Germán Luzuriaga es jurista, ingeniero electrónico, Lic. en Política y capitán de Policía. Foto: Julio Estrella / Líderes.

Germán Luzuriaga es jurista, ingeniero electrónico, Lic. en Política y capitán de Policía. Foto: Julio Estrella / Líderes.

Nancy Verdezoto.   (I)
[email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 23
No 1

El comercio electrónico fue su apuesta segura

3 de febrero de 2015 21:26

En una pequeña suite rentada, con una computadora prestada y con USD 3 000 como capital inicial, Germán Luzuriaga inició la empresa Compra Segura, que ahora factura más de USD 700 000 al año, en promedio.

La idea nació en el 2006, cuando Luzuriaga se planteó crear un ‘mall virtual’, que permitiera adquirir cualquier producto por Internet. Aunque tuvo varios tropiezos al inicio, no desmayó, pues tenía claro que quería desarrollar lo que hasta entonces no había sido explotado en el país: la compra ‘online’ de productos de las mejores tiendas nacionales. Eso, mediante un servicio que garantice la seguridad de la información bancaria de los clientes.

Luzuriaga, de 36 años, aprendió todo sobre desarrollo de software cuando estudiaba Ingeniería Electrónica en la Universidad San Francisco de Quito. Esta carrera fue financiada con una beca de la Policía Nacional, como parte de los programas de capacitación. Además, es capitán de Policía, abogado, doctor en Jurisprudencia y licenciado en Ciencias Políticas.

La primera parte del negocio fue ofrecer vitrinas virtuales de varias tiendas, con catálogos de los productos según la gama de colores y modelos en inventario. Pero aún había un problema con el pago: aquí una empresa no puede captar dinero; legalmente solo las entidades financieras lo pueden hacer.

Con este antecedente, la firma se convirtió en cliente de una empresa colombiana, que permitía hacer las transacciones con tarjeta de crédito y conectar las ventas de las tiendas con el programa, para validar la compra. El problema era que debía pagar ‘de su bolsillo’ el Impuesto a la Salida de Divisas (ISD), lo que le generó pérdidas.

En el 2008, Luzuriaga decidió crear un sistema electrónico que permitiera gestionar los pagos virtuales sin recurrir a la firma extranjera. Esta idea motivó a que Produbanco (hoy parte del Grupo Promérica), lo contratara para implementar el sistema de pagos en línea, que permitía conectar al banco con los almacenes, para que los clientes de la entidad pudieran comprar a través de sus tarjetas de crédito.

A partir de ello, Luzuriaga diversificó su oferta. Por un lado, seguía funcionando la tienda virtual y, por otro, empezó a desarrollar software para empresas que iniciaban en el comercio electrónico.

Fidel Murgueytio, gerente general de Maxitravel, una operadora de turismo, trabajó con Luzuriaga en el desarrollo de tres proyectos: un software para reservas en línea, una tienda virtual y la página web para sus productos. “Habíamos contratado a otra empresa y en dos años no pudo hacer el sistema de reservas. Con Germán, en tres meses hacíamos pruebas y en seis estaba funcionando”, señaló.

Su meta siempre fue garantizar la seguridad en línea. Con ella, ganó el premio a Mejor Página Web de Comercio Electrónico del Ecuador en el 2009, en un concurso organizado por la Cámara de la Pequeña Empresa de Pichincha (Capeipi). Asimismo, participó como representante del país en el evento organizado por las Naciones Unidas: World Summit Award, en la categoría e-Commerce en el 2011.

A partir de entonces fue reconocido como un referente en esta área, lo que le abrió puertas en varias empresas. Poco a poco, pasó de ser un intermediario en la venta ‘online’, a ser vendedor directo. “Las empresas de repente me daban crédito por USD 30 000, para que vendiera los productos. Otras, me buscaban para que desarrollara sus portales”, relata Luzuriaga.

Al principio, su empresa tenía tres empleados, incluido él. Ahora, trabaja con 45 vendedores, distribuidores, diseñadores, desarrolladores y técnicos. En su mayoría contrata a mujeres, madres solteras o divorciadas, que han luchado por abrirse un espacio laboral. “Es una forma de cambiar la vida a quienes han tenido problemas y quieren sacar su hogar adelante”.

Su página Compra Segura tiene unos 20 millones de visitas y ha vendido cerca de USD 1,5 millones en productos desde el 2006. A la par, el desarrollo de plataformas de comercio electrónico le ha permitido trabajar con grandes empresas. “Tenemos proyectos que van desde los 800 dólares, hasta los 150 000. Todo eso se reinvierte para estar a la vanguardia tecnológica”.