en la empresa. Está acompañada de la capacitación del personal. Eso hace que IMC sea una empresa exitosa en la Sierra centro y en el Ecuador. En muestra fábrica defendemos la mano de obra, la tecnología de punta y el valor agregado que le damos a cada cosa que elaboramos. A esto se suma la confianza de nuestro clientes que usan los contenedores, los hornos, los paneles y troquelados.