Las devoluciones se harán por las exportaciones realizadas desde febrero de este año. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

Los países más afectados por la caída de las exportaciones son Ecuador, Colombia, Venezuela, Bolivia y Trinidad y Tobago. Foto: Enrique Pesantes/ LÍDERES

Agencia EFE
Alfonso Fernández
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 9
No 1

Ecuador, entre los países con más caída en sus exportaciones

14 de diciembre de 2015 16:47

Las exportaciones de América Latina y el Caribe volverán a caer por tercer año consecutivo en 2015, con Venezuela y Colombia como países más afectados debido al descenso del precio del petróleo, y Guatemala y El Salvador como únicas excepciones de la pérdida generalizada.

La bajada de este año será de alrededor del 14%, hasta los 914 000 millones de dólares, según el estudio "Estimaciones de las Tendencias Comerciales de América Latina y el Caribe 2016", publicado hoy, 14 de diciembre, por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Como principales causas, el organismo apunta a la "fuerte corrección de los precios de los bienes exportados y a la débil demanda de los principales socios comerciales".

"La mayor contracción comercial desde el colapso de 2009 es un llamado para implementar políticas de diversificación exportadora", afirmó Paolo Giordano, economista principal del Sector de Integración y Comercio y coordinador del estudio.

El reporte subrayó que "el comportamiento de las exportaciones de la región participa -aunque de modo más intenso- de la tendencia instalada en el comercio global, cuyo valor global acumuló una reducción interanual del 11,9 % entre enero y septiembre".

Lideran los descensos Venezuela (-49 %) y Colombia (-35 %), con las mayores tasas de contracción, seguidos por Bolivia (-32 %), Ecuador (-28 %) y Trinidad y Tobago (-27 %).

Por subregiones, Suramérica y el Caribe han sido los más dañados por esta caída, con un descenso del 21 y el 23%, respectivamente; frente a Centroamérica, que registró un caída más moderada de en torno al 7%.

Precisamente, es en el istmo centroamericano donde se encuentran las únicas dos economías que se espera registren alzas en sus exportaciones este año: El Salvador (2%) y Guatemala (6%), ambos impulsados por una fuerte expansión de los envíos de azúcar a China.

México, por su lado, responsable de más de un tercio del total de las exportaciones regionales, las verá reducirse un 4%, hasta los 383 millones de dólares al término de 2015.

De acuerdo con el informe, estos datos reflejan la marcada reducción de los precios de productos básicos, con alimentos como el café, el azúcar o la soja con un descenso de media de entre el 20 % y el 25 % en el año, mientras que materias primas como el petróleo y el hierro han registrado colapsos de en torno al 50 %.

También constatan la ralentización económica global, con un descenso en los destinos de las exportaciones del 18% con la Unión Europea (UE), un 14% con China, y un 19% en el comercio intrarregional.

En el caso de China, uno de los principales compradores de materias primas latinoamericanas, registró "una aguda contracción en la primera parte del año, que se fue moderando en meses ulteriores".

El informe recalca que pese a las expectativas de repunte en las exportaciones a EE.UU. dada su mejoría económica, estas se vieron neutralizadas por la abrupta caída del valor de los envíos de petróleo, por lo que se espera que las exportaciones de la región a la primera economía global cierren 2015 con un descenso del 7%.

En general, el BID recalcó "la alta vinculación del ciclo económico de los países latinoamericanos y caribeños con el desempeño de su sector externo", por lo que insistió en la necesidad de apostar "diversificación comercial".

Para 2016, agregó, los riesgos para el crecimiento de las exportaciones de la región están "sesgados a la baja".

Por un lado, señaló que "no se vislumbran indicios de una reversión de la fase bajista de las cotizaciones de las materias primas, que se acercan a los mínimos del inicio del auge exportador a inicios de los años 2000".

A ello se le suma que "el modesto crecimiento" de EE.UU. y la Unión Europea ahora se conjuga con una desaceleración de la economía de China y con una erosión del propio intercambio intrarregional, "lo que resta impulso a la demanda de exportaciones".

Y, por último, la esperada continuación en la "sostenida apreciación" del dólar si finalmente la Reserva Federal (Fed) sube los tipos de interés de referencia esta semana.