placeholder
La economía de Estados Unidos creció, impulsada por el gasto de los consumidores, la fortaleza del sector de la construcción y el incremento de las exportaciones. Foto: EFE.

La economía de Estados Unidos creció, impulsada por el gasto de los consumidores, la fortaleza del sector de la construcción y el incremento de las exportaciones. Foto: EFE.

Agencia EFE
Washington
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

La economía de EE.UU. acelera su crecimiento tras un comienzo de año débil

31 de julio de 2015 17:28

La economía de Estados Unidos creció a un ritmo anual del 2,3% en el segundo trimestre tras un comienzo de año débil, impulsada por el gasto de los consumidores, la fortaleza del sector de la construcción y el incremento de las exportaciones, informó el 30 de julio del 2015 el Departamento de Comercio.

El Gobierno publicó su primer cálculo sobre el comportamiento del producto interior bruto (PIB) entre abril y junio, que se expandió algo menos de lo esperado por los expertos, que habían pronosticado un avance de alrededor del 3%.

En su informe anterior, el Departamento de Comercio había calculado que la economía se contrajo un 0,2% en el primer trimestre, pero hoy revisó ese dato al alza y sostuvo que en ese periodo el PIB también se situó en terreno positivo, con un aumento de un 0,6%.

La aceleración del PIB entre abril y junio se debió en parte a que el gasto de los consumidores, que equivale a más de dos tercios de la actividad económica del país, aumentó a un ritmo anual del 2,9 %, por encima del incremento del 1,8% del trimestre anterior.

La construcción de viviendas también creció en el segundo trimestre (6,6%), aunque a un ritmo más débil que a comienzos de año, mientras que las exportaciones se incrementaron en un 5,3% frente a la caída del 6% del periodo anterior. En el lado contrario se situó la inversión empresarial, que se redujo un 0,6% entre abril y junio, y se ha visto afectada en los últimos meses por los recortes de las compañías de energía en respuesta a la caída de los precios del petróleo.

En un comunicado, el principal asesor económico de la Casa Blanca, Jason Furman, destacó que la mayoría de los "factores temporales", como el duro clima invernal, que lastraron el crecimiento del PIB a comienzos de año, "se desvanecieron" en el segundo trimestre.

Furman reiteró, además, que el presidente de EEUU, Barack Obama, está "comprometido" con seguir presionando al Congreso para que apruebe medidas para seguir fortaleciendo el crecimiento como nuevas inversiones en infraestructura y la apertura de más mercados para las exportaciones.

Pese a la aceleración del PIB en el segundo trimestre, no se han alcanzado todavía los niveles de crecimiento de 2014, cuando la economía estadounidense experimentó su mayor semestre de expansión desde mediados de 2003. Además, en este informe el Gobierno ha usado una nueva metodología para tratar de medir la evolución del PIB de un modo más preciso. Bajo los nuevos parámetros, el Gobierno ha descubierto que el crecimiento económico entre 2012 y 2014 fue más lento de lo que creía, de un promedio del 2% anual frente al 2,3 % estimado previamente.

Los expertos prevén que este año la economía crecerá en torno a un 3%, impulsada por la fortaleza del gasto de los consumidores y la buena marcha del mercado laboral, donde la tasa de desempleo quedó en junio en 5,3 %, la más baja desde 2008. Al término de la reunión de dos días de su Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, en inglés), la Reserva Federal (Fed) subrayó este miércoles la continuada mejoría de la economía y dio así un paso más hacia la esperada subida, previsiblemente en septiembre, de los tipos de interés de referencia. Esa alza de tipos, que llevan entre el 0 % y el 0,25 % desde finales de 2008, sería la primera subida desde 2006 y la confirmación definitiva de que EEUU ha dejado finalmente atrás la llamada Gran Recesión.

La Fed, el banco central estadounidense, rebajó los tipos de interés a niveles cercanos a cero en plena crisis, con el objetivo de estimular la economía nacional y favorecer la toma de crédito. Tras conocerse el dato del PIB, Wall Street abrió hoy a la baja y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, cedía un 0,52% en el arranque de la jornada.