placeholder
Miguel Ricaurte desarrolla su carrera profesional en el Banco Itaú, en Chile. Por sus conocimientos en economía participa de entrevista en medios de comunicación chilenos.  Foto: Cortesía

Miguel Ricaurte desarrolla su carrera profesional en el Banco Itaú, en Chile. Por sus conocimientos en economía participa de entrevista en medios de comunicación chilenos. Foto: Cortesía

Con la economía posiciona su nombre en Chile

26 de enero de 2018 18:59

Antes de llegar al sexto curso del colegio, Miguel Ricaurte Bermúdez solo tenía un plan para su futuro: iría a trabajar con su papá, Miguel, en la pequeña empresa familiar de productos químicos y perfumes.

Corría el año 1994 cuando Ricaurte, quiteño, hijo mayor de una profesora de kinder y de un emprendedor, recibió por primera vez una clase sobre economía.

Estudiaba en el Colegio Americano de Quito con una beca parcial, porque su mamá daba clases ahí. “El profesor de esa clase me abrió los ojos. Me di cuenta de que eso era lo que me gustaba de verdad”, recuerda Ricaurte.

En ese momento su plan cambió. La economía se convirtió en su disciplina favorita y lo es hasta ahora, que tiene 40 años.

Su formación desde ese primer acercamiento en el colegio a esta materia la obtuvo en tres países. Se graduó como economista en la Universidad San Francisco de Quito; cursó una maestría de Economía Aplicada en la Universidad de Chile; y obtuvo un PhD en Economía por la Universidad de Minnesota.

Además de economía, es aficionado a la lectura de ciencia ficción. Sus libros favoritos son ‘Yo Robot’, de Isaac Asimov, y las ‘Crónicas Marcianas’, de Ray Bradbury.

Pero su tiempo más valioso lo dedica a su faceta de papá. Está casado desde hace 11 años con Gabriela Argüello, con quien tiene dos hijos, de 4 y 2, años que nacieron en Chile, en donde está radicado desde el 2009.

“Antes éramos la típica pareja que salía a comer, al cine, a bailar. Ahora somos de ir al parque con los niños, llevar a los dos perritos; de ir al zoológico”, cuenta.

Cuando Ricaurte recuerda su paso por las tres universidades no lo menciona, pero basta revisar su hoja de vida, siempre fue un buen alumno y gracias a ello, estudió becado. “Es lo más importante que me han dado mis papás, ellos siempre me dijeron que yo podía ser lo que quisiera, siempre que me esforzara”.

En el colegio fue el mejor egresado, lo que le permitió tener una beca en la Universidad San Francisco. Ahí se graduó con honores y recibió la distinción Suma Cum Laude por sus calificaciones.

Cuando aplicó a la maestría en Chile, consiguió una beca de la Fundación Kas. En la Universidad de Minnesota, cuando cursó el doctorado, obtuvo una beca de investigación con la que tuvo la oportunidad de dar clases como parte del convenio. Como profesor en Minnesota, además, recibió el premio al Profesor Destacado.

Gustavo Arteta, que fue su profesor en la Universidad San Francisco y quien lo guío para que postule al doctorado, recuerda que además de ser un excelente alumno, Ricaurte era un joven muy decidido.

Él recuerda que Ricaurte, que sabía que él trabajaba en la Dirección de Estudios para el Desarrollo (Cordes) y le pidió que le permita hacer prácticas.“Con cortés y simpática insistencia me convenció su disposición para aprender, trabajar y contribuir. Así que lo invité a hacer una pasantía”.

Hoy Ricaurte ejerce el cargo de economista jefe en la sede en Chile del Banco Itaú, una institución financiera de capitales brasileños con participación en seis países.

Pero antes de trabajar en la banca privada, este economista quiteño fue funcionario del Banco Central de Chile, donde fue economista sénior en la gerencia de análisis macroeconómico .
También fue representante por ese país ante el Fondo Monetario Internacional (FMI). Cuenta que se sintió honrado cuando José de Gregorio, entonces gerente del Central, lo eligió.

Al contar su trayectoria, se da cuenta de que no ha podido aportar como economista en Ecuador. “Era algo que yo quería desde que empecé a estudiar economía, aportar con mis conocimientos en lo social, pero no se ha dado”, dice.

Y en seguida añade que va a volver a Ecuador, aunque aún no sabe cuando. Es un sueño por cumplir.

Su área de trabajo en el edificio de Itaú, en el sector Nuevas Condes, es la que se conoce como “la mesa de dinero”. Es un espacio lleno de escritorios, en donde laboran los equipos que se dedican a comprar y vender dólares y los que manejan el dinero y deciden dónde y cómo invertir.

Como economista jefe, Ricaurte está encargado de analizar cifras y el comportamiento económico de Chile para hacer proyecciones del desempeño del país y es vocero en medios de comunicación cuando se requieren análisis.

Su esposa dice que esta última faceta de su trabajo se le da muy bien. “Es una persona muy abierta, tiene mucha facilidad de palabra, se expresa muy bien”, cuenta.

Argüello además destaca que su esposo es un papá “orquesta”, con quien comparte todas las tareas del hogar y el cuidado de los niños.

Su cv

Básico. Estudió en el Colegio Americano y fue el mejor egresado de su promoción.
Pregrado. Es licenciado en Economía por la Universidad San Francisco, en donde obtuvo el reconocimiento Summa Cum Laude.
Posgrado.  Obtuvo una beca para obtener un PHD en Economía en la Universidad de Minnesota. Ahí dictó clases y obtuvo el Premio Profesor Destacado.