Leonardo Gómez / Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

El crudo llevó a Carlos Cabrera Sandstrom a la ex URSS, China, EE.UU...

Aún no desaparecía la Unión Soviética cuando Carlos Cabrera viajó a ese país como representante de la empresa estadounidense Universal Oil Products (UOP).

En medio de las tensiones causadas por la Guerra Fría entre Estados Unidos y la desaparecida Unión Soviética, Cabrera trabajó en la implementación de tecnología energética para los satélites soviéticos.

Tiene 61 años y dos tercios de su vida los ha dedicado a la ingeniería química. Tanto la primaria como la secundaria estudió en el Colegio Americano de Quito, una institución a la que recuerda con mucho cariño. En esa institución educativa su madre fue profesora. Margarita Sandstrom,  de nacionalidad norteamericana, enseñaba inglés, historia y principios de la democracia.

De ella heredó el hábito de la lectura, no tanto por la literatura, aunque confiesa tener un gusto especial por el realismo mágico de Gabriel García Márquez y los libros del peruano Mario Vargas Llosa. Prefiere los textos que hablan sobre los efectos que puede tener la tecnología en los sistemas económicos y geopolíticos.

De su padre heredó la disciplina y una amplia ascendencia militar. El general ambateño Carlos Cabrera Sevilla fue agregado militar del Ecuador en los EE.UU., hermano del general Luis Cabrera Sevilla, quien se desempeñó en el alto mando de la nación durante la Junta Militar de 1963; también fue hermano del general Raúl Cabrera Sevilla, un alto oficial del Ejército durante el triunvirato militar de 1979, integrado por Alfredo Pobeda, Guillermo Durán Arcentales y Luis Leoro Franco.

Cabrera recuerda que viajaba con frecuencia a Estados Unidos entre los 3 y 4 años de edad, acompañando a su padre. De regreso al país, en el Colegio Americano, el menor de cinco hermanos, aprendió sus primeras letras y en el colegio tuvo un acercamiento con la química.

Quería ser biólogo, recuerda Teresa Cabrera, su hermana mayor, pero no le gustó la biología y se inclinó por las ciencias exactas como las matemáticas. Fue en tercer curso de colegio cuando, por admiración a sus profesores, le puso mayor empeño a la química.

“También era buen deportista, le gustaba mucho el básquet, el fútbol y el vóley. De los cinco hermanos, somos cuatro mujeres y Carlos, que es el menor, siempre fue un niño muy inquieto y travieso”, cuenta su hermana.

Patricio Eastman y Rafael Arroyo son amigos de Carera desde el jardín de infantes y lo recuerdan como un buen amigo.

“Siempre fue un líder -recuerda Arroyo-, él era el que nos organizaba en los juegos y en el estudio, también tocaba la guitarra eléctrica en una banda con Patricio Eastman, Jorge Maldonado, Nelson Ruiz y otros compañeros”.

Eastman, por su parte, cuenta que tocaban en una discoteca que quedaba en la 6 de Diciembre y Colón (Quito). “Se llamaba Jai Alai”, recuerda Eastman.

Gastón Guerra San Lucas fue docente en el colegio en donde estudió Cabrera. Él fue ingeniero químico y dictaba la cátedra de física; también fue quien le dio las luces para aplicar a una beca en Universidad de Kentucky, en los Estados Unidos.

Allá Cabrera obtuvo su título con honores, en 1973 se graduó de Ingeniero Químico y entró a trabajar en la empresa Universal Oil Products (UOP), un proveedor internacional líder para la refinación de petróleo, petroquímica y gas en las industrias transformadoras.

Comenzó en septiembre de 1973 en el cargo de ingeniero de investigaciones. Como representante de esa empresa viajó al Japón, China, India, Arabia Saudita, Libia... y se retiró a los 58 años de edad, en 2009 como Presidente.

También obtuvo una Maestría en Administración de Empresas por la Universidad de Chicago.

Una de las etapas que mejores recuerdos le trae fue cuando trabajó en la instalación de satélites de la desaparecida Unión Soviética. Todavía mantiene algunos contactos con el Gobierno de Azerbaiyán, como asesor de la Compañía Nacional de Hidrocarburos Socar (State Oil Company of Azerbaijan Republic).

Poco más de un mes de salir de UOP, recibió la llamada del Gobierno de Chino. Se le encargó que monte una compañía dedicada a producir tecnologías para mejorar la eficiencia ambiental en la industria del carbón.

Así, en 2009, fundó la el Instituto Nacional de Bajo Carbono y Energías Limpias (NICE), con sede en Pekín, China. Allí se desempeñó como Presidente Fundador y Director Ejecutivo.

Actualmente es miembro del Consejo Ejecutivo de la Big West Oil, una empresa privada de los EE.UU. También es miembro del Consejo Consultivo Mundial de la Universidad de la Escuela de Chicago Booth de Negocios.

Fue galardonado con el Premio 2007 Combustibles y Petroquímicos División de Liderato por el Instituto Americano de Ingenieros Químicos; con el Premio de Honeywell Corporation 2008 Liderazgo Directivo y nombrado como hombre de Élite Corporativa de la revista Hispanic Business en el 2009.

A finales del 2011 fue nombrado Director Ejecutivo de la petrolera Ivanhoe. A pesar del reconocimiento, de las responsabilidades asumidas, de los viajes y lugares que ha conocido en sus misiones de trabajo, Cabrera confiesa que Quito es el lugar que más extraña, al igual que las ferias taurinas y los partidos del equipo de sus amores, El Nacional.

Los premios que ganó por el crudo

  • 2007. Premio Combustibles y Petroquímicos División de Liderato por el Instituto Americano de Ingenieros Químicos.
  • 2008. Premio de Honeywell Corporation 2008 Liderazgo Directivo.
  • 2011. Es nombrado como nuevo Director Ejecutivo de la petrolera Ivanhoe.