En las instalaciones de la empresa, que se ubica en el km 7,5 de la Vía a Daule, en Guayaquil.
Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 4
No 0

Dulcenac, un barquillo nutritivo es su carta de presentación

Hace 11 años, cuando Max Aguirre, un guayaquileño de 34 años, retornó desde EE.UU., en donde estudió economía agrícola en la Universidad de Texas A&M, lo hizo con una idea fija en la mente: formar su propia empresa en la industria alimenticia.

"Cuando llegué, vi la oportunidad de incursionar en el negocio alimenticio, la economía siempre la estudié en la parte industrial", cuenta Aguirre. Fue así que en el 2004 decidió incursionar en el sector de los cereales, que en el Ecuador mueve unos USD 35 millones al año.

Con una máquina para elaborar barquillos rellenos comenzó a operar la empresa Dulcenac, que está ubicada en el km 7,5 de la vía Daule, en Guayaquil.

Bajo la marca Crokitos, que hace alusión a lo crocante de los productos, la firma ha ido diversificando su portafolio de ítems. La imagen de un castor mordiendo uno de los barquillos caracteriza al producto estrella de esta empresa: los barquillos rellenos de fresa, vainilla y chocolate, en varias presentaciones (cajas, latas y fundas).

Cuando Dulcenac empezó contaba con cinco variedades de productos. Actualmente, la compañía distribuye sus 70 variedades de ítems a cadenas de supermercados, como Supermaxi, Megamaxi, Mi Comisariato, Tía y Santa María. Asimismo, los entrega en pequeños negocios a escala nacional.

"Fue difícil competir en el mercado, pero por la calidad y la innovación de los productos y sus empaques nos hicimos espacio", recuerda Aguirre.

Las almohadillas rellenas (un cereal con forma de almohada), las barras de cereal con arroz crocante bañadas de chocolate y los cereales en forma de aros de colores están entre los productos más vendidos de Dulcenac. Los precios oscilan entre los 10 centavos y USD 5. "Siempre quisimos tener una imagen diferenciada, que tenga acogida entre los niños", menciona Aguirre.

El 90% de la materia prima que se usa es nacional, cuenta Walter Rodas, gerente de Operaciones. Harina de trigo, de maíz y de arroz son los ingredientes principales que se compran a productores nacionales, solo los endulzantes y colorantes son importados. La buena calidad de la materia prima es una de las fortalezas de la empresa, dice Rodas.

"Los precios son competitivos, económicos en el mercado, pero nunca sacrificamos calidad", añade.

Marcia de Santa María, que tiene una tienda en el sur de Quito, reconoce esa característica. "De los que se venden, Crokitos es la marca de cereales más económica, son buenos precios", dice.

A corto plazo la empresa se proyecta a crecer y exportar. Está en negociaciones con una empresa en Estados Unidos.

Actualmente, tiene cinco líneas de producción en la planta, que posee una capacidad para procesar unas 250 toneladas de producto al mes; sin embargo, Aguirre planea incrementar su producción, por lo que en el primer trimestre del 2015 abrirá una nueva planta de 10 000 m2 en el km 24 de la vía a Daule.

En este espacio además se implementarán dos nuevas líneas de producción: de cereales y de barras nutritivas.

Este año, Dulcenac firmó una alianza con la transnacional Alpina, para proveerle cereal a la empresa. Juan Fernando Maya, gerente General de Alpina Ecuador, mencionó que esta alianza fue fruto de una investigación en la que buscaron impulsar a la industria nacional.

La firma en breve

Alianzas.

En mayo del 2014, la empresa se alió con la multinacional Alpina, para proveerles de los cereales para el producto Bon Yourt Choco Bricks.

Innovación.

El cereal con forma de almohada, que es característico de Dulcenac, nació en el 2009.


EL INSIGNIA

[[OBJECT]]

Walter Rodas. Jefe de Operaciones

'Esta empresa está creciendo'

Trabajo aquí hace dos años, manejo la parte productiva y los procesos regulatorios de calidad.

Para mí fue un reto entrar aquí, porque vengo de una transnacional de cereales, y esta empresa está creciendo y ganando participación de mercado.

Me gusta trabajar en Dulcenac, porque se caracteriza por ser una compañía innovadora; constantemente estamos lanzando productos nuevos al mercado. El año pasado incrementamos unas cinco nuevas presentaciones.

Es bueno que la compañía se esté moviendo. Además, el crecimiento también es bueno para los clientes, porque así ellos pueden tener más alternativas de productos con buena calidad y precios.

"Me gusta trabajar en Dulcenac,  porque se caracteriza por ser una compañía innovadora".