placeholder
Raúl Rivera Andueza es un emprendedor, activista de la innovación y autor de libros. Foto: Eduardo Terán / LíDERES

Raúl Rivera Andueza es un emprendedor, activista de la innovación y autor de libros. Foto: Eduardo Terán / LíDERES

Ecuador debiera sumarse a la Asociación de Emprendedores de América Latina

5 de mayo de 2015 16:09

En el marco del TIC Fórum 2015 organizado por Telefónica Ecuador, entre el 26 y 28 de abril en Quito y Guayaquil, el evento se enfocó en la importancia de la innovación y el emprendimiento como eje de desarrollo de la sociedad actual.

Raúl Rivera Andueza, presidente de la Fundación Foro Innovación de Chile y autor del libro 'Nuestra hora: los latinoamericanos en el siglo XXI', fue invitado en la jornada tecnológica. El destacó que Latinoamérica debe creer que es capaz de generar innovación.

¿De qué trata su libro “Nuestra hora: los latinoamericanos en el siglo XXI”?

El libro es un llamado para dejar atrás los mitos que encierran la idiosincrasia latinoamericana, en la que se denomina que somos incapaces de crear o hacer proyectos que fomenten el desarrollo de la región. Latinoamérica es interesante, por lo que debemos hacernos cargo de nuestro futuro.

¿Cómo podemos hacernos cargo?

Lo primero que debemos hacer es asumir nuestra identidad. Debemos entender que Latinoamérica no es una región pobre, violenta, inestable. Hay que eliminar los conceptos como que vivimos en estados anti democráticos, inestables… que somos propensos y los mayores consumidores de drogas.

Los datos demuestran que América Latina es 4 veces más grande que Europa, que Estados Unidos y China juntos. Además nuestra población que alcanza a los 600 millones de habitantes, demuestra la magnitud geográfica y poblacional que alcanzará hasta el año 2020. Además, hay que resaltar que somos la cuarta economía más importante del mundo.
En la medida que entendamos nuestra realidad, podremos asumir nuestros desafíos.

¿Cuáles son los desafíos que se presentan a la región?

Los desafíos de América Latina tienen que ver con no replicar los modelos de desarrollo que usaron Estados Unidos, Japón, Corea… aunque haya sido un patrón exitoso para estos países, no significa que sea sustentable para nosotros. Economías del ‘primer mundo’ están ejecutando proyectos encaminados a la economía verde, por ejemplo. En 20 o 30 años migrarán a sus metas que consisten en el desarrollo de economías prósperas y sustentables.
Si Latinoamérica copia este modelo, lo único que lograremos es llegar a un lugar que ya no será viable. Es importante que nos propongamos tomar el atajo y llegar a la meta junto a estos países, solo así demostraremos que estamos a la altura para enfrentar los desafíos de la región.

¿Cuáles son las condiciones para que los latinoamericanos enfrenten estos desafíos?

La innovación es uno de los principales aspectos para afrontarlos, porque con este componente podremos darle una respuesta propia a los problemas que enfrenta Latinoamérica. No podemos seguir observando a Estados Unidos o Europa con el objetivo de trasladar sus soluciones a la región. Los latinoamericanos debemos ser originales. Recordemos que en nuestra historia, generamos dos de las seis civilizaciones que poblaron al mundo: la Mesoamérica y la Andina, lo que demuestra que somos capaces de crear cosas potentes a escala mundial.

Entonces, ¿cuál es el papel de la tecnología para enfrentar los desafíos de la región?

Las tecnologías junto con la innovación ayudan a solucionar problemas. La manera más potente de innovar es la utilización del componente tecnológico que se está desarrollando. Uno de los ejemplos más reales ha sido en el ámbito de la educación, pero siempre tendrá impacto en la economía, salud, política, entre otros. La región posee un sistema escolar que no funciona y no está a la altura de las exigencias del siglo XXI, que es la creación de productos y servicios con valor agregado. Entonces las dos únicas opciones que existen son: mejorar un modelo educativo obsoleto que importamos a Europa hace 150 años, o, usar la tecnología informática para que los niños aprendan de otra manera, desarrollando todos sus talentos y aptitudes que les permita incorporarse a la economía digital del siglo XXI.

Ante esto, deberíamos aprovechar las experiencias de Sugatra Mitra, investigador indio que descubrió un nuevo modelo de aprendizaje a través del trabajo en grupo y el uso de dispositivos móviles, como tablets. Lo importante de que los niños aprendan a buscar respuestas o consultas en Internet, es que luego ellos generan respuestas. Sin duda esto tiene un efecto dramático.

Otro ejemplo de esto es el caso es el de Paloma Noyola. Esta niña mexicana de 12 años y de escasos recursos fue considerada por la revista ‘Wired’ como la 'nueva Steve Jobs' debido a su alta capacidad de resolver problemas matemáticos, en un concurso nacional logró la máxima puntuación de 921 puntos. Su curso uso el modelo de aprendizaje de Mitra.

En el caso de Ecuador ¿cree que el país puede enfrentar sus propios desafíos?

En el caso de Ecuador, el país es uno de los más urbanos de Latinoamérica. La población rural es una minoría, frente a la que vive en ciudades grandes como Quito y Guayaquil.
Comparar el acceso a Internet que tiene un ecuatoriano promedio hoy en día, con un estadounidense promedio de hace 20 años es más alta, por lo que podría decir que Ecuador tiene todas las ventajas para desarrollar la innovación.

¿La región cuánto debe invertir en innovación?

Latinoamérica no debe seguir financiando un sistema obsoleto, como el de educación por ejemplo. Por lo que se debe exigir a cada sistema que se adapte al siglo XXI.
Cada país debe enfrentar sus propios desafíos de manera inteligente. De esta manera y con la adopción de los avances digitales, podremos prepararnos para la era de la nanotecnología que cambiará el mundo, más de lo que hizo la informática. No existe una cifra en concreto.

¿Cómo debe trabajar la región para progresar junta?

Todos los países deben empezar a trabajar como región para promover la innovación en todos los campos; apoyar a quienes desafían el futuro con nuevas modalidades de creación de cosas o la industria, sumar fuerzas y enfrentar retos juntos. Esto significa promover el emprendimiento. Hoy día se está creando la Asociación de Emprendedores de América Latina (Asela) que nació en Chile en el 2013, y que está posicionándose en Argentina, Perú, México con más de 500 miembros cada uno. En el caso de Ecuador, los emprendedores deben unirse y poner en marcha una sola organización para unirse a Asela. De esta manera se pueden emplear políticas competitivas para que los emprendeores sigan fomentado la innovación.