placeholder
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

La defensa de animales dio paso a esta iniciativa

La defensa de los animales también genera emprendimientos. Alexandra Moya y su esposo Edwin Cabrera crearon Ánima, una microempresa en donde se fabrican y ofrecen figuras decorativas con formas de animales, elaboradas 100% con materiales reciclados.

En esta iniciativa, fundada en el 2009, se elaboran figuras en forma de animales como el guacamayo, la rana, el oso de anteojos, el caimán, el tiburón, el delfín y el piquero de patas azules. “Con cada figura entregamos un folleto en donde se explica sobre la especie, su importancia y el riesgo que corren otras especies en peligro de extinción”, explica Moya.

Ella es pintora y Cabrera, escultor; ambos estudiaron en la Facultad de Artes de la Universidad Central y estuvieron siempre involucrados en actividades ecologistas y en contra del maltrato animal.

Se propusieron encontrar la forma de reutilizar el papel que desechaban en las casas de sus familiares y vecinos.

“Comenzamos a ver cuánta basura generábamos nosotros mismos en nuestra casa y luego reciclamos el papel. Un día del 2009 llevamos todo el material al taller e hicimos las primeras figuras decorativas de Ánima”, recuerda Cabrera.

Así comenzóÁnima. No se requirió una inversión inicial pues la materia prima fue obtenida del reciclaje, además trabajaron con pinturas de agua y pegamento que tenían en su casa. Con la venta de las primeras figuras compraron más material, aumentaron la producción y diseñaron nuevas figuras. Actualmente facturan entre USD 600 y 800 mensuales.

Moya se encarga del diseño y pintura de las figuras, mientras su esposo elabora los moldes que fabrica con yeso. El costo de las artesanías puede variar desde USD 1 hasta 25, dependiendo del tamaño y el tiempo invertido en su elaboración, pues las figuras son hechas a mano.

En 2010, Ánima diversificó el diseño de sus productos y creó la figura del perro “por ser una de las especies más maltratadas”. También se diseñaron varios personajes tradicionales como la Virgen del Panecillo o el Cucurucho y hoy Ánima cuenta con 35 modelos de figuras diferentes.

Sus productos han sido ofertados en ferias ecológicas como la Ecoferia, organizada en junio pasado por el Ministerio del Ambiente y el Municipio de Quito; la Feria del Reciclaje, del Museo del Agua Yaku, la Feria de Navidad 2011, entre otras.

Carolina Lizarzaburu vende un promedio de 20 figuritas de Ánima en la tienda de artesanías Cáliz, ubicada en la Floresta. “Es un trabajo muy detallado y fino”.

Lo mismo resalta Cristina Criollo, quien vende las figuras de ánima en un local ubicado en la Cuchara San Marcos.