placeholder
Stalin Rivera y Antony Morán revisan granos de cacao en la bodega de Unocace, en el recinto El Deseo. Foto: Joffre Flores / LÍDERES

Stalin Rivera y Antony Morán revisan granos de cacao en la bodega de Unocace, en el recinto El Deseo. Foto: Joffre Flores / LÍDERES

Un plan para renovar 200 hectáreas de cacao se ejecuta

3 de mayo de 2017 16:06

Aumentar la producción de cacao y diversificar los cultivos en las zonas agrícolas, son los dos objetivos principales del proyecto Finca.

Esta iniciativa, impulsada desde el 2016 por la Unión de Organizaciones Campesinas Cacaoteras del Ecuador (Unocace), junto con la empresa Chocolates Halba y la fundación suiza Swisscontact, se desarrolla en las cuatro zonas cacaoteras del país: Guayas, El Oro, Los Ríos y Bolívar.

Según el presidente de Unocace y coordinador del Proyecto Finca, Víctor Hugo Bajaña, hasta el primer trimestre de este año se han renovado unas 200 hectáreas de cacao en las cuatro provincias mencionadas.

El programa surgió por la preocupación de los agricultores debido la baja producción de sus plantaciones viejas, que tienen entre 70 y 80 años.

El proyecto Finca tiene una duración de cuatro años. Hasta el 2019, el sector espera producir al menos una tonelada de cacao al año con materiales mejorados, altamente productivos y tolerantes a las enfermedades como la escoba de bruja y la moniliasis, también conocida por los agricultores como monilla.

Uno de los productores que forma parte de este proyecto es Jorge León, cuya finca está ubicada en el recinto La Pilas del cantón Milagro (Guayas). En su terreno de tres hectáreas, destinó una para renovar los cultivos cacao. Pero, aún no ha logrado resultados. Las lluvias en el primer trimestre del año destruyeron sus cultivos.

Ahora espera que el invierno termine para volver a sembrar. León es paciente. Dice que el proyecto es beneficioso. “Tomará tiempo, pero de aquí a un año veremos buenos resultados”.

Andrés Pérez es otro de los productores asociados que ya ha renovado sus plantaciones por nuevos sembríos. En su finca de 3,7 hectáreas espera duplicar la producción y generar más de 6 quintales. En su terreno, ubicado en el recinto Cristalina, parroquia Chogo del cantón Milagro (Guayas), ha sembrado otros árboles frutales como naranja, mandarina, limón, mango y achotillo.

El proyecto Finca busca, precisamente, la diversificación. “Queremos cambiar esa visión de monocultivo y más bien de tener un sistema de cultivos dentro de esa parcela, queremos ver árboles frutales, madera y otras plantas de ciclo corto”, explica el presidente de Unocace.

Otras plantas que se han sembrado son: plátano, guayacán, caoba, laurel y cedro. Según Bajaña, el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap) también ha dado su aporte en esta iniciativa entregando 140 000 plantas de cacao para la forestación.