Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 6
No 3

‘La deuda interna pública ha crecido de manera importante’, dice Walter Spurrier

Walter Spurrier, presidente del Grupo Spurrier evalúa el manejo del endeudamiento  público. Por ahora, no cree que haya dificultades en el desempeño fiscal para el segundo semestre.

Transcurrido el primer semestre del 2012 cabe un análisis del desempeño económico del país. Mas aún, cuando la atención se concentra en la necesidad de recursos que pudiera demandar el Fisco, frente a una reducción de ingresos por el lado del precio del crudo.

¿Cuál es la evaluación que tiene sobre el manejo de la deuda externa pública del país?

La estrategia del Gobierno, en la deuda externa, ha tenido dos características. La una, en la primera etapa del Régimen tomó una línea muy agresiva con los acreedores de los bonos globales y retiró USD 3 000 millones, a una tercera parte de su valor, y los retiró con 1 000 millones que obtuvo de China, por la venta anticipada de divisas. Como esa venta anticipada no se contabilizó como crédito sino como ventas -es un tema discutible, pero así se contabilizó-, significó una reducción de USD 3 000 millones de la deuda.

¿Cuál ha sido la segunda característica?

El Gobierno ha buscado créditos, sobre todo en China, por magnitudes importantes vinculados, unos con la compra de bienes y servicios chinos (por ejemplo, el proyecto Coca-Codo) y otros, para utilizar en los programas del Gobierno, de una manera más general y amplia, frente a los préstamos que suele hacer el FMI. Esto ha significado que el Gobierno tiene el monto de la deuda externa, en el mismo nivel cuando subió Correa, en USD 10 000 millones, y no ha aumentado la deuda externa. Pero ha obtenido créditos por 3 000 millones y los ha invertido en infraestructura. En este proceso, hay que señalar que este año vencen los bonos (Global) 2012 y en su mayor parte se retiraron cuando se reestructuró la deuda. Pero una parte no se retiró, acreedores no aceptaron la propuesta del Gobierno y eso significa que tan pronto venza el plazo, como Ecuador no intenta pagarlos, el país quedará nuevamente en moratoria, lo cual va a dificultar cualquier intento del Régimen de acceder a los mercados crediticios internacionales.

¿A cuánto asciende el monto pendiente?

A 68 millones (dato de noviembre del 2011). Es un monto menor, pero lo importante es lo conceptual: Ecuador no estaría amortizando esos bonos. Ese es un factor que incidirá en que el Gobierno no pueda colocar bonos en los mercados internacionales, algo que han dicho las autoridades que quieren hacer, aunque no lo han repetido últimamente.

En la situación actual, con un petróleo en USD 80 y las restricciones a las importaciones, ¿el Gobierno necesitará más financiamiento?

Su posición oficial es que no necesita endeudamiento externo para financiarse; para sus necesidades se financia con ingresos internos, con impuestos básicamente. El Gobierno tiene la política de invertir todo lo que puede: cada dólar que le llega, aunque sea al 7% de interés -lo que cuesta un préstamo chino-, y eso -dice el Gobierno-, lo invierte en infraestructura, puede ser buen negocio. Incluso, con el precio actual del petróleo y de aquí a futuro, estará más o menos por el mismo nivel que consta en el Presupuesto (USD 79), por lo que no necesitaría endeudarse, más allá de lo que estaba previsto este año. El petróleo puede estar entre 80 y 85 de aquí en adelante y eso no va a significar un problema fiscal.

¿Qué pasa con la deuda interna pública?

Ha crecido de manera importante, en dos etapas. Primero, creció antes de que el Gobierno acceda a los créditos chinos. Recibió una deuda en USD 3 300 millones y al cierre del 2011, estuvo en 4 500 millones. Y luego, últimamente, ha habido un importante crecimiento de la deuda interna: el Gobierno ha consolidado su deuda con el IESS y ha pagado gran parte con bonos. En ese sentido, la deuda ha subido y ya está en USD 6 000 millones.

¿El Gobierno ha tenido un manejo adecuado del endeudamiento público?

El asunto es que en este período en que se han dado estos movimientos de la deuda, ha crecido el PIB y el tamaño de la deuda en función de la economía no es tan grande. El endeudamiento neto no ha aumentado y podría decirse que el Gobierno sí ha endeudado al país, pero no lo ha sobreendeudado y, a cambio de eso, tiene algo que mostrar: la gran obra pública.

Hay críticas sobre el manejo de la deuda...

La principal crítica que se le puede hacer es qué seguridades tenemos de que esta inversión va a dar lugar a un crecimiento futuro de la economía, que se vaya a aprovechar toda esta nueva infraestructura y que vaya a haber un crecimiento que permita generar ingresos. Además, ¿qué vamos a hacer de aquí en adelante? ¿Nos vamos a seguir endeudando y hasta dónde? Las previsiones del Gobierno en su programación cuatrianual es aumentar la deuda pública en los años subsiguientes: en el 2013 y el 2014.

El Gobierno destaca la relación deuda/PIB (22%). Pero ¿el pago de la deuda de corto plazo le genera problemas de liquidez?

En el quinquenio de Correa, excepto entre fines del 2008 e inicios del 2009, el precio del petróleo ha estado al alza y por lo tanto, el servicio de la deuda ha sido poco importante en relación con el monto de la deuda. El problema sería si ese precio fuese a bajar en los próximos años y si la inversión que ha hecho el Gobierno no da resultado en la generación de divisas, que permita servir la deuda. Eso provocaría que el Régimen haga ajustes en sus políticas de inversión.

¿Cómo visualiza el desempeño del segundo semestre en cuanto a endeudamiento?

Es probable que el Gobierno se vaya a endeudar. ¿Por qué? En su Presupuesto, con un barril de USD 79 y 80, tenía previsto acceder a endeudamiento importante, sobre todo chino. Pero con un precio del petróleo tan alto en los primeros meses: entre enero-abril, de lo que se tienen datos, calculo que los ingresos petroleros crecieron unos USD 700 millones en relación con las previsiones. El Gobierno no recurrió a endeudamiento aprobado de China y en el segundo semestre va a recurrir a ellos. Realmente no veo mayores problemas. De hecho, las medidas tomadas en la balanza comercial las veo desde el ángulo que al Gobierno le gusta: controlar el comercio, controlar lo que consumimos y prohibir lo que piensa que es suntuario y que no deberíamos gastar.

¿Cuánto pesa un ambiente preelectoral en el desempeño económico del segundo semestre?

Ese es un tema importante en el sentido de que el Gobierno y el Presidente no está dispuesto a ceder un solo voto. Va a querer ganar las elecciones de la manera más amplia posible; van a haber presiones para que aumenten los beneficios sociales, los beneficios a los empleados públicos, a no reducir los subsidios y aumentar el gasto. En año electoral será muy difícil que el Gobierno tome medidas prudentes.

Walter Spurrier

Director de análisis semanal

La formación. Analista Económico graduado de un masterado de Ciencias Políticas en la Univ. de California en los Angeles (UCLA).

La experiencia.
Columnista de EL COMERCIO y El Universo. Creó la Publicación Análisis Semanal y su versión en inglés Weekly Analysis en 1970. Realiza asesorías, dicta charlas, consultorías, estudios, etc.