placeholder
Ciudadanos recorren el Quicentro Shopping, ubicado en el norte de Quito. La actividad comercial repunta durante diciembre, con las compras de Navidad y Año Nuevo. Foto: Paúl Rivas / LÍDERES

Ciudadanos recorren el Quicentro Shopping, ubicado en el norte de Quito. La actividad comercial repunta durante diciembre, con las compras de Navidad y Año Nuevo. Foto: Paúl Rivas / LÍDERES

Cuatro sectores ven un respiro en diciembre

6 de diciembre de 2015 11:03

Las próximas celebraciones de Navidad y Año Nuevo llegan en un momento complicado para la economía ecuatoriana. En este panorama, cuatro sectores tienen estrategias comerciales para cerrar un año económico difícil.

Los centros comerciales, los hoteles, los restaurantes y las aerolíneas ajustan sus planes y hacen números para aprovechar la época más comercial del año.

Según Andrés Tapia, del Grupo Ortiz, las expectativas de ventas para este mes en sus locales Coral Hipermercados son mantener los niveles alcanzados en diciembre de 2014. “En años anteriores había importantes crecimientos, pero ahora somos más cautos debido a la contracción económica”.

En los ‘mall’, la estrategia de diciembre se apalanca en las promociones que atraigan visitantes a los locales. Representantes de El Recreo y Quicentro Shopping, ambos en Quito, señalan que los descuentos y los sorteos ayudan a convocar consumidores. En el primero la meta es recibir el mismo número de visitantes del 2014, mientras que en el segundo la meta es superar la cifra.

En los hoteles también están conscientes de la situación económica. Adriana Santos, gerenta de Banquetes del Hotel Hilton Colon, cuenta que este año las reservas presentaron un comportamiento lento. La ejecutiva añade que las negociaciones se iniciaron en septiembre y que se registraron tres cancelaciones.

Santos reconoce que las compañías que requieren sus servicios prefieren abaratar costos. Hasta la fecha el hotel tiene 1 500 reservas para banquetes corporativos y servicio de catering en este año, cifra similar a la del año pasado.

El sector de restaurantes también extraña tiempos pasados. Para este diciembre, la expectativa es lograr un crecimiento moderado, según representantes de estos negocios en Guayaquil.

Para enfrentar la desaceleración los restaurantes lanzaron planes distintos, como cenas a domicilio, inclusión de nuevos sabores, extensión de horarios de servicio, entre otros.
En el negocio de las aerolíneas, diciembre se caracteriza por ser un mes de alta ocupación de los vuelos. “Los pasajes se venden desde octubre y noviembre, y desde la segunda semana de diciembre, la tasa de ocupación supera el 80%”, detalla Marisol Ruiz, gerenta de ventas de Copa Airlines en Ecuador.

Los centros comerciales apuntan a las promociones

Los centros comerciales son uno de los negocios de más movimiento durante la temporada navideña. Para este mes, aplican diferentes estrategias para atraer a los consumidores en medio de una coyuntura económica difícil.

En este último fin de semana de descuentos, pese a la situación, se esperaba superar las expectativas previstas. Así lo indicaron en Quicentro Shopping y El Recreo.

Marianela Berrazueta, administradora de este último centro comercial, advierte que se cumplió la planificación con relación al número de visitantes. “Calculamos recibir unos 300 000 visitantes en tres días de promociones. Este número es similar al que recibimos el año pasado”, comenta la ejecutiva.

Ella añade que los consumidores se incentivan por las ofertas que se presentan en los locales. Para el resto de la temporada de Navidad también habrá días especiales de ofertas para atraer al público.

El sábado 12, por ejemplo, habrá ‘horas locas’ de descuentos y el 17 se ofrecerán rebajas con todas las formas de pago. La flexibilidad para la compra es clave en esta época.

Berrazueta dice que en esta temporada se reactivan todos los negocios, pero son conscientes de la coyuntura actual. “El objetivo es que al menos podamos conservar el movimiento del 2014. La gente está haciendo sus mejores esfuerzos”.

