placeholder
Enfoque. El Comercio de Lima(GDA)
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Creatividad en la sangre

Hasta hace poco, la creatividad era un discurso. Una pose convenida proveniente del mundo publicitario. Hasta el título que ostentan las tarjetas personales de ‘creativos’, resultaba cuestionable. ¿Es real o aprendido? ¿Quién establece cuán creativos somos? Incluso en el mercado laboral, la creatividad debe ir inmersa en el perfil del profesional. Nos jactamos de habernos apropiado del concepto de ser creativos en la publicidad. Pues muchos de los que realmente merecen el título viven fuera de la estructura publicitaria.

Creativos son quienes inventan nuevos platos, los que crean estructuras diferentes, quienes establecen que las formas no deben ser convencionales. Quien se detiene en medio de la carretera a vender pan. No se enseña, no se aprende. Es un don.

La magia ocurre cuando las personas creativas se encuentran y se unen en el camino.

Es la convergencia de ideas frescas lo que hace posible el avance ininterrumpido de propuestas diferentes.

De aquí nacen los emprendimientos, los cambios y, las buenas campañas. Un creativo real respeta y valora la opinión de otro. Se retroalimentan, no importa la profesión o el lugar del que provengan.

La creatividad avasalla, inunda, arrastra y, sobre todo, contagia. No importa en donde esté. Cuando la creatividad aparece, fluye sin restricciones.