Thalíe Ponce (I) Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 6
No 0

La Danesa dio un giro turístico para crecer

Inyectar capital a las comunidades aledañas y convertirse en una propuesta turística distinta es el objetivo de Hacienda La Danesa, en Guayas. Ubicada a medio camino de la carretera de la vía Naranjito-Bucay, en el km 55, su estrategia consiste en atraer visitantes locales y extranjeros a vivir una experiencia única. Cabalgatas, paseos en bicicleta, ordeño de vacas, degustación de chocolate orgánico, paseo por la 'granjita' y el huerto orgánico, 'tubing'.

Esas son algunas de las actividades que se pueden realizar dentro de estas instalaciones de 500 hectáreas, que cuenta con ríos, campos verdes y bosques prístinos. Los turistas pueden también convivir con pavos reales, loros, gallinas de guinea, caballos, patos, gansos… Niels Olsen, director del programa turístico de La Danesa, comenta que la hacienda, fundada en 1870, dio un giro hace un mes y medio. Hasta ese entonces, el sitio que es propiedad de sus padres Sonia Peet y Niels Olsen, era netamente productiva. Es decir, se dedicaba a la venta de productos de origen animal, sobre todo carnes. Pero la pasión de Olsen por el turismo lo llevó a expandir los servicios de la hacienda hacia el mercado turístico. El objetivo es conectar a los visitantes con la naturaleza, sin perder los altos estándares de calidad.

Para este nuevo enfoque, se invirtieron USD 25 000, destinados, entre otras cosas, a la compra de vajillas, cristalería, cubiertos, capacitación de personal, compra de insumos culinarios y adecuación de la cocina. Este punto fue uno de los más importantes, ya que la propuesta se complementa con una oferta basada en la gastronomía orgánica de alto nivel.

Andrés Torres, chef de La Danesa, asegura que el menú que ofrecen está influenciado por el recorrido que atraviesan los visitantes antes de llegar a la hacienda. Es decir, se utilizan ingredientes típicos de la región costeña.

La diferenciación -asegura Torres- es que estos ingredientes se tecnifican en sus platos, ofreciendo los sabores de la Costa con un estilo para los paladares más exigentes. Muchos de los vegetales que se utilizan para la preparación de los platillos salen directo del huerto orgánico de la hacienda para llegar a los platos de los comensales.

En este primer mes de funcionamiento, La Danesa ha recibido a cerca de 500 turistas de todas partes del mundo. Provienen de Inglaterra y Alemania, hasta EE.UU., Canadá y Brasil. La proyección es recibir 600 visitantes cada mes.

El guayaquileño José Miguel Marcet es una de las 500 personas que visitó la hacienda durante su primera etapa. Él asegura que es una excelente manera de conocer las atracciones de la Costa del país. "La atención es de primera".

Para llegar a La Danesa existen dos alternativas. La primera es tomar un tren desde Durán. La otra opción es armar un grupo de mínimo 20 personas y llegar en carro propio hasta el sitio o solicitar a la empresa que se facilite el transporte con un recargo adicional.

Pasar el día en la hacienda tiene un costo de USD 60, por persona.