600 personas de 30 países, incluidos jefes de Estado, asistieron al Foro Económico Mundial para Asia Oriental. Foto: Dennis M. Sabangan / EFE
Manila Agencia EFE
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 1

La economía de Asia en riesgo por catástrofes

La región de Asia Oriental debe preparar su economía para afrontar desastres naturales más violentos y frecuentes, advirtieron empresarios y expertos económicos que se reunieron en Manila en el Foro Económico Mundial (FEM).

"Es bastante obvio que habrá desastres naturales de forma más frecuente y contundente en la región", comentó el presidente del Banco Asiático de Desarrollo (BAD), Takehiko Nakao.

El tifón Haiyan mató a unas 6 300 personas en Filipinas el año pasado, otras 1 000 siguen desaparecidas y afectó a millones más, según cifras de la Cruz Roja.

Nakao explicó que para lograr un crecimiento económico es necesario cambiar la tendencia del consumo de energía, la planificación urbana y el turismo, entre otras cuestiones.

Uno de los principales problemas para Asia Oriental en cuanto a cambio climático se refiere, dijeron los expertos, es que ciudades que son motores económicos como Manila, Bangkok o Yakarta están situadas en la costa y son por lo tanto vulnerables.

Por ello, deberán implementar sistemas de transporte urbano eficientes, así como modernizar las técnicas para la construcción de viviendas.

El director de Hanwha Group, de Corea del Sur, Kim Dong Kwan, opinó que las empresas y los gobiernos deben concentrar sus esfuerzos en promocionar el uso de fuentes de energía renovables.

"La energía verde está empezando a tener sentido económico", señaló Kim.

Durante el Foro Económico Mundial para Asia Oriental también se destacó el importante papel que deben desempeñar las empresas privadas a la hora de desarrollar fuentes de energía eficientes y renovables. "Si puedes desarrollar una batería de altísimo rendimiento, podrás resolver prácticamente el 90 por ciento de los problemas de energía del planeta", afirmó el presidente del Consejo de Toshiba, Atsutoshi Nishida.

Otros empresarios comentaron que, para lograr una economía estable frente a los crecientes desastres naturales, hay que dejar de limitar el problema a los ministerios de Medioambiente de cada país u organizaciones ecologistas.

La vicepresidenta del Departamento de Cambio climático del Banco Mundial, Rachel Kyte, propuso trasladar el debate también a "las carteras de Economía, Planificación, Desarrollo y otras".

Además de la preocupación de temas de índole natural, también se pone atención a otros escenarios de tinte político.

La crisis política en Tailandia y el conflicto de soberanía en el mar de China Meridional pueden afectar las perspectivas de crecimiento económico de Asia Oriental. "Necesitamos paz y estabilidad en la zona. Es lo más importante, desde el punto de vista del inversor", señaló el director ejecutivo de la compañía First Eastern Investment Group, Victor Chu.

El copresidente del FEM, James Riady, destacó que "las tensiones (en la región) son reales, e impactan directamente en los mercados" (ver breves).

¿Guerra fría a la vista? El contexto.  Las disputas territoriales que mantiene Pekín con Tokio, Hanoi y Manila, principalmente, son un foco constante de desestabilización en la región que daña la economía, como prueban la evacuación de más de 4 000 chinos de Vietnam, tras violentas manifestaciones nacionalistas contra China.

Los efectos.  Estas confrontaciones, según el jefe del Departamento de Economía y Sociedad del Asia Oriental en la Universidad de Viena, Ruediger Frank, "llevarán a la formación de dos bloques, y en los países más pequeños no podrán tomar decisiones independientes".