placeholder
Christian Ramos, Felipe Valencia y Andrés Freile  son parte del equipo de la microempresa de diseño 1984. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

Christian Ramos, Felipe Valencia y Andrés Freile son parte del equipo de la microempresa de diseño 1984. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

Estos diseños se lucen con un toque urbano

10 de enero de 2017 12:03

El año de su nacimiento dio inicio a la marca 1984. Este negocio diseña y oferta camisetas, buzos, bufandas multiusos o ‘buffs’, parches, gorras, bolsos y más accesorios para todas las edades y gustos con diseños innovadores.

Este emprendimiento nació en febrero del 2015 de la mano de cuatro emprendedores: Christian Ramos (gerencia); Felipe Valencia (producción); Andrés Freile (diseño y ventas); y Javier Macanchi (socio).

Ellos son amigos que se unieron con el objetivo de crear una marca con diseños propios, nuevos y que llamen la atención.

Según Ramos, los diseños son elaborados de forma artesanal y única. “Hacemos la serigrafía, el estampado entre los tres socios”.

Los diseños que realizan dependen del gusto de las personas. Pero también hay temáticas coyunturales o logos que saben que gustará al mercado. Por ejemplo hay camisetas con el logo del Capitán Escudo, un héroe tricolor de una revista infantil.

Al principio, los diseños fueron de animales o de humor negro. “Los diseños tienen una historia y se plasman en una prenda que es cómoda”, explica Ramos.

Poco a poco estos creativos unieron la comodidad y la originalidad en prendas de vestir. A ellos se suman tres personas más que se encargan de la contabilidad, la parte legal y otras tareas.

Su primera colección fue de camisetas. Los emprendedores dicen que esa prenda “dice mucho de cada persona”.

La inversión con la que comenzaron los emprendedores fue de USD 15 000. Este dinero fue utilizado para materiales para la serigrafía, maquinaria, etc.

El negocio crece y en el último trimestre del año pasado la facturación fue por USD 20 000.
1984 se ha diversificado, ya que no solo realizan ventas por redes sociales sino que colocan sus productos en tiendas de Quito e Ibarra. Se puede mencionar a The Gift, Fan Air, Caja Ronca y otros.

Lo fuerte de las ventas se canaliza mediante su perfil de Facebook. Allí publican los modelos de camisetas, buzos, ‘buffs’ y otros productos. Allí se incluyen los precios y detalles para que las personas sepan más del producto.

Las camisetas tienen un costo que oscila entre los USD 14,99 y 19.

Gabriela Hadathy es una de las mentalizadoras de la tienda La Caja Ronca, un local de diseño independiente de Ibarra.

Entre los productos de mayor demanda están los de 1984. Sus ilustraciones originales y únicas, más la calidad de las prendas son el gancho, señala Hadathy.

Esta tienda, que nació desde el colectivo La Caja Ronca, apoya a las marcas nacionales. Su vocera relata que se contactaron con estos emprendedores por medio de las redes sociales. Tuvieron una entrevista con ellos y decidieron activar una especie de alianza estratégica. “La marca quiteña tiene una gran acogida en el norte del país, en especial, en Ibarra”.

En 2017, la Caja Ronca espera abastecerse con una línea más amplia de productos como las bufandas multiusos, parches, bolsos y otros, comenta la joven.

Los creadores de 1984 tienen varias metas para este 2017. “Queremos que se convierta en una marca nacional que tenga un reconocimiento internacional”, señala Ramos, quien detalla que ya realizaron envíos a Estados Unidos y Francia.

Además dice que una marca de relojes norteamericana les incluyó en su cartera de diseñadores latinoamericanos.

William Fuertes es un joven que le gusta las camisetas estampadas con diseños originales y únicos y más si son elaborados por jóvenes ecuatorianos. “Me gusta apoyar este tipo de emprendimientos porque ayuda a quienes deciden levantar su negocio”.