placeholder
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 1

La dosis personal de café abre mercados

Parecía el negocio perfecto. En el 2008, la empresa Ecuacafegold había cerrado un acuerdo con clientes en Canadá para elaborar y exportar POD o pastillas de café. La empresa, cuya planta se encuentra en el norte de Quito, invirtió alrededor de USD 500 000 en la compra de una máquina que elabora estas pastillas, que son una medida individual o monodosis para un café expreso.

La máquina llegó al país en el 2009 y la producción estaba por arrancar. En Canadá, ya esperaban el primer envío de los POD, en ese entonces, una nueva tendencia en el mundo del café. Pero aún faltaba el registro sanitario.

Marcelo Garcés y su madre Jéssica Rengifo, voceros de la empresa, recuerdan que para comprar la máquina se vendieron bienes (una casa y autos), se usaron ahorros de la familia y se endeudaron. El negocio con los canadienses se cayó. Los compradores desistieron en el 2010 y el registro sanitario estuvo listo dos años después, en el 2012.

"Tuvimos un serio reto por delante", recuerda Garcés. La familia estaba en la necesidad de pagar la deuda y de producir café para cubrir costos. La estrategia fue buscar negocios alternativos para los POD: las miradas se fueron a los hoteles y a empresas de café. "Allí vimos una oportunidad y fabricamos las pastillas para marcas; es como una maquila. Entonces, si los huéspedes encuentran pastillas de café en algún hotel, seguramente son elaboradas por nosotros".

También empezaron a elaborar café instantáneo y buscar mercados en el exterior. Los proveedores del granos son productores y asociaciones como Fapecafes, con sede en Loja. En este proceso, la empresa, que comercializa su producto bajo la marca Garé, contó con el apoyo de ProEcuador, la oficina gubernamental que trabaja en la promoción de exportaciones nacionales.

María Gabriela Romero, de ProEcuador, sostiene que uno de los valores agregados de la empresa es la presentación en POD. "Es café arábigo de altura, tostado, molido y prensado dentro de papel filtro. Es de gran preferencia para el consumo a nivel internacional, según las tendencias de los países".

La funcionaria añade que la empresa tiene variedades de productos que pueden ser ofrecidos en los mercados internacionales, con altos estándares de calidad y certificaciones orgánicas (Ecuacafegold cuenta con las certificaciones USDA Organic, Fairtrade, Öko Garantie BCS...).

Con ProEcuador, los productos de la empresa se han exhibido en ferias en EE.UU., Holanda y Chile. En este último país, ya se comercializa la marca Garé desde hace seis meses. Dagoberto Rebolledo, distribuidor del café, cuenta que el producto está en Santiago, la capital chilena; él es optimista frente a la venta del café en POD y grano. "En Chile, la demanda por cafés especiales o premium está en aumento, sobre todo en el público joven, que es más proclive a buscar productos nuevos y con valor agregado. En nuestro caso, Garé se los da al ser un café orgánico y de calidad".

Garcés y Rengifo son parte de una familia dedicada a la producción de café. El abuelo de Rengifo ya cultivaba este grano en la provincia de Imbabura décadas atrás. Ahora, el proceso productivo se ha tecnificado, pero en la familia se mantiene el gusto por el café de altura.

Madre e hijo se muestran satisfechos con lo logrado; las ventas mensuales promedian los USD 65 000 y los puntos de venta en el mercado local crecen. Las monodosis de café instantáneo, por ejemplo, se comercializan en cadenas como Supermaxi y Santa María. Y las pastillas son requeridas por marcas con las que tienen acuerdos de confidencialidad. Las ventas, aclara Garcés, son para solucionar la deuda y para mantener la operación del negocio.

Ahora, los representantes de este emprendimiento están por viajar en los próximos días a Uruguay en busca de nuevos compradores. Ellos miran con optimismo el futuro de la empresa. "El café ecuatoriano es de alta calidad y podemos competir con marcas extranjeras. Para eso, primero es necesario que los ecuatorianos estén conscientes de la calidad de café que tenemos".