Dany Ledesma, el representante de Criptoasesores habla sobre el potencial que tienen las criptomonedas en el país. Fotos: Armando Prado / LÍDERES

Dany Ledesma, el representante de Criptoasesores habla sobre el potencial que tienen las criptomonedas en el país. Fotos: Armando Prado / LÍDERES

Redacción Quito (I)
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 5
No 2

Dany Ledesma: ‘Las criptomonedas cambiarán todo’

3 de abril de 2018 07:03

Dany Ledesma, representante de Criptoasesores, habla sobre el potencial que tienen las criptomonedas en el país. Asegura que la clave para que estos medios de pago tengan mayor aceptación es la regulación, así como la educación de parte de las personas que las usen.

Cada vez se habla más de las criptomonedas. ¿Qué se puede esperar en Ecuador sobre este asunto que causa debate?

En el tema de criptomonedas existe una gran necesidad de la gente de acceder a información sobre el tema, de educación. Una nueva tecnología es para aprovecharla al máximo, pero siempre con conocimiento. En nuestro país y en otros, el desconocimiento del asunto hace que la gente no vea el verdadero potencial de esta nueva tecnología. Nuestra primera visión es compartir información, saber cómo aprovechar las criptomonedas y la tecnología ‘blockchain’ que está detrás. Estamos ante un tema en el que la clave es expandir la mente.

El tema genera recelo en unos, mientras que otros ven oportunidades...


En principio hay que entender de qué se trata el tema. Estamos ante una nueva tecnología, un nuevo sistema económico y como todo cambio genera recelo, pero hay que adaptarse porque las criptomonedas vinieron para cambiar todo el mundo. Se quiera o no es el mundo en el que vamos a vivir y por eso ya hay países con legislación sobre el tema, como Australia, Alemania, Japón... donde ya se la acepta como un medio de pago.

¿En Ecuador qué dice la ley?

No tenemos legislación establecida sobre criptomonedas.

Pero el Banco Central del Ecuador se pronunció y dijo que no se las puede usar como medio de pago.

El Banco Central, en un comunicado, estableció claramente que las criptomonedas están prohibidas como medio de pago. Es decir que no se puede cobrar por productos o servicios con criptomonedas. Pero el mismo BCE no prohíbe la compra y venta de estas monedas. Entonces se puede comprar y vender sin caer en una ilegalidad. Esto ha creado un mercado que tiene que regularse. Sin ley nos quedamos en las intenciones de las personas: habrá quienes lo manejen honesta y formalmente, con todas las seguridades. Pero también hay personas estafadas. Esto no es culpa de las criptomonedas sino de cómo se las utilice.

Tal como ha ocurrido con otras estafas en el pasado...

Hemos visto estafas con oro, con diamantes, con todo lo que se ve interesante. Allí aparecen personas malintencionadas, pero también están las oportunidades y esperamos que en el país se legisle sobre esta nueva tecnología y nos convirtamos en un país, en donde la gente emprendedora y su creatividad pueda lanzar productos y procesos dentro de estos grandes cambios globales como son las monedas virtuales.

Usted habla de un mercado de criptomonedas en el país. ¿Qué tan dinámico es?

Yo estoy en el tema hace un año y he visto que hay una comunidad. Son personas que compran, venden y participa en plataformas internacionales. Es un mercado, no muy formal, donde se puede comprar y vender bitcóins. Hoy un bitcóin se cotiza en unos USD
8 000 y eso en el sistema financiero genera una barrera porque retirar ese monto es peligroso y tiene ciertas restricciones. Como el concepto no es claro, se presta para interpretaciones. Entonces no es tan formal, es más ‘underground’, persona a persona, tal como es la tecnología ‘blockchain’, en donde no hay intermediarios. Pero es momento de pensar en una regulación que agilite y asegure estas transacciones.

¿Hay que regular las criptomonedas?

No las criptomonedas, sino los procesos que involucran a estas. Se necesita un marco para que el intercambio y uso sea seguro, legal y ético.

En la región ya hay experiencias en Argentina, Uruguay, Paraguay... ¿Qué podemos aprender de lo vivido en esos países?

Cuando hay reglas, ya se sabe en qué enfocarse. Así, todas las plataformas de intercambio se encuentran en países donde hay algún tipo de regulación sobre este tema. Esto permite que el mercado empiece a crecer, con casas de cambio como hay en México o mercados de futuro como en Estados Unidos.

¿Hay que tomar riesgos medidos?


Mientras más información el riesgo será menor. Si uno se educa en el tema de criptomonedas, sabe cómo funciona, sabe cuándo intercambiarla, se analiza la estadística puede ser una oportunidad de menos riesgo.

Usted señala que las criptomonedas cambiarán al mundo. ¿Qué va a pasar con las monedas que usamos hoy, los billetes, las monedas...?

En unos años, diez o más los billetes y monedas podrían desaparecer. Son ineficientes, producen inflación, está a discreción de la política de un gobierno, de una ideología, es costoso, impacta al ambiental. Hace poco veía que en las exportadoras, por ejemplo, hay costos y tiempos de espera. Que llegue el cheque, que se cobre, todo eso es costoso.

¿Llegará a desaparecer el dinero tal como se lo conoce hoy en día?

En la historia pasamos del trueque a las pepitas de oro, luego a los papeles, de allí a las tarjetas de crédito y ahora estamos ante las criptomonedas. Es una evolución y simplemente hay que irse adaptando, no tenerle miedo.

Pero podemos generar temor entre la gente al afirmar que los billetes desaparecerán. Cada generación tiene su manera de ver y administrar su dinero.

Hay que entender que la criptomoneda es otra forma de generar un medio de pago a través de la tecnología. Las transacciones con estas monedas son más seguras, más transparentes, se puede evitar mucha corrupción.

¿Y hay riesgos?

El mayor riesgo es no saber cómo funcionan, porque será una persona a la que le impusieron estas formas de pago (...) estamos ante herramientas muy útiles. En países de África, por ejemplo, la gente interactúa con los teléfonos celulares y no con los bancos para pagar servicios, por ejemplo, gracias a la tecnología. El impacto es en millones de personas y en un dinamismo económico más acelerado.


Hoja de vida

Formación. Ingeniero comercial graduado de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, con una especialización en mercadotecnia.

En criptomonedas. Tiene experiencia en el tema desde hace un año. Es miembro de Criptoasesores, una empresa ecuatoriana que desarrolló un cajero de criptomonedas, que se presentó en febrero de este año.

Emprendedor. También tiene experiencia como emprendedor en áreas como diseño y en el sector textil.

Es un creyente  de las nuevas tecnologías como mecanismos para ofrecer soluciones para los consumidores. Su interés es educar a las personas en el uso de nuevas tecnologías.