placeholder
Foto: Julio Estrella / LÍDERES La planta de producción de la empresa Proquim se encuentra en el norte de Quito. La firma compite en el mercado nacional con dos marcas: Garza y Swan.

La planta de producción de la empresa Proquim se encuentra en el norte de Quito. La firma compite en el mercado nacional con dos marcas: Garza y Swan. Foto: Julio Estrella / LÍDERES

El detergente en polvo es el preferido en el mercado nacional

6 de septiembre de 2016 08:57

En Ecuador existen más de una veintena de marcas de detergentes, entre líquidos y polvo.
Esta es la información con la que cuenta Christian Ponce, propietario de la compañía fabricante de detergentes Proquim. El empresario explica que entre los productos que se comercializa están los de las multinacionales, de firmas regionales y locales (incluyendo las marcas blancas).

Euromonitor Internacional, en un informe de enero del 2016, revela que la empresa anglo-holandesa Unilever ocupa el número uno en el ranking de compañías de productos para lavado en el país. Su marca estrella es Deja, pero también comercializa otras como Omo y Surf.

Luego de la multinacional en la preferencia de los consumidores se ubican detergentes de La Fabril y Colgate Palmolive. En total el estudio habla de nueve actores, entre firmas regionales y locales.

Euromonitor Internacional muestra también el posicionamiento de empresas en determinadas subcategorías de productos de lavado. Por ejemplo, en el grupo de limpiadores de alfombras está 3M Ecuador; en el de suavizantes aparece Colgate Palmolive; en el de ayuda para el lavado se halla Synteco y estrictamente en detergentes está Unilever.

La información revela que el mercado de productos para el lavado creció entre 2010 y 2015 en un 13,1%. Solo en la subcategoría de detergentes alcanzó un 12,3%.

En el país las empresas producen o importan los artículos de limpieza para su venta directa. Sin embargo, en algunos casos ciertas compañías se han dedicado, a la par, al desarrollo de marcas blancas para supermercados.

Corporación Favorita, por ejemplo, trabaja con Jabonería Wilson, Textiquim y Marchem (este último importado). Comercializa al mes 90, 14,5 y 7,8 toneladas, respectivamente. La empresa tiene dos marcas en detergente líquido y tres en polvo.

Los supermercados son uno de los canales de venta. Los fabricados por Proquim, por ejemplo, solo se venden allí.

Esta es una de las firmas más antiguas en el país, con 50 años en el mercado. Al momento, según su propietario, esta produce 300 toneladas al año. “Es un porcentaje bajo frente a otras empresas que producen en volumen”.

La empresa en la actualidad comercializa su producto en Supermaxi, Santa María y Coral. Tiene presentaciones en líquido y en polvo, con sus dos marcas: Garza y Swan.

En el país, asegura Ponce, el 20% de lo que se comercializa es detergente líquido y el 80% restante es en polvo. En las tiendas se siente esta realidad. “La gente compra en polvo porque es mucho más barato. En esta época no importan las características que un producto ofrezca sino que cueste menos. Lo que más se vende es Deja”, manifiesta Carlos Paredes, del micromercado Charly & Charly.

En el mundo la proporción entre detergente líquido y en polvo es a la inversa. Ponce dice que esto se debe a que el líquido tiene mejores fórmulas que los detergentes en polvo, lo que lo hace más ecológico. Con esto logra degradarse más rápidamente al desecharse, explica el empresario.

Como parte de las acciones de carácter ambiental, las compañías en el mundo se han concentrado en la fabricación de producto con menos fosfato. En Ecuador, por su parte, el Ministerio de Industrias ha emitido normativas para la regulación del uso de este químico en detergentes como la Resolución 465, del 2015.

Euromonitor In#ternacional explica, de hecho, que la categoría de detergente líquido tuvo el más rápido crecimiento en el 2015, con un 9% “por su versatilidad”. La gente con mayores ingresos es la que más compra este producto.

Sin embargo, los detergentes en polvo aún tienen la mayor preferencia del público en el país porque solo el 34% de la población tiene una lavadora. El 55% lava a mano y prefiere usar este tipo de productos frente a los jabones.

Esta costumbre, dice Euromonitor, se mantiene especialmente en Manabí, Los Ríos, Esmeraldas, Chimborazo y Cotopaxi,

Un detalle que llama la atención es el uso que se da a los productos de limpieza en el país. El detergente, por ejemplo, no sirve solo para lavar ropa, sino para otras actividades como limpieza de diferentes superficies, de baños, de autos, entre otros.