Ahorrar a largo plazo implica disciplina. Foto referencial: Pixabay

Ahorrar a largo plazo implica disciplina. Foto referencial: Pixabay

Lucia Vasconez
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 16
No 8

Cinco opciones para convertirse en un inversionista

15 de mayo de 2015 18:11

Todos podemos ser inversionistas. No es necesario tener una gran fortuna, pero si disciplina y paciencia, según los expertos, ya que todo inicia con el ahorro.

El economista Claudio Creamer señaló que lo recomendable es destinar un porcentaje específico para el ahorro mensual, que puede ser entre 10 y 30% del salario. Antes de colocar su dinero en una entidad financiera debe analizar las ofertas del mercado y optar por la que más le convenga.

Después de haber ahorrado una cierta suma, puede invertirlo y así tener ganancias futuras, según el manual del inversionista publicado por Diners Club. Hay muchas formas de hacerlo, las más comunes en el país son:

1. Pólizas a plazo fijo. Esta se realiza en una institución financiera regulada a un plazo determinado. El interés que genera depende del monto y del tiempo. Puede invertir a 30 días o más.

2. Acciones. Son documentos que representan las partes en que se divide el capital social de una empresa. Cuando alguien compra acciones debe verificar que con el tiempo vayan a ganar valor. Las ganancias dependen de los buenos resultados de la empresa.

3. Negocios. Estos representan un buen potencial de ganancias, pero dependen del mercado y la empresa. La inversión en negocios consiste en colocar el dinero en una iniciativa comercial que cree un servicio o producto para la venta.

4. Bienes raíces. Esta opción genera varias formas de ganancias, puede ser de manera mensual si se compra una casa, terreno o local para ponerlo en arriendo o ganancias a largo plazo por la generación de plusvalía.

5. Bonos. Se trata de papel moneda emitido a un tiempo determinado por un Estado o una empresa. Este tipo de inversión es a largo plazo y generalmente son negociados en el mercado.

Los beneficios de invertir son múltiples, entre ellos están:

- Ganar rentabilidad de un capital ocioso que no esté generando ningún tipo de interés, o un interés bajo.
- Tener ingresos adicionales.
- Generar plusvalía, si se invierte en bienes inmuebles
- Incrementar el patrimonio.
- Asegurar el bienestar de la familia

Los especialistas aconsejan que si usted ya ha decidido invertir, lo haga de una forma segura y en instituciones financieras calificadas. Además señalan que es importante evaluar que la tasa de interés promedio que va a ganar sea mayor a la que le pagaría un banco por sus ahorros.