Pedro Maldonado O. / Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

Diego Lavalle: La Banca ecuatoriana muestra indicadores de alta solidez

Los indicadores del sector financiero ecuatoriano son una muestra del buen momento de la economía ecuatoriana. Así lo sostiene Diego Lavalle, analista financiero con trayectoria en la banca privada en el mercado de valores. Según Lavalle, el sistema bancario maduró y aprendió de los errores que desencadenaron la crisis de 1999 y del 2000. Añade que la economía cree, pero que uno de los problemas de los ecuatorianos es tener una mentalidad cortoplacista.

¿Cómo califica el momento actual de la banca ecuatoriana?
Hoy en día, hablando de los últimos tres años por lo menos, la banca se maneja de manera muy cuidadosa. Es muy sólida. Se cuida muchísimo el descalce entre pasivos y activos (es decir el plazo al que presta dinero y el plazo en el que capta dinero del público). Este descalce está bien controlado, manejado y valorado. Además, todos los temas de riesgo, como a quién se presta y cuánto se presta, son mucho mejor controlados en los últimos años. Ahora, por ejemplo, para prestar dinero a un negocio se verifican los flujos de caja, la situación de los socios, se piden garantías hipotecarias...

¿Estos factores se activaron tras la crisis que vivió el Ecuador en 1999 y en 2000?
Correcto. Los bancos que sobrevivieron a la crisis se comportaron de forma responsable desde antes del colapso. Y luego reforzaron su idiosincrasia de banqueros, su responsabilidad social. Ahora tenemos bancos muy precavidos a la hora de prestar y a quién prestar. Recuerde que la fuente de repago de un crédito no es la garantía, sino la generación de caja de la compañía o los ingresos de una persona. Otra cosa que ayuda es la garantía hipotecaria o prendaria, que dan solvencia a una operación finenciera. Además, se piden garantías personales a los dueños de los negocios. Por eso existe un compromiso de las industrias y el país crece.

¿Entonces estamos lejos de escenarios en los que la banca no pide mayores requisitos a la hora de otorgar créditos?
Lejísimos. Hoy en día la banca es casi 100% muy responsable.

¿En sus análisis se ha medido el impacto de las regulaciones al sector financiero por parte de las autoridades?
La banca es muy respetuosa y cumple con las regulaciones. Muchas de estas disposiciones ya estaban implementadas por la banca privada antes de que sean exigidas. La autoridad dice que se diversifique y eso ya se hacía. La banca no pone todos los huevos en una misma canasta. Segmenta el riesgo y diversifica su portafolio.

Sin embargo, hay representantes de la banca privada molestos con las más recientes regulaciones. Hablan de cerrar agencias, despedir personal, tecnificar procesos…
Sí. Ahora, por ejemplo se exige más medidas de seguridad en bancos y eso le cuesta a la entidad. No importaría qué costarán si dejarán que las tasas (de interés) sean más altas. Pero cuando fijan tasas, en la cartera de consumo por ejemplo, quedan menos puntos o margen de ganancia. Y si la entidad tiene que gastar en seguridad o tecnología es preferible cerrar la agencia porque es muy costoso. Los costos siguen subiendo, pero la tasa es estática y si no es rentable, cierro una agencia.

¿Pero cree que en la actualidad existe temor en la banca privada?
No sé si temor, pero si hay más conciencia de ser eficientes. No se pueden abrir agencias en cualquier lado. El costo no es el mismo para un banco con muchas agencias que uno con pocas. Por eso creo que la tendencia en la banca será fusionarse para compartir costos. Está preocupada porque los costos siguen subiendo y las tasas son fijas. En enero pasado, por ejemplo, la banca ganó USD 20 millones, unos cinco millones menos que en enero del 2012. Y por eso hay una descenso de utilidades.

¿Qué es lo que ocurrió con Banco Territorial? ¿Por qué cerró sus operaciones?
Mi percepción es que tenían demasiados depósitos a corto plazo y demasiada concentración en las captaciones. Según la Superintendencia de Bancos 100 clientes tenían el 24% de los depósitos, en volumen. Y 25 clientes tenían el 34% de los depósitos.

¿Entonces fue un tema de gestión?
Sí, de no poder controlar el descalce.

¿Y las autoridades bancarias no podían intervenir en este banco?
Es difícil. No hay regulación sobre el descalce de plazos, la autoridad no tiene ninguna culpa. Es un banco pequeño y la caída del Territorial prende una luz de alerta pequeñita, pero de ninguna manera hay una contaminación severa para el sistema financiero ecuatoriano.

¿Qué ocurre con las agencias calificadoras?
Esta área se maneja de forma muy seria, tan seria que se bajó la calificación del Territorial, pero no se publicó por una impugnación. Sin embargo, las calificadoras de riesgo que operan en el Ecuador son muy serias. No viven solo de los bancos, también están en el mercado de valores.

¿Quién escoge a quién? ¿El banco a la calificadora o viceversa?
El banco escoge a la calificadora. Hay bancos con más de una calificadora; estas se mueven incluso con parámetros internacionales, miden la operatividad del banco y el riesgo país.

¿Para este año qué se puede esperar en el sector de la banca privada? Va a fortalecerse mucho en la eficiencia operativa tecnológica. Va a vender más productos vía Internet, propender a más consultas en línea, más uso de cajeros, tarjetas inteligentes, pagos por celular… Es un proceso largo y de educación al mercado.

EN LA BANCA Y EL ANÁLISIS FINANCIERO

Cargo.  Presidente de la casa de valores Mercapital.

Experiencia.  Es parte del Directorio de empresas ecuatorianas.

En la banca.  Estuvo desde 1982 hasta el 2007.

En el 2009. Hizo un programa para gerentes en Boston, EE.UU.