placeholder

Los detalles son los que reflejan el lujo

En el segmento de lujo se distinguen dos modelos de negocios. El primero es la franquicia y el segundo es la obtención de representación de una o más marcas.

En ambos casos, existen parámetros que establecen las marcas desde sus matrices. Las exigencias van desde la decoración del local hasta el modo de exhibir los productos.

Algunas marcas que funcionan bajo el esquema de franquicia en el Ecuador son Tous, Bulgari, Cartier y Montblanc. Las franquicias en el país pertenecen a Almacenes Juan Eljuri.

Diego Guarderas es el gerente de la división de lujo de la firma. Él señala que cada una de estas boutiques es igual a otras que están en ciudades como París (Francia), Nueva York (EE.UU.) o Madrid (España). “Todo es igual, desde el piso hasta las lámparas”.

Guarderas explica que así lo exigen las marcas ya que se busca “brindar al cliente la experiencia completa”. Por esto, los materiales se importan de países como Francia y Alemania.

El segundo caso es el de las firmas locales que obtienen la representación de una o más marcas en el país. Generalmente, estas firmas abren boutiques propias en las que comercializan diversas marcas de lujo.

Tal es el caso de Excellent, representante exclusiva de las marcas Rockport y Ralph Lauren, en Guayaquil. Xavier Ibarra, administrador general de Excellent, explica que cada detalle del local cumple con los requisitos y exigencias de las marcas. “La manera de exhibir la ropa y la frecuencia de la rotación de productos se manejan bajo sus requerimientos”.

En el caso de las tiendas de Bugatti, las directrices para la decoración y exhibición de los productos vienen desde la matriz en Italia. Los responsables de la marca se encargan del diseño y la decoración, sujetándose a las recomendaciones.

Según empresarios del sector, el montaje de una tienda exclusiva de una marca de lujo puede costar hasta USD 3 millones. Para esto se necesita un alto volumen de ventas.