Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 8
No 1

A cualquier edad se colecciona muñecos

Para Elena Chiriboga es fácil recordar todos los nombres de los personajes y eventos de la WWE (World Wrestling Entertainment). Cuando un cliente entra a Ring Side, su tienda temática de lucha libre, se admira del conocimiento y de la asesoría que Chiriboga les brinda.

El negocio lo inició hace 13 años, debido a que coleccionaba muñecos de lucha libre. Estos artículos los conseguía, bajo pedido, en EE.UU. y los vendía en su domicilio. Empezó con cinco unidades.

Ahora tiene un local en el Centro Comercial Espiral (norte de Quito). Oferta DVD, camisetas, máscaras y productos relacionados con este entretenimiento.

Cada figura cuesta entre USD 35 y 50. La mayoría de sus productos los importa de EE.UU. El precio varía de acuerdo con el tipo de luchador; si es un personaje clásico, el costo es más elevado. El valor sube además, según el número de accesorios con los que cuenta el muñeco.

Cada mes, Ring Side factura cerca de USD 2 000. El año pasado, solo por la venta de figuras vendió 24 000, el doble que vendió en el 2010.

Javier Montenegro, quiteño de 26 años de edad, es fanático de la lucha libre. Colecciona muñecos desde los 13 años. Actualmente tiene unos 70. Invierte cerca de USD 50 mensuales para ampliar su colección. “La autenticidad es importante para los coleccionistas. Nos podemos dar cuenta de eso por los detalles de cada muñeco”, dice Montenegro.

En este mercado existen dos tipos de compradores: los aficionados momentáneos y los coleccionistas. Así lo sostiene Joseph Columbo, administrador de la tienda Rockys, en el Centro Comercial el Bosque (norte de Quito).

Así, un muñeco de la serie Mazinger, con demanda por coleccionistas, puede costar USD 350. Estos artículos se importan desde Japón y tienen un certificado de autenticidad de la marca Bandai, fabricante de las figuras de series japonesas.

Esta tienda importa mensualmente, desde EE.UU. y Japón, unas 210 unidades. Factura entre de USD 5 000 a 6 000, cada mes, en promedio.

Columbo explica que el comprador de este tipo de figuras son niños y adultos del segmento socioeconómico medioalto. Los de menor edad prefieren los personajes de películas de moda. Y los clientes de 25 a 40 años buscan personajes clásicos, de series animadas o lucha libre.

Otra tienda que ofrece estos productos es Video Box, en el Centro Comercial el Bosque (norte de Quito). Abrió sus puertas en 1999. Se especializa en figuras de películas, series de televisión y lucha libre.

Daysi Chauca, asistente administrativa de Video Box, señala que este segmento de mercado experimentó un crecimiento en los últimos tres años por los eventos de lucha libre que llegaron al país.

En abril pasado la tienda facturó USD 6 400 por la venta de muñecos. Por un total de 693 unidades.