placeholder
ALBERTO ARAUJO (I) Redacción Quito / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 8
No 2

DME celulares y cocinas pasan por su sistema de ensamble

"No puedes seguir importando". Esas fueron las palabras que recibió Gabriel Garcés de su abogado en enero del 2009, cuando participaba de una de las ferias de electrónica más grandes del mundo en Estados Unidos.

Gerente y socio fundador de la empresa Desarrollo y Manufacturas Electrónicas Ecuatorianas (DME), Garcés tuvo que dar un giro al negocio que había llevado hasta el momento con esa llamada.

En enero del 2009, el Gobierno estableció una salvaguardia para los productos importados, elevando así los aranceles con los que ingresaban en el país.

Esto encareció los precios de los radios, parlantes y sistemas de seguridad para vehículos que, entre otros artículos, Garcés importaba a través de Punto Gama. Fue la primera empresa que constituyó. Por ello, tuvo que dejar de lado las importaciones y pensar directamente en el ensamblaje en el Ecuador, con componentes de producción nacional.

Con esa motivación y su pasión por la ingeniería electrónica se sumó a otros tres socios para fundar Oxitane Global del Ecuador. Con esta firma incursionó en el ensamblaje de televisores, radios para autos, reproductores de Blue Rays, sistemas de alarmas, parlantes y celulares de las marcas Verycool, JVC e Icesa.

Esta última empresa, además aprovechó el cupo determinado en el 2012 para la importación de teléfonos móviles y convertirse en una de las pioneras en el ensamblaje de estos productos en el país.

En el 2013, Oxitane Global se liquidó porque los socios decidieron emprender otros negocios con excepción de Garcés. Junto con Jeanette Cruz -quien era presidenta de Oxitane- conformaron la firma DME, para mantener el ensamblaje de celulares y retomar la producción de otros artefactos electrónicos.

Con una nómina de 52 empleados, DME ha ensamblado en un año de operaciones -en su planta ubicada al norte de Quito-, 180 000 celulares de seis modelos de las marcas Yezz y Niu. Para ensamblar estos teléfonos, la firma importa las partes desde China y añade un 14% de componentes locales como cajas, manuales, cargadores de energía y software.

Desde la semana pasada, inició la fabricación del modelo Yezz Andy 3.5 con sistema Android, uno de los primeros 'smartphone' ensamblados en Ecuador.

Jeanette Cruz cuenta que para este año, DME también tiene previsto ensamblar celulares de las marcas iPro (China), Go Mobile (Centroamérica) y una tercera marca asiática.

Pero además, la firma, desde esta semana, arrancará con el ensamblaje de cocinas eléctricas de inducción dentro del programa de reemplazo de cocinas de gas del Gobierno. Para este año, tiene previsto fabricar 6 000 unidades de cocinas de cuatro quemadores. Adicionalmente, desde diciembre producirá televisores LED y 4K de hasta 65 pulgadas.

Estos nuevos productos requirieron inversiones por cerca de USD 800 000 y que la empresa duplique el área de su planta para nuevas bodegas y oficinas.

Edmundo Valenzuela, gerente de Yezz en el Ecuador, indicó que seleccionaron a DME para fabricar sus teléfonos por el alto cuidado de sus procesos y porque sus productos han cumplido con las pruebas de calidad de la marca.

Estos teléfonos tienen 24 meses de garantía. Actualmente se comercializan solo en el mercado ecuatoriano, pero a finales de año se exportarán a Brasil.

Los productos Modelos. DME fabricó entre enero y agosto 140 000 celulares de las marcas Yezz y Niu en seis distintos modelos.

Crecimiento. Para la nueva producción de cocinas de inducción y televisores, DME incrementará su nómina en 40 nuevos operarios este año.