placeholder
Gabriela Villavicencio es la emprendedora que creó Baby Safe. Foto: Cortesía

Gabriela Villavicencio es la emprendedora que creó Baby Safe. Foto: Cortesía

El dispositivo que asegura el bienestar de las embarazadas

27 de septiembre de 2017 15:38

Un accidentes de tránsito hizo a Gabriela Villavicencio darse cuenta del riesgo que corren las futuras mamás detrás del volante. Esta emprendedora desarrolló un dispositivo que evita que el cinturón de seguridad de los vehículos ocasione problemas en el embarazo.

Según Villavicencio, los cinturones de seguridad regularmente pueden ocasionar lesiones en el feto, incluso, su muerte. Esto se debe a que la presión en caso de impacto, se genera en el vientre.

“Cuando estaba embarazada de mi primer hijo sufrí un pequeño accidente de tránsito; sin embargo, aun cuando el impacto no fue muy violento, se presentó un riesgo de aborto. Realmente fue ahí que me decidí solucionar este problema para todas las futuras mamás”, comenta.

En el 2010, Villavicencio decidió arrancar con el proyecto y encontrar la mejor manera de solucionar el problema. No obstante, no fue nada sencillo materializar su idea, puesto que se tuvieron que realizar varias pruebas de materiales y diseños a lo largo de dos años. Además, la emprendedora quería que su producto sea verdaderamente efectivo y que la gente se sienta segura de utilizarlo. Por este motivo, no dudó en buscar todas las certificaciones pertinentes que garantizaban el funcionamiento del dispositivo.

Hace cinco años, después de realizar pruebas de tela en las Escuela Politécnica Nacional y simulaciones de choque en la Escuela de Conducción Aneta, el producto estaba listo para comercializase y nació Baby Safe. Durante este tiempo, este dispositivo ha permitido a las mujeres embarazadas asegurar la vida de sus bebés detrás del volante.

“Lo que sucedía antes es que las mamás no utilizaban el cinturón de seguridad o lo aflojaban porque eran muy incómodos. Sin embargo, esto era muy peligroso para ellas y para sus hijos”.
Hoy en día, el emprendimiento ha alcanzado importantes convenios con cadenas de supermercados, como Supermaxi, para lograr comercializar el producto. El costo de Baby Safe es de USD 29.99.

Es importante señalar que la presentación del dispositivo es muy portable y se adapta a cualquier vehículos. Además, permite a las mujeres embarazadas ajustar el cinturón de seguridad según sus necesidades específicas.

“Baby Safe cuenta con todas las certificaciones que garantizan que no interviene con el funcionamiento normal del cinturón de seguridad”, dice Villavicencio.

Añade que muchas mamás tenían miedo que los agentes de tránsito las multen por alteración al cinturón, pero, gracias a las certificaciones, las mamás pueden circular sin ningún problema.

La emprendedora invirtió unos USD 4 000. La mayoría se destinó a la realización de las pruebas de eficacia y diseño. “No escatimé recursos en certificar mi producto porque la vida de madres y sus hijos estaba en juego”.

Para Villavicencio haber podido materializar su idea y emprender su propio negocio significa paralelamente poder realizarse como persona. Además, comenta que sigue trabajando en firmar convenios con más cadenas y distribuidores para que el uso de Baby Safe se expanda por todo el país. “Estoy segura que este dispositivo puede salvar la vida de mucho bebés por venir”.