placeholder
El petróleo y el dólar fueron los principales actores que marcaron a la economía nacional en los últimos 20 años. Foto: Archivo

El petróleo y el dólar fueron los principales actores que marcaron a la economía nacional en los últimos 20 años. Foto: Archivo

El país pasó de su crisis más severa a un nuevo ‘boom’

13 de noviembre de 2017 15:47

La economía ecuatoriana pasó en las últimas dos décadas de su crisis más severa a un ‘boom’ petrolero solo comparable con el registrado en la década de los 70 y entre estas hubo variaciones ocasionadas por factores externos. Eso ocurrió con un factor adicional y singular: el cambio del sucre por el dólar.

El uso de la moneda estadounidense sin duda marcó a la economía nacional en sus distintos ámbitos como el comercial, financiero, finanzas públicas, industrial, entre otros. El dólar generó estabilidad para proyectarse en el mediano y largo plazos en las inversiones, créditos, salarios, transacciones..., lo que posibilitó la expansión de actividades comerciales, construcción, entre otras.

Por otro lado, obligó a que los empresarios busquen nuevas e innovadoras estrategias para mejorar su competitividad y no depender de las devaluaciones para reducir sus precios de venta en el exterior. En la actualidad, acuden al mejoramiento de la calidad, inversiones tecnológicas, nuevos productos y/o apertura de nuevos mercados.

Lo que no cambió en estas dos últimas décadas es la dependencia petrolera que tiene el Ecuador.Las variaciones internacionales del precio del crudo siguen marcando el desempeño de las finanzas públicas y se reflejó, sobre todo, en el gobierno de Rafael Correa porque el sector público se convirtió en el principal actor económico.

Al reducirse los ingresos petroleros, el país enfrentó una recesión que afectó a todos los sectores. La repuesta del Gobierno fue acudir al endeudamiento.