Analistas aspiran que la afectación no sea demasiado fuerte para los negocios en esta época. Wilson Araque, director del Área de Gestión de la Universidad Andina, señala que el 48% de las personas comprará regalos, según una encuesta entre la universidad y EurekNow. El año pasado fue el 56% y en el 2013 el 60%.

“La gente ve como un año poco favorable al 2016 y prefiere ahorrar recursos. Además, hay incertidumbre por ciertos contratos que terminan este 31 de diciembre”.

Bajo este panorama los centros comerciales buscan maneras para atraer al consumidor. En Quicentro Shopping, por ejemplo, los días de descuento superaron las expectativas. El año pasado llegaron 200 000 personas en el fin de semana de descuentos y para este año se calculaba unas 300 000. “Al que mejor oferta tiene mejor le va”, señala Andrea Valle, encargada de marketing. En este centro comercial aún faltan un día de descuentos, un día para la tarjeta de un banco privado, así como sorteo de premios en efectivo.

Un turista se registra en el Best Western Premier Plaza Hotel, en Quito. Foto: Alfredo Lagla  / LÍDERES

Un turista se registra en el Best Western Premier Plaza Hotel, en Quito. Foto: Alfredo Lagla / LÍDERES

Los locales y salones se adaptan a los presupuestos

El sector hotelero se alista para realizar eventos corporativos como cenas y bailes por Navidad y Año Nuevo. Pero las empresas cotizan eventos más económicos por el recorte de personal o por una restricción en los presupuestos.

César Ron, gerente General del Best Western Premier Plaza Hotel, en Quito, tiene previsto vender un promedio de 6 000 cenas en los eventos corporativos y en las fiestas que realizan en el hotel, el 24 y 31 de diciembre. Para ello, adecúan los 14 salones y prevé contratar personal eventual.

En cuanto a la ocupación de habitaciones, Ron dice que no es usual que la gente se hospede estas fechas, por lo que estima una ocupación del 35%.

Adriana Santos, gerenta de Banquetes del Hotel Hilton Colón en Quito, dice que la estrategia es mantener los estándares de calidad y adaptarse a los presupuestos de los clientes. Por eso se ofrecen cenas con menús servidos o buffetes, bebidas ‘soft’, decoración para familias o empresas. También se oferta cáterin y menús a domicilio. En este hotel decoran sus 23 salones con capacidad de 10 hasta 800 personas.

Hasta la fecha este negocio tiene reservados 60 paquetes de cena, solo para los días de celebración de Navidad y Año Nuevo.

Otras cadenas también optaron por ofertar banquetes y eventos para Navidad. Es el caso del Hotel Le Parc, en el norte de Quito. María Dolores Vela, gerenta de Mercadeo y Ventas, cuenta que allí promocionan el Sky Bar en el penthouse del edificio y el restaurante New Bistro, para eventos corporativos en este mes. Ambos locales tienen capacidad para 50 a 60 personas, en ese orden.

Las reservaciones se iniciaron hace dos meses y tienen unos 20 contratos, para cenas de grupos de 15 a 20 personas.

Platos más baratos para atraer a los clientes

La intención de participar en la cena navideña se mantiene en el país. Un estudio realizado en el 2014 por la consultora EurekNow, en Quito y Guayaquil, señala que seis de cada 10 personas con edades entre 18 y 24 años, asiste a este tipo de cenas. En las edades comprendidas entre 45 y 50 años la intención es mayor: el 74% de los consultados son parte de esa celebración.

Esos datos confirman que entre los ecuatorianos se conserva la tradición de reunirse con la familia, amigos y compañeros de trabajo para comer un menú especial en las festividades de diciembre.

Este año, la meta en los restaurantes El Patio, La Fondue y Le Gourmet, de la cadena hotelera Oro Verde de Guayaquil, es servir 7 000 cenas navideñas; 500 más que el año pasado.

