placeholder
Petróleo

El barril de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cotiza en menos de USD 40  Foto: EFE

El crudo sigue cayendo al desvanecerse una congelación de la producción

4 de abril de 2016 15:59

El petróleo cerró de nuevo en baja este lunes en Nueva York con el mercado desalentado ante la falta de interés de Arabia Saudí, Rusia e Irán de tomar medidas contra la sobreoferta de crudo.

El barril de “light sweet crude” (WTI) para mayo perdió USD 1,09 a 35,70. En Londres el barril de Brent para junio bajó 98 centavos a USD 37,69.

Los analistas atribuyen la caída de precios, que ya fue muy fuerte el viernes, al pesimismo sobre la reunión que celebrarán la semana próxima en Doha los países de la OPEP y otros grandes exportadores mundiales.

La reunión fue organizada por Catar para intentar pactar, al menos un congelamiento de producción que empiece a mitigar la sobreoferta que desde hace mas de un año y medio mantiene al crudo en sus niveles más bajos en años.

Esa reunión había despertado expectativas positivas las que comenzaron a disiparse el viernes cuando Arabia Saudí dijo que el congelamiento no será posible a menos que se sume Irán.

El ministro iraní del Petróleo Bijan Namdar Zanganeh dijo el domingo que las exportaciones de crudo de su país superan los 2 millones de barriles diarios gracias a que cesaron en enero las sanciones económicas que se le habían impuesto por su programa nuclear.

Rusia, uno de los gigantes del petróleo, tampoco ayudó al mercado al informar que su producción de marzo fue de 10,91 millones de barriles diarios; la cantidad más alta en 30 años.

“Al igual que los demás productores, las compañías rusa se adaptan a los precios bajos y trabajan duro para mantener sus volúmenes”, dijo Tim Evans, de Citi.

“Como ocurre desde hace un año y medio todos quieren que los demás recorten su producción, pero nadie está dispuesto a reducir la suya” ironizó Matt Smith, de la firma ClipperData.

"Las expectativas de un (congelamiento de la producción) se están desvaneciendo y con ellas la suba de precios que habían provocado” dijo Bart Melek, de TD Securities