preuba

prueba

Carolina Enriquez
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 9
No 4

La creatividad aflora si baja la jornada laboral

21 de febrero de 2016 12:55

Con menos horas de trabajo, el empleado debe buscar opciones para estar en actividad. Expertos en gestión humana creen que entre las opciones están conseguir otro trabajo, emprender o capacitarse en talleres cortos.

Quedarse en casa esperando a que se cumpla la ‘jornada normal de trabajo’, no es la mejor opción para quienes deberán enfrentar el ‘paro parcial’ en sus empresas. El Gobierno pretende incluir dicha figura en el proyecto de Ley reformatoria del Código del Trabajo que enviará a la Asamblea, con el carácter de económico urgente, cuando termine la vacancia legislativa (29 de febrero).

Este mecanismo implica que las empresas que demuestren que se encuentran en crisis, cumpliendo con las condiciones que detalle el articulado, podrán reducir su jornada de trabajo hasta en el 50%.

Con menos horas de trabajo y, por ende, menor sueldo, la mejor alternativa, según Wilson Araque, director del Área de Gestión de la Universidad Andina, es buscar un trabajo adicional. “Por los conocimientos y experiencia que tenga el trabajador, puede tener una actividad complementaria que le ayude a redondear sus ingresos”.

El especialista cree que cuando entre en vigencia la norma, lo más probable es que también aparezcan oportunidades de empleo por horas. Con ello concuerda Eddy Troya, titular de la consultora de talento Human Plus.

Con esta situación no solo se abren oportunidades para el trabajador que quedó con más horas libres, sino también para otras personas que por diferentes condiciones no tienen mucho tiempo para dedicarse a una actividad laboral, como las amas de casa o los ciudadanos que ofrecen sus servicios profesionales.

Actualmente, según las colocadoras de empleo de Quito, no existen muchas posibilidades para hallar posiciones a medio tiempo. Pero las empresas pudieran ver la legalización de la jornada reducida como una alternativa para emplear gente en tareas cortas.

Para los jóvenes que estudian y trabajan también es una buena opción, ya que les permitirá equilibrar sus actividades. Sin embargo, la formación no solo es una posibilidad para este segmento.

El trabajador obligado a laborar menos tiempo, en el caso de contar con recursos, podría capacitarse en diferentes áreas. “Que sean cursos rápidos. Dadas las condiciones coyunturales no se debe pensar en carreras de pre grado o técnicas que puedan durar más de tres años. El trabajador debe perfeccionar sus habilidades o desarrollar nuevas que puedan aplicarse pronto”, dice Troya.

Otra alternativa para quienes tengan una menor carga laboral es desarrollar un emprendimiento. Araque indica que la persona que impulsa un negocio y aún labora en relación de dependencia, solo puede estar atento al negocio en sus horas libres. De ahí que “debe buscar una persona de extrema confianza que se haga cargo, cuando este no se encuentre”. 

Araque recomienda, además, que las personas en esta situación, dependiendo del tamaño del emprendimiento, instalen un software que permita detectar las ventas efectivas. Con eso se llevará un control de comercialización y pago de proveedores.

Emprendimientos novedosos, además, están vinculados con desarrollos tecnológicos o de idiomas. Estas áreas han sido catalogadas dentro del Foro Económico Mundial como las que generarán los empleos del futuro.

Para Rafael Portilla, gerente general de Navent, firma que aglutina a Multitrabajos, a pesar de que por ley se reduzca la jornada de trabajo es complicado que las empresas la apliquen, porque impactará en su productividad, sobre todo en las áreas de servicios.

Él dice que la aplicación de esa figura significa un impacto fuerte para los trabajadores, porque -con base en los resultados obtenidos por la colocadora que representa- se observa que no hay nuevas contrataciones en las empresas.

En este último caso es difícil que una persona halle un trabajo adicional con facilidad. “No es imposible, pero tampoco es una constante. Además, la competencia en el mercado laboral es amplia”.

El experto añade que los sectores que todavía contratan personal están los de servicios, seguros, producción y venta de artículos de consumo masivo; además, firmas de ropa, cadenas de comida rápida y alimentos, entre otros.

Los cargos que más se demanda son operativos: para producción, trabajo en planta, inspectores de siniestros, cajeros, servicios de limpieza, supervisores, encargados de cuentas, etc.

El trabajador que busca un trabajo adicional, sin embargo, debe tomar en cuenta la posibilidad de que la empresa no establezca un horario constante y, por lo tanto, no pueda establecer jornadas complementarias. En ese caso, difícilmente podrá buscar un nuevo empleo por las complicaciones que traería ajustarse a los turnos.