REDACCIÓN QUITO
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 11
No 0

El cuidado de las uñas, un negocio que brilla

Para algunas es un capricho estético. Para otras, una parte de su vestimenta. De cualquier manera, la decoración de uñas y la demanda de accesorios para la manicura registran un 'boom'.

Para Danilo Santillán, propietario de Sundara Place peluquería, en Quito, el mercado ha aumentado debido a que las mujeres quieren verse cada vez más bonitas. Y los diseños de uñas, añade, sirven para ese propósito.

La oferta de uñas acrílicas tiene ya diez años en el mercado. Pero Víctor Barahona, de Nails Boutique, asegura que en los últimos cinco años la tecnología ha permitido crear nuevos colores, adornos y arreglos para complementar el uso de esmaltes, que en la actualidad cambian por temporadas debido a la diversificación de tendencias.

Uñas de peluche, con estilo caviar, con brillos de gel y esmaltes permanentes son parte de la oferta de temporada, que no discrimina edad. Así, es común encontrar a mujeres de más de 45 años que utilizan colores vivos y diseños novedosos en sus uñas.

En actualidad no solo las peluquerías brindan servicio de manicura y pedicura. También lo hacen los especialistas en esta área (manicuristas y podólogos), quienes han abierto sus locales para el cuidado exclusivo de uñas. En Quito, por ejemplo, se encuentran Nails Spa, Todo en Uñas, entre otros.

Las cifras avalan este crecimiento. En el 2013 las importaciones de insumos para esmaltes de uñas fueron por USD 8,1 millones, esto fue un 39% más comparado con las del 2012, cuando se importó USD 5,9 millones, según datos el Banco Central del Ecuador. Estos insumos se importan principalmente de Colombia, Perú y Estados Unidos.

Barahona cuenta que en el 2012, su negocio importó 10 000 unidades de esmaltes y que para el año pasado la cifra subió a 15 000.

Los datos de la Corporación Belcorp también dan cuenta de este crecimiento. La firma, que vende las marcas Ésika, Cyzone y L'Bel, dice que la venta de esmaltes de uñas aumentó en un 136% en el 2013, siendo las mujeres de 21 a 40 años las principales consumidoras.

En uno de los locales de la cadena Jorge Russinsky, ubicado en el norte de Quito, también se reconoce el incremento de la demanda. Allí, el segmento que demanda estos servicios está conformado en su mayoría por mujeres universitarias y empresarias. Este local atiende a 35 clientas a la semana.

Para este año El 2014. El escenario se vuelve distinto porque debido a las restricciones en las importaciones, existe escasez de productos y la mercadería ha subido de precio entre un 8 y un 19%, así lo afirma el representante de Sundara Place.

En el hogar. La demanda de esmaltes de uñas no solo se utiliza en centros de belleza. También las jóvenes compran los productos para realizarse los diseños de moda, por su cuenta.

Los precios. Los costos de los esmaltes en el mercado ecuatoriano oscilan entre USD 1,30 y 3,89. Las marcas que se ofertan en el mercado son extranjeras.