Los preparativos para atender a sus clientes en Navidad comienzan en julio, cuenta Diego Andrade, director comercial de la cadena. Él añade que en diciembre se finiquitan detalles para que los 75 empleados de cocina, al mando del chef Antonio Pérez, atiendan a los comensales.

Andrade recuerda que la demanda del año anterior sobrepasó las expectativas, pues para el 21 de diciembre ya estaban por encima de la capacidad de atención. Para esta Navidad reconoce que por la coyuntura económica la estrategia será incentivar a los clientes para que opten más por las cenas a domicilio desde USD 12,50, que son un 50% más económicas que las servidas en los locales.

“La situación está apretada en el país, la gente está nerviosa, sin embargo estamos realizando todos los esfuerzos para alcanzar nuestras metas”.

Estefanía Lebed, propietaria de los restaurantes Piazza Gourmet en Urdesa y en la vía a Samborondón, en el norte de Guayaquil, señala que su estrategia apunta a ofrecer precios más cómodos que el año pasado. Ella destaca que en los días previos a la Navidad, la mayoría de sus clientes son grupos de empresas que celebran las festividades con cenas, pero añade que le ha sorprendido que los pedidos y reservas comenzaron a llegar más tarde que en el 2014.

No obstante, la empresaria considera que este año venderá por lo menos unas 600 cenas, en precios desde los USD 15 más impuestos. “Todos los años variamos el menú. Sí han demorado un poco más los pedidos, anteriormente, ya antes del 1 de diciembre tenían reservaciones y ahora han comenzado a hacer las reservas desde el 15 de diciembre”, cuenta.
El negocio gastronómico también es oportunidad para chefs que ofrecen sus servicios a domicilio.

Es el caso de Andrés Torres, que, además de su restaurante Guayabera Pop Up, en diciembre prepara cenas para entregar a domicilio en Guayaquil con precios que van desde los USD 15,50 hasta los 18,50.

“Mi ganancia es de un 30% de lo que se invierte, más o menos unos USD 200 por cena. Digamos que en una cena de 25 a 30 personas se invierten unos USD 700”, explica Torres.

La ocupación de los aviones aumenta en el último mes

El mes de diciembre representa cerca del 20% del total de pasajeros que se transportan cada año en aerolíneas en el Ecuador. Así lo señala Carlos Criado, director de Desarrollo de Negocios de Quiport, la empresa administradora del aeropuerto Mariscal Sucre de Quito.
El ejecutivo agrega que junto con julio y agosto, diciembre es uno de los meses de mayor movimiento para las aerolíneas. “Por lo general en la temporada de Navidad y Año nuevo el tráfico de pasajeros crece hasta un 30% en comparación con los demás meses del año”.

En Copa Airlines confirman que diciembre es un mes que la actividad toma mayor ritmo. Marisol Ruiz, gerenta de Ventas de la aerolínea en Ecuador, explica que históricamente la ocupación de los vuelos crece a partir del 12 de diciembre. “Puede superar el 80% de los asientos ocupados, cuando normalmente se ubica en el 75%”.

La vocera de la aerolínea agrega que la temporada alta se extiende por lo general hasta mediados de enero. Ruiz aclara que lo que toma impulso es la ocupación, no la venta de boletos, porque la mayoría de pasajes para Navidad y Año Nuevo se vende con anticipación en octubre y noviembre.

Lan Ecuador confirma que la actividad se dinamiza en la quincena final del año. En esos días se presenta un mayor tráfico aéreo por dos factores: el retorno de ecuatorianos que viven en el exterior y que regresan al país para pasar con sus familiares; y por los ecuatorianos que aprovechan el feriado largo para conocer las celebraciones de otras ciudades, dentro y fuera del país. La aerolínea añade que en comparación con años anteriores, se mantiene la demanda de pasajeros para el mes de diciembre. Esto se debe, en gran medida, a las diferentes acciones para estimular la demanda y promover la anticipación de compra de pasajes.

En cuanto a los destinos preferidos se cuentan Galápagos y Guayaquil, dentro del país. Y Miami, Nueva York, Cancún y Punta Cana, en el extranjero.