Ivana Zaurich. Redacción Cuenca
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

La educación financiera ayuda al empleado

El consumo con tarjetas de crédito en Ecuador bordeó USD 7 200 millones el año pasado, según la Superintendencia de Bancos y Seguros.

Más que una cifra reveladora, indica la alta liquidez del mercado y un consumidor que responde a ese entorno. Las tarjetas de crédito dejaron de ser exclusivas de los bancos, ya que también las otorgan aerolíneas, supermercados, almacenes, restaurantes..., indica el asesor financiero, Ricardo Varas.

Esa oferta llega hasta las empresas, donde ejecutivos de cuentas de entidades bancarias ofrecen este servicio a los empleados, según el consultor de RR.HH., Francisco Páez. Desde su experiencia, pocas organizaciones se preocupan por el endeudamiento de sus colaboradores. No filtran la aprobación de estos préstamos. Para este consultor, el área de Recursos Humanos no debe limitar las compras de un empleado.

Lo que sí es responsabilidad de la compañía es dictar talleres sobre educación financiera, para enseñar la importancia del ahorro y las inversiones, enfatiza Páez.

Martha Ruiz es asistenta de Gerencia en una firma textilera. Cada dos meses recibe visitas de vendedoras de joyas, cosméticos u ofertas de tarjetas con cupo para comprar en almacenes de ropa. Asegura que destina hasta un 15% de sus ingresos mensuales en este tipo de adquisiciones. Además, tiene tres tarjetas de crédito que también usa y generan intereses. Desconoce qué es la educación financiera y quisiera ahorrar, para asegurar su futuro.

El caso de Ruiz es común, señala la directora de Talento Humano de Softronica, Carla Martínez. Los empleados se endeudan, porque adquieren productos a seis meses o un año.

“En Softronica no tenemos una política para evitar estas compras, pero sí publicamos boletines en la red interna sobre la importancia del ahorro”. Además, se incentiva a los colaboradores en la compra de bienes raíces, que son más importantes que la ropa y carteras. Para esto otorgamos préstamos y asesoramos en la diligencia de los créditos hipotecarios.

Para el consultor de Ecuaworkers, Daniel Vásquez, en Ecuador aún es incipiente la educación financiera, pero paulatinamente toma fuerza. “Las empresas aún no ven su potencial, pero si sus colaboradores tienen una estabilidad financiera rinden más en sus labores”.

Por eso, es necesario que las organizaciones instruyan a sus empleados en el manejo de sus finanzas. No se trata de prohibir las ventas u oferta de tarjetas en el lugar de trabajo, añade Vásquez, sino de que el consumidor controle los impulsos de compra.

Martha Ruiz señala que en lo que va de este año ha gastado USD 200 en zapatos. Va a instruirse sobre el tema, para ver si es posible adquirir una vivienda.

Ricardo Varas dice que las personas deben entender que los pequeños gastos suman y podrían invertir en bienes inmuebles. Eso es educación financiera.