placeholder
Cristian González incursiona en el negocio de la diversión desde el 1997; ha creado tres empresas. Foto:  Glenda Giacometti / LÍDERES

Cristian González incursiona en el negocio de la diversión desde el 1997; ha creado tres empresas. Foto: Glenda Giacometti / LÍDERES

La diversión es el motor que mueve a tres empresas

1 de agosto de 2017 16:28

Volar en un globo aerostático de 40 metros de diámetro o elevarse a 30 metros de altura anclado por cuatro cuerdas en el piso son actividades que puede incluir en su diversión. Además, puede disfrutar de la fusión de fuegos artificiales con la música (Piro musical) o vivir un espectáculo de luces y colores.

Todos estos servicios ofrecen tres firmas del Grupo Empresarial Familiar Globos Aerostáticos de Papel Ambato (Gloapsa) para matrimonios, presentación de productos, actividades culturales, deportivas, inauguración de obras, quinceaños... Esta firma ambateña está en el mercado desde el 2007 y en la actualidad es una de las empresas más importantes de la Sierra centro. El año pasado facturaron USD 348 374.

La historia de Gloapsa se inició en 1997 cuando su fundador Cristian González decidió poner en marcha su negocio de globos elaborados con papel cometa. De niño sus padres lo llevaban a las fiestas de pueblo y veía como se encendían los castillos y elevaban los globos de papel. Eso llamó su atención. A los 15 años el dinero de su colación lo invirtió en la compra de papel y también de pegamento. Sin embargo, los globos que elaboraba no volaban.

Tres años más tarde González volvió ahorrar y adquirió uno de estos artefactos a un artesano de Salcedo. Desarmó y corrigió algunos detalles en los que fallaba. Eso le ayudó a convertirse en un experto en esta materia y comenzó a comercializarlos a sus amigos, familiares y conocidos.

El negocio creció poco a poco. Contrató a sus compañeros de aula para que le ayuden en el ensamblaje. Vendía 24 docenas anuales. Los distribuía en las parroquias, en los cantones y en los lugares donde había las fiestas de pueblo. Su ingreso anual alcanzaba los USD 360 000.

Uno de los grandes logros de González fue cuando el Comité Organizador de los Juegos Bolivarianos le contrató para que en la inauguración de la lid deportiva lanzara globos con la bandera de cada uno de los países participantes. El evento se cumplió en el estadio Bellavista.
Posteriormente, participó en los 50 años, bodas de oro, de la Fiesta de la Fruta y de las Flores (FFF). “Estos dos eventos fueron la ventana para darme a conocer a escala nacional e internacional”, dijo el empresario.

En el 2001, viajó con sus espectáculos a las fiestas de Riobamba, mientras miraba como se quemaban los castillos, la vaca loca y más, se le ocurrió que podría vender a sus clientes la fiesta de los globos y de los juegos pirotécnicos. Contrató a un experto artesano riobambeño. Así comenzó a promocionar el paquete completo del espectáculo que lo mostraba por la Internet.

En pleno apogeo González recibió una invitación de la empresa Cien Fuegos para que viajara a Argentina a un curso de capacitación. En los tres meses de estadía, aprendió la técnica de montaje de los fuegos artificiales, normas de seguridad, encendido electrónico, consolas de disparo y más.

Al retornar a Ambato puso en práctica todos los conocimientos en su naciente emprendimiento. También, decidió buscar proveedores de fuegos artificiales en Colombia. Los contratos comenzaron a llegar y mensualmente facturaba USD 4 000. Además, cuatro personas laboraban en el negocio familiar. Hoy laboran 10.

Asimismo, realizó los trámites y obtuvo los permisos de las Fuerzas Armadas. Arrendó un terreno en el cantón Pelileo donde invirtió USD 20 000 en la construcción de un galpón. Dejó de comprar a los distribuidores y viajó a China para importarlos. La inversión inicial fue de USD 70 000 que los consiguió de varios préstamos a familiares, de una entidad financiera y fondos propios. También creo la empresa Gloapsa.

Entre los primeros contratos fue con el Comité de la FFF en la realización del Primer festival de luces y estrellas en el 2007. Igualmente, participó en el espectáculo del ensamble de bandas.

La Prefectura de Loja trabaja con el Grupo Gloapsa desde el 2015. César Castillo, responsable de la División Operativa de Identidad Cultural, dice que el espectáculo es garantizado con luces de calidad. Además, el cumplimiento de los contratos y la seguridad para el espectáculo son buenos.